Monday, May 8, 2017

EN CUBA, CONSTRUIR POR MEDIOS PROPIOS ES SINÓNIMO DE ROBAR

ICLEP-LUZ CAMAGÜEYANA: Necesidad de vivienda.


Texto y foto: Heriberto Nicolás. Periodista ciudadano
 Camagüey, 8 de mayo, 2017
 La necesidad de construir una vivienda con medios propios para cobijar varias familias, es una realidad que golpea, incluso, a todo el país. La ilegalidad, para muchos, se ha convertido en la única opción posible para construir un humilde hogar.
En tiempos pasados, aquellos tormentosos años del nombrado e impuesto por el régimen, “Periodo especial”, se autorizaba a las familias cubanas construir por medios propios, esa luz verde dada por el régimen tiene un solo nombre “Robar”, y así se arraigó con la anuencia del propio régimen, las nuevas técnicas de supervivencia, al final ellos, los creadores del mal, deben haber sacado sus matemáticas y llegar a la conclusión siguiente “Dejemos que roben un poco, nosotros nos llevamos la tajada grande y así no colapsamos”.
Lo cierto es que los cubanos, casi en su totalidad, afrontan grandes y difíciles situaciones con su necesidad espiritual de poder vivir como seres humanos, no solo carecen de recursos para hacerse de una vivienda, sino que viven hacinados, sin sueños, sin esperanzas, y muchas veces hasta sin deseos de vivir, y todo, porque unos pocos se los han cortado e impiden. Esa es la naturaleza del régimen.
  La necesidad de construir una vivienda con medios propios para la cobija de muchas familias, es una realidad que golpea, incluso, a todo el país. La ilegalidad, para muchos, se ha convertido en la única opción posible para construir un humilde hogar.
En una visita realizada el 27 de abril a las cercanías del reparto conocido popularmente como Timbalito, este reportero comprobó que el área que de inicio fungió como vertedero, en él se pueden encontrar numerosas de estas rústicas “viviendas”, después de transcurrido más de un año; los moradores no han podido iniciar trámite alguno de legalización. Se conoce que la posibilidad de adquirir una casa de manera legal es un sueño para la mayoría de los cubanos que rara vez se cumple.
Un elevado índice de familias compuestas por múltiples generaciones, que viven incluso hacinadas, conforman hoy el oscuro panorama que predomina en cada entorno social, hecho que se vuelve cada vez más indignante. “ Los señores que vienen aquí representando al gobierno solo saben poner multas, querer levantar la economía con nuestras desgracias”, manifestó un vecino del lugar el cual no quiso dar su identidad para que no se tome represalias contra él. “ 1500.00 pesos de multa o lo que sea, no me hará abandonar lo único que tengo. Si yo tuviera dinero le pago a los de vivienda y ya, resuelvo el problema, como lo hice con la multa de 1500.00 pesos, le pagué 500.00 pesos y me la quitó”, así declaró Euclides Rojas, conocido en la comunidad por Pito.

No comments:

Post a Comment