Thursday, May 11, 2017

UN GENERAL DE MADURO RECONOCE LA EXISTENCIA DE PARAMILTARES



Protestas este 10 de mayo. (EFE)
Agencias | Caracas | 11 de Mayo de 2017 
Miembros de las fuerzas de seguridad venezolanas dispersaron este miércoles con gases lacrimógenos la manifestación de la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro en la principal autopista de Caracas, que pretendía llegar hasta la sede del Tribunal Supremo de Justicia, ubicada en el centro de la capital.
La agencia de noticias EFE constató que mientras los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) lanzaban los gases lacrimógenos y chorros a presión de agua para dispersar la protesta de la autopista, un grupo de manifestantes respondía con piedras, botes pintura y tarros de excremento, conocidos ya en el país caribeño como cócteles "puputov".
Asimismo, según denunció el dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, el general de la GNB, Carlos Alfredo Pérez Ampueda, "no solo reconoció hoy que civiles armados dispararon contra manifestantes pacíficos en La Candelaria sino que dijo que el piquete que dirigía no cuentan con los medios para combatirlos".
"El pronunciamiento de Pérez Ampueda es sumamente importante por ser el claro reconocimiento por un alto jefe militar de que cuerpos paramilitares actúan con total impunidad, pero además aclara el carácter pacífico de los manifestantes", agregó Capriles en su cuenta de Instagram.
En la manifestación, en la que participaron miles de opositores, también se encontraban algunos diputados, como Juan Requesens, Juan Andrés Mejía y Capriles, quien a través de un vídeo difundido en redes sociales afirmó que se encontraban en medio de una "salvaje represión".
La presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Rafaela Requesens, dijo también en un vídeo que ya "hay heridos por las bombas lacrimógenas" y "asfixiados".
Por su parte, el vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), el opositor Freddy Guevara, indicó en su cuenta de Twitter que se encontraba en el centro de Caracas, a la altura de San Bernardino, y que supuestos "colectivos dispararon" en ese lugar.
En esa zona, más temprano se produjo la detención del dirigente del partido Voluntad Popular (VP) Sergio Contreras, según denunciaron varios diputados opositores.
En el interior del país dirigentes opositores aseguraron que los cuerpos de seguridad han dispersado algunas manifestaciones, como en el caso del estado de Zulia.
La dirigente opositora María Corina Machado afirmó desde el oriental estado Anzoátegui a través de Twitter que la marcha opositora en esa región fue reprimida y que el diputado opositor Omar Gonzalez resultó golpeado con una lata de gases lacrimógenos en la cabeza.
En paralelo a la movilización opositora en Caracas, también se manifestaron en el centro de la capital miles de simpatizantes del Gobierno de Nicolás Maduro en apoyo a la Asamblea Constituyente convocada hace más de una semana.
Dos muertos más
El Ministerio Público de Venezuela (MP, Fiscalía) informó este miércoles de la muerte del joven Miguel Castillo, de 27 años, en el sector Las Mercedes del este de Caracas, con lo que se eleva a 39 la cifra de fallecidos en escenarios de protestas que han sacudido al país caribeño en los últimos 40 días.
Este miércoles también, la Fiscalía de Venezuela informó en un comunicado el fallecimiento de Anderson Dugarte, un mototaxista de 32 años que resultó herido en la cabeza por un "arma de fuego" el pasado lunes en una manifestación en el estado de Mérida.
Dugarte falleció este miércoles en el Hospital Universitario de Los Andes, en la capital merideña.
Las manifestaciones en Venezuela, a favor y en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, también han dejado cientos de heridos y casi 2.000 detenidos.
Las protestas comenzaron el 1 de abril luego de que el TSJ asumiera las funciones del Parlamento, único poder que controlan los adversarios de Maduro. La Fiscalía registra desde entonces 38 muertos y cientos de detenidos.
La oposición calificó la decisión del TSJ como un "golpe de Estado", que a su juicio "continúa" con la convocatoria que hizo Maduro el 1 de mayo a una Constituyente para "profundizar" la revolución socialista.
¿Militarización de la justicia?
La Fiscalía pidió este miércoles que sean juzgados por tribunales civiles y no militares 14 detenidos en Rosario de Perijá, donde un grupo de personas destrozó la estatua del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) e intentó quemar la Alcaldía.
"Si ya militarizaron todo, ¿cómo no van a militarizar la justicia? (...) quieren control total", aseguró el diputado opositor Henry Ramos Allup.
La tensión aumentó esta semana con el enjuiciamiento de civiles en tribunales militares, lo que la oposición denunció como una maniobra del Gobierno para "criminalizar" y "desactivar" las protestas. El Gobierno aún no se pronuncia sobre los polémicos procesos, según informa AFP.
De acuerdo con el director de la ONG Foro Penal, Alfredo Romero, 73 personas han sido encarceladas, acusadas de "rebelión" por tribunales militares, sobre todo en el estado Carabobo.
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, calificó la medida como una "práctica de las dictaduras".
El Gobierno, que inició el retiro de Venezuela de la OEA, acusa a Almagro de promover un golpe de Estado y una intervención con la que —sostiene— Estados Unidos busca apropiarse de la riqueza petrolera de este país, que cuenta con las mayores reservas del mundo.
¿Constituyente de paz o guerra?
Las marchas tienen como combustible el malestar popular por la crisis económica que golpea al país petrolero, con una severa escasez de alimentos y medicinas y una inflación que es la más alta del mundo.
Maduro, cuya gestión es rechazada por el 70% de los venezolanos según encuestas, asegura que las manifestaciones han derivado en "actos terroristas" y focos de "insurgencia armada".
El presidente dijo haberse visto obligado entonces a convocar a una Constituyente para reforzar la Constitución que impulsó su mentor Chávez y lograr la reconciliación del país.
"Maduro dio un 'batacazo' (golpe inesperado) a la oposición con esta Constituyente. Aquí no van a traer el caos", dijo el joven Andrés Mejía, en una masiva concentración de chavistas en el centro.
En el acto, Elías Jaua, delegado presidencial para impulsar la iniciativa, defendió la Constituyente como el "camino a la paz" frente a un pedido de "elecciones anticonstitucional".
La oposición descarta participar en la Constituyente, porque la mitad de los 500 asambleístas serán elegidos entre sectores controlados por el chavismo, lo que a su juicio niega el voto universal. Maduro asegura que será "popular" y no de "élites".
"Este fraude lo que pretende es que no haya elecciones, que nada cambie, que se siga hundiendo Venezuela y se mantenga Maduro (cuyo mandato termina en enero de 2019) atornillado en el poder", declaró Capriles.
La Constituyente deja en suspenso las elecciones presidenciales de diciembre de 2018, las de gobernadores (pospuestas en 2016) y las de alcaldes de 2017.

No comments:

Post a Comment