Friday, May 19, 2017

LOS SUELDOS EN CUBA ALCANZAN PARA VIVIR SOLO UNA SEMANA

ICLEP-EL MAJADERO DE ARTEMISA: EDITORIAL “Dos finalistas y un perdedor”.

Artemisa,19 de mayo, 2017
En los tortuosos atajos de la política se imbrica reiteradamente la necesaria gestión económica, convirtiéndose ocasionalmente en tropiezo y pocas veces en aliciente para mandatarios. Unos defienden en su arranque el valor salarial y luego lo rezagan estando en el poder, dando prioridad a méritos enarbolados públicamente en busca de reconocimiento y reelección.
El salario de profesionales se convierte en baluarte inevitable para conservar una crítica calificada favorable, aunque muchas veces den preferencias a los militares para asegurar éxito ante posibles amenazas incluidas las civiles. Otros arremeten contra calamidades evidentes de cualquier sistema y tienden a preconizar y contribuir en su empeoramiento para resaltar sus propuestas palabreras. Incluso los revolucionarios de mayor reputación han puestos explosivos en lugares públicos y luego han mutilado la memoria histórica.
Un ejemplo de esa descosida competencia es hoy muestra del precario entendimiento entre las partes venezolanas en pugna por el poder. La llamada oposición crea aranceles sobre los productos de primera necesidad dando preferencia a los de origen foráneo. Lo que teniendo en cuenta la taza de desvalorización de la moneda nacional, conduce a una inflación que desalienta a la clase obrera.
La inflación logra un desbalance de 1dollar x 96 bolívares y aumenta graficando la calamitosa oferta de productos para asalariados. En medio de ambos poderes queda expuesta la clase baja y media que involucra divergencia de intereses. Los más desafortunados abogan por el socialismo y los menos afectados se reorientan por regresar al capitalismo radical. Ambos contendientes llaman a las urnas con intereses absolutamente diferentes; la derecha pretende obtener el escaño presidencial mientras la izquierda lucha por salvaguardarlo cual si fuese designio inalterable. Con similar objetivo el gobierno convoca a las urnas por una asamblea constituyente y eventualmente el primero de mayo se pondera un aumento salarial desproporcionado de un 60% escoltado por un aumento en bonos de jubilados.
Es importante estimular a la clase afectada que apoyan proyectos socialistas, pero es descuidado no apreciar que esa herramienta crea hiperinflación y termina declinando a la clase trabajadora con un beneficio transitorio de insuficiente durabilidad. La derecha responderá con una refracción, aumentando precios en moneda nacional y combinando estos con una moneda extranjera que concluye fortalecida.
El motor impulsor de la política es el poder y todos prometen beneficios para los electores, también se van a las guerras esos mismos electores mientras se dan la mano los discrepantes para zanjar espurios pactos de paz conservando sus trajes intactos, verdaderos rostros de la guerra y la paz.
Se hace inevitable en la carrera por el poder sea más perjudicadas la mayorías que no aspiran a más que una vida con decoro y derechos que los protejan. Si realmente se piensa en el pueblo al tomar medidas con presumibles mejorías, cómo desestimar que cualquier economista indicaría lo contrario. Los estudiosos del tema saben que los efectos negativos de la inflación recaen sobre la masa popular y los positivos benefician a los bancos centrales para atenuar desajustes de interés nominal para el estado cuando el empleo no es ciertamente respaldado por activos monetarios.
En Cuba se realizan medrosos aumentos salariales a unos y exagerados a otros donde se prioriza la divisa convertible. Se evadió el cambio de moneda en los años de peor crisis, maniatando a su vez las escasas ventajas de los que reciben moneda estadounidense; aplicando gravamen, además tazas de interés al obligado intercambio con una moneda (CUC) con respaldo en los servicios y no en los activos reales.
Lo cierto es que la inflación acumulada nos trajo precios que permiten vivir del salario una sola semana de cada mes. Cuando veas las barbas de tu vecino arder…, es preferible afeitarse que poner las tuyas en remojo.

No comments:

Post a Comment