Wednesday, June 28, 2017

TRUMP: UN AMIGO ESPERANZADOR PARA EL PUEBLO CUBANO


TRUMP: UN AMIGO ESPERANZADOR PARA EL PUEBLO CUBANO
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
Presidente del Proyecto Emilia
Medalla Presidencial de la Libertad
 
Foto carnet Biscet
“Es difícil pensar en una política que tenga menos sentido que el terrible y equivocado acuerdo del Gobierno anterior del Presidente Obama con el régimen de Castro”. Esta política de contemporización y condescendencia con la tiranía castrocomunista solo sirvió para exacerbar la arrogancia y despotismo de sus cabecillas. Ideas expuestas con claridad por el presidente Donald Trump cuando manifestó que “El resultado de la acción ejecutiva del Gobierno del Presidente Obama ha sido solo más represión y un movimiento para aplastar el movimiento pacífico y democrático”.
Por fin, la nación cubana puede decir que tiene un amigo en el presidente Trump, al cancelar con efecto inmediato el acuerdo completamente unilateral  del presidente Obama con Cuba y convertirse en una voz contra la opresión del pueblo cubano y ser apoyo para su libertad.
La nueva directiva presidencial del presidente Donald Trump es una mezcla de las partes malas de las flexibilizaciones de Obama y algunos de los artículos de la Ley Libertad de Helms-Burton. Esta política ecléctica mantiene vigente y sin variación los 22 acuerdos o memorandos de entendimientos para la cooperación en diferentes esferas firmados por la administración de Obama con la dictadura castrista, que comenzó el 18 de noviembre de 2015 hasta 19 de enero de 2017.
Sin embargo, lo más aberrado en la firma de estos memorandos, fue la participación directa y como representante del régimen de Castro, del militar y  Vicealmirante, Ministro del Interior, Julio Cesar Gandarilla Bermejo, y por la parte estadounidense, el embajador nombrado por Obama pero no ratificado por el Congreso, Jeffrey DeLaurente, Encargado de Negocios, en La Habana.
Esta política errática fue llevada a la esfera internacional, en las Naciones Unidas, su embajadora Samanta Power, felicitó a un esbirro castrista, miembro de Ministerio del Interior, que había difamado y mintió sobre el diagnóstico  médico de un disidente de la causa de los 75, de la Primavera Negra, de 2003, por la televisión cubana. También en la ONU, esta embajadora se abstuvo de votar una ley aprobada por el Congreso de su país a favor del embargo al régimen de Castro. En realidad, Obama aceptó mezclar los lobos con las ovejas.  
Por supuesto, el discurso de Trump sobre Cuba fue esperanzador desde el punto de vista político, mas recuerdo algunos aspectos que podrían ser necesario a la hora de materializar sus ideas por los empleados administrativos:
1- La reclamación de los militares que derribaron dos aeronaves civiles americanas y asesinatos de cuatro pilotos en el activismo humanitario. Empero esa orden fue dada por Fidel Castro y el general Raúl estuvo de acuerdo y la transmitió a esos oficiales. En relación con ese evento existió un caso ante la Fiscalía Federal del Distrito Sur de la Florida, en que Fidel Castro aparecía acusado e investigado por el asesinato de tres pilotos americanos. Es hora de reactivar esa solicitud, ordenar arresto y jugar a Raúl Castro como cómplice inmediato de su hermano Fidel o quizás como uno de los actores principales.
2- La Agencia de Seguridad Nacional (NSA), la Comunidad de Inteligencia de EEUU, incluso la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Comando Central y Comando Sur de los EEUU, no pueden descansar la seguridad de su país en un Estado delictivo dirigido por el general Raúl Castro. Los hermanos Castro no solo intentaron aniquilar población de ciudades estadounidenses con un golpe nuclear preventivo sino que lo han desestabilizado enviándoles drogas a esa nación, hechos confirmados por el testimonio de dos lugartenientes y guarda espaldas, uno de Fidel Castro, el coronel Juan Reinaldo Sánchez, y el otro de Pablo escobar, John Jairo Velázquez.
Incluso, han desestabilizado el hemisferio occidental con su guerras terroristas y la financiación e imposición de gobiernos autócratas, el más reciente es Venezuela chavista, comentado por Ud. en su discurso. Aunque han realizado beligerancias en todos los continentes, el más ilustrativo fue su participación durante 15 años en la cruenta guerra civil angolana, donde cometieron crímenes de guerra pendiente a ser juzgado por el Tribunal Internacional de Justicia (ONU) y/o la Corte Penal Internacional de Justicia, sus sedes están en la ciudad de La Haya, en Holanda.
