Saturday, June 30, 2018

SIGUEN APARECIENDO DIPLOMÁTICOS AFECTADOS POR SONIDOS EN CUBA


Otro caso confirmado eleva a 26 el número de funcionarios de EEUU enfermos en Cuba




Embajada de EEUU en La Habana. (EFE)
El Departamento de Estado de EEUU dijo este jueves que otro diplomático fue víctima de los ataques a la salud en Cuba, cuya confirmación eleva a 26 el total de afectados por los incidentes aún no esclarecidos.
Según un reporte de la AP, la portavoz de la Cancillería estadounidense, Heather Nauert, dijo que el diplomático fue "medicamente confirmado" este jueves de haber experimentado síntomas similares a los reportados por otros miembros del equipo de funcionarios estadounidenses destacados en La Habana.
Nauert añadió que este caso, y otro confirmado la pasada semana, son el resultado de un incidente ocurrido a finales de mayo en una residencia diplomática en la que ambos oficiales estaban presentes. Son dos los primeros casos confirmados en La Habana desde agosto de 2017.
Los pacientes afectados presentan una serie de síntomas que van desde lesiones cerebrales traumáticas leves o conmoción cerebral, mareos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y visuales, molestias en los oídos, pérdida de audición, y dificultad para dormir.
Nauert señaló que el Gobierno de Cuba ha asegurado a EEUU que continuará la investigación.
Además de los 26 casos de Cuba, hay un trabajador de un consulado estadounidense en el sur de China, lo que genera preocupaciones de que los incidentes en la Isla se hayan diseminado. Decenas de otros trabajadores en consulados en China están siendo examinados ahora, incluyendo algunos que regresaron a EEUU para análisis más avanzados.
El Departamento de Estado los llama "ataques específicos", pero no ha dicho qué los causó ni quién. El Gobierno cubano ha negado categóricamente haber estado involucrado o conocimiento. Recientemente, Washington reiteró las demandas de que La Habana determine la fuente de los "ataques" contra la salud de los diplomáticos estadounidenses. El régimen cubano respondió de nuevo negando responsabilidad alguna en los incidentes y alegando "motivaciones políticas" por parte de la Casa Blanca.
En una reunión en entre funcionarios de alto nivel de los dos países, el Departamento de Estado dijo que planteó de nuevo el asunto, que ha causado una considerable reducción del personal en la embajada estadounidense en La Habana.
Reiteró "la necesidad urgente de identificar la fuente de los ataques contra diplomáticos estadounidenses y asegurarse de que cesen".
En una declaración, el MINREX dijo que llamó al Gobierno estadounidense a "desistir de la continua manipulación política de los alegados casos de salud".
En el último encuentro para tratar el asunto el régimen demandó el levantamiento de la que calificó "arbitraria" alerta de viajes, que "obstaculiza los intercambios científicos, académicos, culturales, religiosos y empresariales y las visitas de estadounidenses".

No comments:

Post a Comment