Saturday, August 4, 2018

AGLOMERACIONES Y MAL SERVICIO EN LOS HOSPITALES DE CUBA

ICLEP-AMANECER HABANERO: Deficiente atención médica.

Imagen de las consultas en el Hospital Julio Trigo

Texto y foto: Reynaldo Guerras Jiménez . Periodista Ciudadano
Arroyo Naranjo, La Habana, 3 de agosto, 2018
La deficiente atención médica que atraviesa Cuba, provoca hacinadas consultas, generando largas horas de espera en centros hospitalarios.
La deficiente atención médica que atraviesa Cuba, provoca hacinadas consultas, generando largas horas de espera en centros hospitalarios. La administración del lugar se limitó a comentar acerca de la situación del centro, que no cubre todas las especialidades para consultar a los pacientes.
Las consultas del Hospital Docente Julio Trigo, se encuentran hacinadas y repletas de pacientes que tienen que esperar largas horas para ser vistos por algún especialista. El problema es constante y no ha mejorado la situación del centro que desde hace varios años es sometido a interminables reparaciones, según un trabajador del lugar que prefirió hablar en condición de anonimato la realidad es que esto se debe a la ausencia de galenos para atender a la población, debido al programa de exportación de servicios médicos que continúa siendo una importante fuente de ingreso para el gobierno.
En la década de los ochenta la isla mostraba una mejora en los servicios médicos y hospitalarios, pero con la desaparición del campo socialista, y la no implantación de nuevas estrategias dentro de la economía cubana, como la apertura económica real y no cosmética, ha habido un gran retroceso, que dio al traste la actual situación que exhiben muchos hospitales en la capital. Cuba mantiene hoy, solamente en la república de Venezuela, más de treinta mil personas que prestan sus servicios, y un sin número de médicos repartidos por todo el orbe como parte de su política de exportación de los servicios médicos.
Aunque asegura que no es la razón por la cual en los policlínicos y hospitales no se les brinda a la población una buena atención. “Estoy desde las cuatro de la mañana levantada, para marcar para la cola de ginecología, porque sino vengo temprano me voy para mi casa a las cuatro de la tarde”, argumentó Osleydis Rivero, vecina de la calle 7ma entre 2da y 3ra en la comunidad de Mantilla.
"La atención en nuestros centros no mejora hasta que no vuelvan nuestros médicos que están en todo el mundo no haciendo una labor altruista, sino llenándole el bolsillo a unos pocos" aseguró la doctora María Herrera.

No comments:

Post a Comment