3- El régimen de Castro es una dictadura militar, totalitaria comunista, por lo que todas las empresas cubanas están bajo el poder del General en Jefe Raúl Castro y su sequito. Estos las controlan con el Partido Comunista y la Policía política, formada por la Seguridad del Estado (DSE) y la Contra Inteligencia Militar (CIM), esta última es la fuerza fundamental con que cuenta el Gobierno, después que la inteligencia soviética, KGB, quiso promover la glasnost y la perestroika a través de DSE en Cuba.  Por lo cual, ¡todo!, ¡¡todo!!, en la Isla está en manos de Castro y construyeron una sociedad de miedo.
Del mismo modo, tanto es el poder de las autoridades castrocomunista que cualquier simple empleado, sea médico, maestro, ingeniero o trabajador, si disiente del régimen es expulsado al momento de su empleo. La categoría de pequeños empresarios cubanos no existe porque los trabajadores por cuenta propia no tienen personalidad jurídica. No obstante, en el régimen totalitario socialista hitleriano existían empresarios poderos y ninguno se opuso al nacismo. También en China comunista hay empresarios millonarios y después de 40 años de establecida la política de apertura, continúa la conservación de la injusticia en silencio cómplice.
4- Cambio de régimen y soberanía. Estos conceptos no hay que temerlos en utilizarlos; porque en Cuba se necesita un cambio de régimen por uno democrático y libre. Y esto debe tenerse en cuenta a la hora de la solidaridad mundial. La soberanía del pueblo cubano fue cercenada por la robolución de Castro. La soberanía popular mencionada incluso por la Constitución comunista, fue transferida en sus artículos 5 y 89 al partido comunista y al poder ejecutivo. 
Fidel Castro sustituyó de factor todo el orden democrático cubano protegido por la Constitución de 1940, por lo que su régimen castrosocialista es ilegitimo e ilegal. No es fuente de derecho. Además los derechos humanos son universales y donde quiera que se violen, cualquier persona, grupo de personas o gobiernos pueden solidarizarse en su máxima expresión con los oprimidos para impedir las injusticias.
Presidente Trump, Ud. es una persona emprendedora, de negocios y pacífica. Sin embargo tuvo que usar la fuerza como instrumento quirúrgico humanitario para impedir una barbarie mayor del otro lado del mundo, en Siria y Afganistán.  Asimismo, una crisis humanitaria parecida a la de esa región oriental está desarrollándose en nuestro hemisferio, en Venezuela.
Ud. se refirió a la libertad y que esta debía regir en toda Las Américas; incluso, menciono por su nombre a Cuba y Venezuela que deberían ser libres. Hoy Venezuela necesita de su solidaridad urgente para evitar un genocidio del pueblo por un gobierno reaccionario. Este es el momento de ayudar al pueblo venezolano imponiendo un embargo total al Gobierno de esa nación, es hora de un bloqueo naval y aéreo, con el apoyo de las naciones de la regional que haga desintegrar ese mal y se restablezca el estado de derecho.
Presidente Trump, los hechos actuales me hacen recordar una época difícil de la humanidad: la Segunda Guerra Mundial. En ese tiempo, un gran estadista de una isla del norte europeo le dijo a un presidente de su país: “dennos las herramientas y nosotros terminaremos el trabajo”. Su compatriota lo ayudó, terminó la guerra y ganaron la paz.
Por otro lado, mientras los miembros de su administración encuentran las mejores ideas para llevar a la práctica y estimular un tránsito desde la superestructura en Cuba.  Le repito las mismas palabras de ese famoso estadista y le recomiendo como accionar efectivo inevitable: un muro infranqueable -bloqueo total- a la dictadura castrocomunista.
Realmente, nosotros nos encargaremos de la situación dentro de Cuba y estamos agradecido por el apoyo solidario efectivo de Uds. Los emilianos cubanos tenemos un proyecto de nación para nuestra patria, el Proyecto Emilia. Este es plenamente soberano, activo y civilizado que cambiará desde la base a la superestructura nuestras vivencias para siempre y hará vivir a nuestro pueblo en una Cuba libre y soberana. Dios Bíblico bendiga a Cuba, a Venezuela y a América.

No comments:

Post a Comment