Saturday, May 18, 2019

LA VERDAD DE LAS MENTIRAS, EN ARGENTINA


 
 Foto: primiciadiario. com
Cosme Beccar Varela   
 Como decía el prócer cubano del siglo XIX José Martí y yo lo recordaba en el artículo anterior de este periódico Nro. 1620 del 14/5/2019: "En política sólo se ve lo que no es verdad". Como estoy convencido de que ese juicio sobre la política es absolutamente verdadero, la política actual tal como la presentan los diarios y los políticos, es despreciable y poco interesante. ¿A quién puede importarle un relato que es todo falso y mentiroso? Por eso casi no leo el diario, a no ser para tratar de descubrir que es lo que se quiere ocultar detrás de las mentiras que publican.

Ahora tenemos todo el "show" de la Corte Suprema (integrada por unos individuos que nada tienen de "supremos" a no ser en la magnitud de sus prevaricaciones y el monto de sus sueldos) que acaba de embrollar el juicio que, supuestamente, se le sigue a la ex-usurpadora presidencial por algunos delitos menores en el conjunto de los inmensos robos que cometió en su carrera política. Sobre estos últimos no hay persecución judicial ni de ninguna clase. Con una lentitud inexplicable un juez de los que integran la lista de los prevaricadores y de aspecto payasesco, la procesó por esos asuntos menores y ahora debía ser enjuiciada por un Tribunal Penal Oral.  El Martes 21/5 es la primera audiencia ante éste tribunal. Pero hete aquí que la Corte Suprema decide, mediante una acordada, pedir el expediente (que consta de 60 cuerpos) para "estudiarlo". Semejante ingerencia del Tribunal superior no tiene sustento en ley alguna. Sólo en la vieja ley de la selva en la que el tiene más fuerza, es ley.  

Macri finge estar enojado por esa decisión y arma un pequeño escándalo. Las "redes sociales" (un nuevo invento cuyo origen y existencia es difícil de verificar) convoca a un "cacerolazo" en protesta por la actuación de la Corte porque, al parecer, suspendía “de facto” el procedimiento del Tribunal Oral birlando el expediente de 60 cuerpos. El "cacerolazo" no existió a no ser en las páginas de los diarios oficialistas ("La Nación" entre ellos) pero Macri le dio importancia calificándolo como un "pronunciamiento del pueblo". Inmediatamente la Corte se sintió aludida y aunque, según la Constitución, nadie puede atribuirse la representación del pueblo y menos aún modificar lo resuelto por la Corte Suprema que, también según la teoría, es una especie de Júpiter tonante que habita en las regiones superiores del Olimpo, resolvió aclarar, en una especie de falso retroceso, que su arrebatiña del expediente no suspendía la audiencia del martes 21 ante el Tribunal Oral. De manera que, al parecer, habrá audiencia, pero sin expediente.

En rigor esas audiencias en las que consiste actualmente el juicio penal oral, desde que fue reformado el Código Procesal de la materia, son exclusivamente verbales, inclusive la sentencia. No puedo dar más detalles porque no soy penalista (ni lo quiero ser, como dice el canto) pero es claro que las pruebas acumuladas en la etapa de instrucción (o como se llame ahora) están en el expediente y en rigor no podría realizarse el juicio oral sin tener el expediente de instrucción en la Sala, disponible para cualquier consulta. Pero todo es posible en este peligroso galimatías y reino de la arbitrariedad que es el procedimiento penal... De manera que la Corte pudo retrasar el juicio oral llevándose el expediente y pudo sostener tres días después que el juicio seguía y la audiencia en que debe declarar la ex-usurpadora presidencial, se realizará... Pero aún así, sólo se hará si quiere el Tribunal Oral porque éste puede abrir la audiencia "para la foto" y después suspender todo el procedimiento por tiempo indefinido hasta que le devuelvan el expediente, cosa que puede ocurrir dentro de varios meses o años, dado que son 60 cuerpos y tienen que leerlo los cinco ministros de la Corte o sus respectivos relatores.

Conclusión: mucho ruido y pocas nueces mientras que la descarada CFK, que se apropió indebidamente de una fortuna gigantesca en su larga carrera política, que incluye la ocupación del todopoderoso sillón de Rivadavia durante 12 años, sumando al suyo el período de su delictiva “pareja”, (alias "el tuerto") seguirá tan campante con sus fueros de senadora y amenazadora candidata presidencial; Macri quedará como un servidor de la Justicia en combate contra la impunidad (aunque es sabido que lo beneficia a él como empedernido deshonesto desde que era jovencito y negociaba cosas junto a su padre, il capo y maestro de todas las trampas redituables y sigue en eso); la Corte pasará a ser la inamovible benefactora del peronismo y la campeona de la prevaricación exenta de todo reproche y los diarios seguirán dedicados a su tarea desinfomadora, como siempre, para mantener a los "buenos patriotas" en el país de Babia.

Esa es la verdad de las mentiras.

No comments:

Post a Comment