Friday, May 5, 2017

EL GOBIERNO CUBANO PROHIBE EJERCER EL PERIODISMO A HENRY CONSTANTIN Y SOL GARCÍA BASULTO


La Habana,  5 de mayo, 2017
Fuerzas del régimen prohibieron ejercer el periodismo Henry Constantin y Sol García Basulto. Ambos jóvenes que trabajan en la revista independiente La Hora de Cuba fueron "amenazados y acusados falsamente" este jueves en la estación conocida como la Tercera en Camagüey a la que ambos habpian sido citados..
Constantin, quien es director de La Hora de Cuba y vicepresidente regional para Cuba de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), relató que la citación que ambos periodistas tuvieron en la mañana del jueves era para levantarles un acta de advertencia.
Asimismo, denunció que el teniente Pacheco le realizó una falsa acusación sobre un crimen "risible" que no cometió.
"El teniente Pacheco me dijo que según las investigaciones que habían hecho habían descubierto que yo había comprado 200 sacos de cemento en el municipio Najasa y los había traído para Camagüey el 31 de marzo en un Lada amarillo. Y había cinco personas que atestiguaban eso. Las han cogido y al parecer las han amenazado para que digan esto. Todo eso es mentira", contó Constantín.
"Yo no he salido de la ciudad de Camagüey en más de dos meses. El 31 de marzo estaba en Camagüey y varias personas pueden atestiguarlo. No he montado en Lada desde hace muchos meses. Me reí y hasta se rio el teniente porque es risible llevar 200 sacos de cemento en un Lada amarillo", continuó el periodista.
Asimismo, el oficial Pacheco lo amenazó con que "si seguía en eso (haciendo periodismo) iban a hacer un registro para ocupar todas las cosas que tuvieran que ver con trabajo".
"No me levantaron ninguna acusación nueva. El oficial me dijo que se mantenía la usurpación de la capacidad legal con fecha en torno al 16 de mayo para determinar si voy a juicio o no", añadió.
Sobre el acta de advertencia explicó que "era por motivo de hacer entrevistas en la vía pública y hacer revistas, sin tener autorización legal para ello", pero que ni él ni García Basulto firmaron estas actas.
Por su parte, García Basulto relató que los oficiales "estaban muy molestos porque ha seguido haciendo su trabajo periodístico".
"Me amenazaron con quitarme todos mis bienes: teléfono, laptops, cámara, cualquier equipo que tenga que ver con mi profesión, si insisto en seguir haciendo periodismo", agregó.
La periodista es madre de un niño pequeño y acudió este jueves con él a la unidad policial.
"Tuve que ir con el niño. Ellos lo interpretaron como una manera de presionarlos, pero es que realmente no tenía con quién dejarlo. Tampoco sabía cuándo iba a salir de allí, es que no teníamos constancia de para qué estábamos citados", explicó García Basulto.
"Ni siquiera se sensibilizaron con que el niño estaba ahí. Me hicieron esperar todo el día. El niño pasó hambre, tuvo que dormir en un banco de ese lugar. Mi niño solo tiene tres años", condenó.
Asimismo, explicó que las amenazas fueron muy "fuertes": "La presión es muy fuerte. Están molestos. Me dijeron que están dispuestos a llegar hasta el final conmigo. Decomisar mis bienes y que si aún insisto pues queda la cárcel".
La periodista dijo que no desestiman recurrir a la vía legal: "Estoy pensando mover las únicas opciones legales que tenemos y hacer alguna denuncia contra los agentes de la Seguridad del Estado".
"Mi familia ha estado constantemente vigilada y ha sido acosada. El padre de mi hijo está preso desde hace dos años mal sancionado por un proceso oscuro y ha sido visitado en la cárcel y acosado. Mis padres en Najasa también han sido molestados por la Seguridad", agregó García Basulto.
"Se trata de una muestra más de la tendencia de enjuiciar a activistas y periodistas en Cuba por delitos económicos fabricados y de penalizar y perseguir la actividad periodística", concluyó Henry Constantín.
Desde el pasado mes de marzo, el régimen acusa a ambos periodistas del "delito de usurpación de la capacidad legal" por "hacer entrevistas en la vía pública y publicarlas en la revista La Hora de Cuba".
La Sociedad Interamericana de Prensa,(SIP, condenó en marzo las acusaciones contra Constantin por ejercer su profesión.
"Con el ánimo de castigar de cualquier forma a nuestro colega, las autoridades cubanas recurren ahora a la desgastada excusa de la certificación obligatoria de los periodistas", criticó el estadounidense Matt Sanders, presidente de la SIP, en un comunicado.

No comments:

Post a Comment