Thursday, May 24, 2018

CUBA SIGUE EN LA ERA DE LOS DINOSAURIOS

COCODRILO CALLEJERO: El funcionario y el ábaco.

Osvaldo Landín. Periodista ciudadano
Los Arabos, Matanza, 24 de mayo, 2018
Hay un suceso en los noticieros de la televisión cubana, dejado caer en cada reportaje con tintes de ingenuidad, que ha comenzado a provocar burlas en las esquinas. Se trata de la presencia obligada de la computadora, siempre colocada a la izquierda del funcionario –para evitar malas interpretaciones–, en cuanta transmisión se realiza.
Estamos en presencia de un evento al seguro, para aquellos aficionados a las estadísticas curiosas. Como es lógico hay un mensaje, un tiro directo al subconsciente, pues nada es tan ingenuo como para no existir. Y la gente se ha percatado por la sencilla razón de que cambia el telecentro, el periodista y la escena, desde Guantánamo a Pinar del Río, sin varíar el elemento que nos recuerda a un pariente de π constante; que por lo visto no solo vive en las matemáticas y más bien simula una orientación del más allá.
Pero el disparo –según comentarios de los presentes en la cola del yogurt – no va dirigido a los nacionales, sino al resto del planeta. Es preciso mostrar músculos de modernidad en una economía que se cae a pedazos.
Se ha sabido de casos, cuando el jefe no tiene computadora en su oficina, en que para realizar un reportaje se ha paralizado media empresa; donde no solo hay que realizar en tiempo record el traslado del equipo del departamento de estadísticas u otro, sino sacar un electricista de la cadena productiva, para agregar otra toma de corriente porque el cable no llega hasta el buró; buscar un informático para que agregue al escritorio, después de encendido el aparato, la imagen de algún líder o mártir, etc. Resumiendo, se forma el clásico gallinero.
Cuando afirmamos que el misil no va dirigido a los nacionales razones sobran. ¿Qué individuo con su salario puede adquirir una computadora? Es un suicidio. Mejor dicho, si la puede tener empeñándose; pero después debe cesar de alimentarse durante un buen tiempo; lo cual puede interpretarse como una huelga de hambre en contra del gobierno, lo que significa suicidio igual.
Para las personas del patio, sobre todo aquellas familias que incluye niños, una computadora en la televisión genera ansiedad. Sin embargo, en ocasiones todo no viene liso y es preciso el riesgo. En este caso, importa más vender una imagen al exterior que la ansiedad de los criollos.
No todo queda ahí, de tanto pensar me ha salido una contradicción como de la nada. El sistema socialista no promulga la sencillez, la humildad –que nada tiene que ver con un hueco en el pantalón–, entonces para qué tanto presumir de lo que le es vedado al pueblo por su mísero salario.
Si nuestro apóstol era del criterio, y de esa forma lo plasmo en una de sus sentencias magistrales, de que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.
No se trata de ir en contra de la corriente o de la modernidad, sino de no alardear de aquello de lo cual carece tu pueblo. No perdemos las esperanzas, para variar, solo en busca de creatividad en los medios de comunicación, de asistir a un reportaje donde a la izquierda del funcionario aparezca un ábaco. De cualquier manera, el país va por ese rumbo.

No comments:

Post a Comment