Saturday, July 1, 2017

DESALOJO Y DESTRUCCIÓN DE VIVIENDAS PROVOCA INDIGNACIÓN EN MAYABEQUE

ICLEP-CIMARRÓN DE MAYABEQUE: Desalojo en Madruga.

Miembros de una de las familias desalojadas
Texto y foto: Adrián Díaz, Periodista Ciudadano
Madruga, Mayabeque, 1 de julio, 2017
 Las autoridades del municipio Madruga efectuaron, del 7 al 10, la demolición masiva e indiscriminada de un grupo de viviendas en pleno proceso de construcción.
Las represalias fueron tomadas porque los propietarios de estos domicilios no poseían licencias para acometer las obras, y en otros casos debido a que se encontraban emplazadas en terrenos ocupados de manera ilegal.
Ángela Felicia Cuéllar, residente local, comunicó que dos viviendas “fueron demolidas por militares mientras la policía custodiaba. Las dos estaban listas para echarle la placa –cubierta de hormigón–“.
Cuéllar amplió que las autoridades además emplearon reclusos, quienes realizaron la demolición de otras dos casas cercanas a una escuela primaria y ante la presencia de alumnos y profesores.
Uno de los presos se negó a participar por lo que fue retirado del sitio con las manos esposadas. Los dueños de varias casas que también se encuentran sentenciadas para demoler se “atrincheraron” y según declaran solamente abandonarán sus hogares por la fuerza. “Quieren quitarnos lo único que tenemos para que nuestros hijos vivan, a pesar de que nunca el gobierno nos ha ayudado en nada. Son unos abusadores”, refirió Marta Hechemendía, parte del grupo que presuntamente será desalojado.
Miembros de las llamadas organizaciones de masas contestaron a la indignación popular desconocer de manera previa lo que sucedería. Al parecer se trató de una coordinación secreta entre los órganos represivos, el Instituto de la Vivienda y Planificación.
En varias de las viviendas derrumbadas, aunque muchas en construcción, habitaban hasta tres generaciones de personas sin otro sitio donde residir. Oscar Serrano, uno de los perjudicados, abordado al respecto refirió que estas personas no cuentan con licencia de construcción debido a la burocracia operante en las oficinas de Vivienda. “Tienes que pasar semanas de espera e interminables colas, de lo contrario sobornar y aquí nadie tiene dinero para eso”, explicó.

No comments:

Post a Comment