Friday, May 12, 2017

MACHADO VENTURA Y SUS AVENTURAS

Machado Ventura muda a su amiga, la secretaria del partido de Cienfuegos, a zona residencial


El primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura acompañado de la primera secretaria del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba, Lidia Esther Brunet Nodarse.
Juan Juan Almeida
12 de mayo, 2017
La remodelación de la vivienda otorgada a la Primer Secretaria del Comité Provincial del Partido en Cienfuegos, Lydia Esther Brunet Nodarse, incluyó maderas preciosas y productos importados.
Para silenciar comentarios, José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del PCC y vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba, ordena pasar la toalla a las irregularidades cometidas por su protegida, la miembro del Comité Central del Partido Comunista y Primer Secretaria del Comité Provincial del Partido en Cienfuegos, Lydia Esther Brunet Nodarse.
La estrategia parecía sencilla, sacarla de Junco Sur, un humilde reparto conformado por pequeños edificios, con una población aproximada a los 12 340 habitantes, donde el comadreo es la orden del día, y mudarla a un lugar mucho menos popular, un confortable caserón en el residencial Punta Gorda.
La casa de Brunet Nodarse en Punta Gorda.
La casa de Brunet Nodarse en Punta Gorda.
“Desde hace algunos años, la máxima dirección del país dedica especial atención al imperativo de erradicar las constantes violaciones urbanísticas existentes a lo largo y ancho del territorio nacional. En Junco Sur, las multas pululan, incluso para eliminar las cercas perimetrales que irrespetan los linderos establecidos por la ley; pero todos protestaban porque frente a la casa de Lydia Esther, no había una cerca sino un contenedor, que la primera secretaria usaba como garaje para su auto particular. Eso ya es un tremendo rollo, los vecinos a pagar multas por pequeñas alteraciones, mientras que ella se extralimita en excesos”, explica la cienfueguera que hizo la denuncia, y envió la foto.
“Las calles están desbaratadas, la libra de carne de puerco ya supera los 37 pesos y el pueblo está descontento; pero la secretaria del partido lo único que hace es ir la peluquería Venus de la calle Castillo para arreglarse las uñas y el pelo mientras espera las visitas de su amigo Machado Ventura, o para cuando Ramiro Valdés viene a la refinería”.
“….(palabrota), en cualquiera de los murales de cualquier centro de trabajo de esta provincia se puede leer que cultivar la vergüenza, el honor y la dignidad; fomentar y cumplir la disciplina, el respeto y la lealtad conscientes al Partido, a la Constitución y demás leyes; educar y practicar la exigencia y el respeto consigo mismo y con los demás; y mantener una correcta administración de los recursos del Estado, son tres de los muchos preceptos que deben cumplir los dirigentes partidistas. ¿Lydia Esther no sabe leer?”
Pueblo chico, infierno grande. La desvergonzada medida, en lugar de solución, genera indignación, no solo por que la dirigente Brunet Nodarse es una de las signatarias del famoso Código de Ética que rige la vida austera y la conducta intachable de los cuadros del partido, también porque muchos cienfuegueros saben que hubo que desembolsar buena parte del presupuesto estatal para arreglar, y acomodar, la nueva morada de 5 cuartos y cuatro baños, con ubicación inmejorable, cerca de la conocida bahía.
“Nos enviaron a trabajar para remodelar la vivienda. Se hizo en tiempo récord. Dos carpinteros se ocuparon de la estantería y las puertas, todo de madera preciosa que trajeron de Pinar del Río; al grueso de los constructores nos pusieron a pulir el granito del piso, retocamos los techos y azulejar baños y cocina. Sanitarios y grifería nuevos de paquete, que compraron a una firma española. Tanto dinero le metieron a esa casa que hasta el Director Adjunto y de Operaciones del Grupo empresarial de la Construcción, Reynaldo Cebrián Broche, se negó a enviar más materiales porque dijo que se había sobregirado la cuenta del presupuesto constructivo provincial”, revela muy molesto, uno de los trabajadores de la Empresa de Construcción de Obras Industriales ECOI 12.

No comments:

Post a Comment