Saturday, May 5, 2018

MADURO AMENAZA CON TOMAR LAS ARMAS SI LLEGA UN GOBIERNO QUE 'ENTREGUE LAS RIQUEZAS' DEL PAÍS


Maduro amenaza con tomar las armas si llega un Gobierno que 'entregue las riquezas' del país




Nicolás Maduro
El presidente de Venezuela y aspirante a la reelección, Nicolás Maduro, dijo que está dispuesto a tomar las armas si "algún día" llegara al poder un Gobierno que "pretenda entregar las riquezas" del país a los "gringos", mientras sus rivales continuaron sumergidos en la campaña electoral, reportó EFE.
"Y si algún día llegara un gobierno que pretenda entregar las riquezas yo sería el primero que daría un grito y tomaría un fusil para hacer revolución armada con el pueblo si fuese necesaria. Sería el primero que lo haría y llamaría al pueblo a las armas, sí lo haría, porque aquí hay dignidad", dijo en un acto de campaña de cara a las elecciones presidenciales del 20 de mayo.
Desde el estado centro costero de Vargas, Maduro indicó que hay que defender el país y que "nadie puede creerse con el poder de ofrecer las riquezas de Venezuela a los gringos".
"Me niego, me niego mil veces", agregó.
En tal sentido, acusó al candidato opositor Henri Falcón de querer entregarle el país a "los gringos" y a las "oligarquías europeas".
"Hay que estar alerta porque la oferta" de los candidatos de "la derecha opositora" venezolana "es entregar la patria a los gringos, a las oligarquías europeas", añadió y pidió a sus simpatizantes "unir fuerzas" para "defender" al país.
Volvió a pedir a la población que le dé diez millones de votos en los próximos comicios y le instó a apoyarle con concentraciones para dar una "respuesta en las calles". Asimismo, reiteró que no le importa si es reconocido o no por Europa o EEUU de llegar a ganar nuevamente las elecciones presidenciales y que solo le da importancia a lo que diga su pueblo.
"Ahí andan alborotados los oligarcas porque van para Europa, porque están en Washington los oligarcas (diciendo) 'a Maduro no lo van a reconocer en el mundo', qué carajo me importa", dijo.
Y agregó: "Si me reconoce el noble pueblo de Venezuela, qué carajo me importa lo que diga Europa, qué carajo me importa lo que diga Washington".
Maduro dijo que no le tiene miedo "a nada" y a "nadie".
"El imperialismo es un tigre de papel, que digan lo que les dé la gana decir, en Venezuela mandamos los venezolanos y las venezolanas", apuntó.
En las elecciones presidenciales que se celebrarán en 18 días no participará la mayor alianza de partidos opositores, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por considerar que las condiciones para estos comicios no son justas ni transparentes.
En estas votaciones los venezolanos podrán elegir entre el actual presidente, Nicolás Maduro; el exgobernador opositor Henri Falcón; el expastor evangélico Javier Bertucci; el empresario Alejandro Ratti, y el ingeniero Reinaldo Quijada.
Todos ellos se encuentran recorriendo los distintos estados del país desde el pasado 22 de abril hasta el 17 de mayo, para sumar apoyos y vencer la abstención, que aseguran promueve la MUD.
Como parte de sus actividades en el estado Apure (suroeste), el candidato Bertucci prometió mejoras económicas de resultar electo, tras criticar las medidas que en esta materia ha tomado el Gobierno de Maduro.
El expastor evangélico recalcó su promesa de un salario mínimo de 300 dólares (250 euros), al cambio en bolívares, y prometió levantar el férreo control cambiario que rige en el país desde el año 2003.
Por su parte, el aspirante Falcón visitó el estado Trujillo (oeste) desde donde pidió a los trabajadores de la administración pública que le den su apoyo para lograr que Venezuela "funcione".
Falcón también celebró la decisión del diputado opositor Enrique Márquez de apoyarlo en su candidatura, algo que solo compromete al parlamentario, pues el partido en el que milita, Un Nuevo Tiempo (UNT) indicó que no comparte su posición.
Sin embargo, Falcón dijo a la oposición, a través de su cuenta de Twitter, que "es la hora de sumar y avanzar por #Venezuela" y les pidió asegurar "la gran derrota electoral de este Gobierno" el próximo 20 de mayo.
EEUU dice que Venezuela no debería estar en la OEA ni irse voluntariamente
El nuevo embajador de EEUU en la OEA, Carlos Trujillo, dijo el miércoles que Venezuela no debería estar en esa organización y no tendría que irse voluntariamente, al considerar que no respeta ni la democracia ni los derechos humanos.
"No sé cómo Venezuela tiene un sitio en la mesa, es algo que desde la perspectiva de EEUU no podemos aceptar", declaró Trujillo a un grupo de periodistas, entre ellos de EFE, tras su ceremonia de jura del cargo ante el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.
"No deberían ser miembros y no deberían irse voluntariamente (...) No deberían ser miembros de una organización que lucha por la democracia y los derechos humanos, ¿cómo podemos mirarnos en el espejo?", agregó el nuevo embajador, de origen cubano.
Trujillo recordó así que Venezuela ya pidió dejar la OEA el pasado 28 de abril, una salida que no será efectiva hasta dos años después, en esa misma fecha de 2019.
"Dicen que quieren irse, pero siguen participando. No pagan sus cuotas, pero siguen (...) No muestran signos de irse", apuntó al respecto.
Venezuela decidió solicitar oficialmente su salida de la OEA, algo sin precedentes en el organismo, por su rechazo a que un amplio grupo de países de esa organización y el secretario general, Luis Almagro, abordaran sin su consentimiento la crisis en el país.
Sin embargo, sus representantes han seguido participando en las sesiones de la OEA, aunque se mantiene su decisión de dejar el organismo el año próximo.
"¿Cómo pueden ser miembros de una organización que lucha por la democracia y los derechos humanos si no están de acuerdo con eso?", insistió Trujillo, que se expresó en términos mucho más duros que sus predecesores en el cargo.
No obstante, evitó decir si Venezuela debería ser excluida de la Asamblea General de la OEA, que se celebra en junio en Washington, como ya lo fue de la Cumbre de las Américas de Lima en abril.
"La OEA es la anfitriona y ellos son responsables de las invitaciones", dijo al respecto, para dejar claro que, aunque la reunión se celebre este año en EEUU, no le corresponde a su Gobierno tomar esa decisión.
Por el momento, según todas las fuentes consultadas por EFE, no hay apoyo suficiente en la OEA para que Venezuela sea expulsada de esa organización.
Además, incluso gobiernos muy críticos con el presidente Nicolás Maduro lamentaron la decisión de abandonar la organización y le han pedido varias veces que la reconsidere.
Las declaraciones de Trujillo se desmarcan así de lo que ha sido hasta ahora la tónica general en la OEA, donde siempre se ha mantenido que había que ayudar a Venezuela, pero manteniéndola dentro del organismo.

No comments:

Post a Comment