Sunday, May 20, 2018

LA BODA REAL Y LOS CONVIDADOS DE PIEDRA


Un grupo de fantasmas tomó su sitio en la Boda...

Prince Harry and Meghan Markle in St George's Chapel at Windsor Castle for their wedding in Windsor, Britain, May 19, 2018. Dominic Lipinski/Pool via REUTERS

Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
El príncipe Harry de Inglaterra y la estadounidense Meghan Markle se casaron el sábado en una esplendorosa boda en Londres.
Mientras se llevaba a cabo el casamiento real entre Harry y Meghan, fantasmas del pasado tomaban su lugar en la Iglesia:
Eran David, el Rey que abdicó al trono por amor; la princesa Margarita, hermana de la Reina Isabel, que no obtuvo el permiso para casarse con Peter Townsend; y la Princesa Diana, reemplazada en el corazón del príncipe Charles por Camila, su amor de siempre.

Eduardo VIII
Renunció al trono por amor

Eduardo VIII , fue rey del Reino Unido y los dominios de la Mancomunidad Británica y emperador de la India, desde la muerte de su padre el 20 de enero de 1936 hasta su abdicación el 11 de diciembre del mismo año.
Antes de su ascenso al trono, Eduardo ostentó sucesivamente los títulos de príncipe Eduardo de York, príncipe Eduardo de Cornualles y York, duque de Cornualles y Rothesay, y príncipe de Gales.
En su juventud sirvió en la Primera Guerra Mundial, realizó varias giras por el extranjero en representación de su padre, Jorge V, y fue asociado con una sucesión de mujeres casadas de mayor edad que la suya.
A sólo unos meses de iniciar su reinado, Eduardo causó una crisis constitucional cuando le propuso matrimonio a la celebridad estadounidense y dos veces divorciada Wallis Simpson. Los primeros ministros del Reino Unido y los dominios se opusieron al matrimonio, argumentando que el pueblo nunca la aceptaría como reina. Eduardo sabía que el gobierno encabezado por el primer ministro británico Stanley Baldwin renunciaría si los planes de matrimonio seguían adelante, lo que obligaría a convocar nuevas elecciones generales y podría arruinar irremediablemente su condición de monarca constitucional, políticamente neutral.
En lugar de renunciar a su amor por la señora Simpson, Eduardo decidió abdicar. Fue sucedido por su hermano menor, Alberto, que eligió usar el nombre de Jorge VI. Con un reinado de sólo 325 días, Eduardo fue uno de los monarcas de más corta duración en el trono en la historia del Reino Unido y nunca llegó a ser coronado.
Después de su abdicación fue nombrado duque de Windsor y, en 1937, recorrió la Alemania nazi. Durante la Segunda Guerra Mundial fue destinado en un primer momento con la Misión militar británica a Francia, pero, después de acusaciones privadas de que mantenía simpatías pronazis, fue enviado a las Bahamas como gobernador.
Después de la guerra, nunca se le dio otro cargo oficial y pasó el resto de su vida en el retiro.
La Princesa Margarita

Tuvo un gran romance con el coronel Peter Townsend, y fue ampliamente conocida en las columnas de chismes por su romanticismo malogrado y luego por su vida transcurrida en fiestas.
A pesar de la honorable carrera de Townsend, no había ninguna posibilidad de que se casase con la princesa por estar divorciado. La relación causó una gran controversia en los primeros años de la década de los cincuenta.
Después de algunos intereses románticos, incluyendo el futuro primer ministro canadiense John Napier Turner,  Margarita se casó con el fotógrafo Antony Armstrong-Jones, en la abadía de Westminster, el 16 de mayo de 1960.
La ceremonia de matrimonio puede ser considerada como la primera boda real «moderna», gracias a la amplia disponibilidad de la televisión en el Reino Unido.
En 1961, al esposo de la princesa se le otorgó el título de conde de Snowdon; por ello, Margarita obtuvo formalmente el título de Su Alteza Real la princesa Margarita, condesa de Snowdon.
Tuvieron dos hijos. La pareja se divorció. La princesa Margarita,  falleció el 9 de febrero de 2002 víctima de un accidente vascular cerebral a los 71 años de edad.
La princesa Diana
 

La historia de la Princesa Diana es  triste y conmovedora.
Confesó abiertamente: "Eramos tres en el matrimonio y eso era demasiada gente". A poco de casada encontró un estuche con una joya en forma de brazalete-pulsera destinado a Camila, con dos letras C enlazadas.
Su repentina y misteriosa muerte en París en un accidente automovilístico, conmocionó al mundo en una forma pocas veces antes vista.
Diana era la esposa del príncipe Carlos y sus problemas matrimoniales eran la comidilla de aquellos años.
Reportes de infidelidades por parte de su marido se escuchaban cada vez mas fuertes, y esta situación terminó con la separación de la pareja y toda una serie de trágicos eventos que siguieron a ello que terminó con la muerte de la princesa Diana de Gales.
 Conocida por su trato siempre amable y amoroso, Diana era una líder amada por su pueblo y en casi todos los rincones del mundo. Su vida fue corta, pero fue mucho lo que logro en su tiempo, y para siempre se ganó un lugar en la historia.

En el matrimonio de Harry con Meghan hubo un puesto vacío que le habría correspondido a Diana, junto a otros malogrados en el amor.
Los tiempos han cambiado: Harry y Meghan han roto tradiciones y protocolos con su boda. Pese a tener un lugar en el trono del Reino Unido, el hijo de Charles y Diana se casó con una estadounidense, mestiza y divorciada.

  Los fantasmas estuvieron contentos

No comments:

Post a Comment