Monday, May 22, 2017

LA AMARGA REALIDAD DE LA INDUSTRIA AZUCARERA CUBANA

ICLEP-LUZ CAMAGÜEYANA: La industria azucarera.

Por: Osmaida Arias. Periodista Ciudadana
Camagüey,22 de mayo, 2017
Muchos lectores desearán seguramente que entremos rápidamente a considerar la situación actual, pero antes de hacerlo será necesario periodizar el proceso azucarero cubano en varios trabajos preliminares en este intento de aproximación al panorama total.
El llamado oro dulce fue durante muchos años la principal actividad económica de nuestro país, muchos poblados de Cuba vivían de esta industria; hoy innumerables bateyes cubanos se han convertido en poblaciones fantasmas por obra y gracia de el Plan Álvaro Reinoso, un invento chino del comandante, muchos profesionales de esta rama se vieron en la necesidad de emigrar a otros sectores, estas personas tenían gran sentido de pertenencia, hoy la realidad es distinta, no se cumplen los planes.
Cuando se penetra con alguna intensidad en estudios sobre la industria azucarera, los títulos de libros y ensayos dicen mucho; por ejemplo, se advierten las implicaciones de una famosa obra sobre el desarrollo del pueblo cubano: “Azúcar y población en las Antillas” (La Habana, Imprenta el siglo XX, 1927). No se trata solamente de conspiraciones, ingenios azucareros, poblamiento o abolicionismo, sino que toda la historia de Cuba desde fines del siglo XVIII a estado bajo el signo del azúcar. Y es casi imposible plantearse temas sin incursionar en datos sobre plantaciones, centrales, mercado internacional del dulce. Por supuesto que el temprano papel del tabaco y el café en estos tiempos el turismo, son cuestiones fundamentales de enorme importancia dentro de la economía del país.
Pero el tema escogido hoy es el azúcar. Dicho esto, pasemos al rápido resumen de algunos datos que entendemos como muy significativos. En estos momentos varios asentamientos poblacionales a todo lo largo y ancho de la isla se han quedado desempleados, al cerrarles los centrales azucareros ubicados en esos poblados; a tal extremo, que hoy en Cuba existen más prisiones que centrales azucareros. La política iniciada por el gobierno a principios de la década de los años 60 de desarrollar la economía basada en la industria azucarera, es una utopía.
También es de interés mencionar el mal tratamiento que se le da a los campos cañeros, la falta de implementación agrícola para el cultivo y fertilidad de la caña; el poco salario que se le paga a los cañeros, las condiciones inapropiadas en los campamentos, la mala alimentación; son factores que han contribuido entre otros a que hoy nuestro renglón fundamental de la economía, no sea la industria azucarera.

No comments:

Post a Comment