Thursday, June 8, 2017

EN CUBA COMENZARON DESDE MAYO LOS PREPARATIVOS PARA LAS VOTACIONES REGIONALES DE JUNIO

ICLEP-CIMARRÓN DE MAYABEQUE: “Lo inaplazable”.
Por: Ernesto Almenares. Periodista Ciudadano.
Mayabeque, 8 de junio, 2017
Comenzaron desde Mayo los preparativos para las venideras votaciones regionales de junio. En ellas se consigue designar a quienes representan al gobierno a nivel de las circunscripciones frente a la pujante inquietud del pueblo trabajador. No existe competencia ante cualquier mérito de quienes defienden el fracaso de una gestión que se ha tornado silenciosa durante dos lustros.
La diferencia entre votaciones y legítimas elecciones radica en la imposibilidad real de proponer a candidatos con otra ideología que tienda a las libertades reales de toda la población. Se vota por las propuestas, pero no se elige entre vertientes con tendencias diferentes.
¡Votar no es elegir! Resultaría inaudito en cualquier rincón del mundo que ocho meses antes de adjudicar un próximo mandatario nadie en la sociedad civil posea la más mínima idea de quien podría ser su presidente e incluso dudan de un genuino cambio de poder. Esto esclarece de donde provienen las verdaderas propuestas y tal vez ellos posean una variable sospechosa.
Los medios de difusión permitidos se encuentran en manos del partido único y estos medios hacen visibles a solo unos pocos; cada vez son menos y de los cuales su mayoría no podría absorber la responsabilidad de rehacer un país sin las libertades imprescindibles. La más superflua libertad de hacer lo que se quiera cuando se quiera no es viable por ser proclive a insostenibles anarquías, posee cierto sentido preventivo limitarlas. La libertad de lograr alcanzar los deseos individuales a expensa de la consagración en creativos proyectos sin limitaciones ni injerencias externas, sería la mínima indispensable para una solución a tanta decepción causante de la apatía generalizada en la ciudadanía. Mucho se parlotea sobre la no injerencia en asuntos internos donde se conoce de un menú obligado en las mesas de “casi” todos los hogares. Mientras las mesas de los que deciden son inimaginables e inaccesibles. Otra ineludible libertad se encuentra en la potencialidad que poseemos como especie de escapar de la territorio de los condicionamientos que produce mantenernos en el pasado impidiéndonos visualizar el cambio real en el contexto universal del desarrollo humano. El condicionamiento nos lleva a repetir como autómatas comportamientos que llevan cíclicamente a iguales resultados y por el desgaste del mecanismo a peores consecuencias. ¡Asesinamos a la dialéctica! Sin embargo existe una libertad inherente a las sociedades, imprescindibles para la evolución de nuestra especie, con repercusión más allá de las fronteras de la ideología y los países. Se trata de la facultad que posibilita erradicar los grandes males de la humanidad, desde una plaga hasta su exterminio por poderes como el nazismo.
Es la libertad que une en conciencia incluso a los conocidos enemigos para un logro común de interés mayor a los de unos pocos egoístas surgidos sistemáticamente durante la historia. Los pueblos tienen la facultad solapada de sabe00 elegir espontáneamente lo correcto si se les permite. El camino de los dobles pensadores, que proclaman delante la asamblea un sentir y sienten en sus hogares que se engañan produciéndoles desazón y separación, se encuentra plagado de asediados oportunistas y desertores. La libertas inaplazables es la de permitir elegir desde pueblo y su realidad. Muy diferente es escoger desde la imposición arbitraria.
Elegir por su libre voluntad o por su libre voluntad no elegir. Entonces quizás algunos “cuerpos” podrán descansar en paz conociendo la verdad sin demasías mediáticas. Nuestras vidas son el resultado de nuestras elecciones, a cualquier nivel. ¿Quién se considera en el derecho de elegir el destino de todo un pueblo sin contar con su voluntad real? Elegir es ya impostergable, como inaplazables es el término de lo inviable ante los ojos de Dios. Jean Paul Sartre filósofo: “El ser humano está condenado a ser libre".

No comments:

Post a Comment