Thursday, April 6, 2017

GUERRA DEL RÉGIMEN CONTRA LOS CUENTAPROPISTAS

ICLEP-AMANECER HABANERO: Vendedores del sector privado en la mira.
Giovany Días López. Periodista ciudadano
Habana Vieja, La Habana, 6 de abril, 2017
Arremete gobierno local contra los trabajadores por cuenta propia. (TCP).Negocios cerrados, multas, decomisos y familias sin sustento, el alma de esta nueva política de segregación empresarial.
Una nueva oleada represiva contra TCP en el capitalino municipio de Habana Vieja echó andar durante el pasado mes de febrero y lo que va de abril, sin que los perjudicados cuenten con las herramientas legales necesarias que impidan el ejercicio arbitrario de las autoridades locales.
Los TCP han demostrado,que pueden dar solución a un cada vez más creciente número de dificultades y pueden brindar un considerable aporte económico a la sociedad. Esto los convierte en rivales de “pesos pesados” de las empresas estatales no pueden competir con el trabajo de los cuentapropistas.
La medidas aplicadas por las autoridades afectan a unos 60 integrantes de este sector económico privado en la Isla, que ejercen sus actividades en las áreas comunes de los edificios donde residen. Muchos se han visto obligados a cerrar sus negocios a la espera de cambios de medidas y la buena voluntad del gobierno que les ha prometido ubicarles en un local que reparado y acondicionado para que puedan ejercer sus respectivas actividades.
Las áreas comunes de los cuentapropistas son hasta ahora los espacios públicos, principalmente la entrada de los edificios dentro del Centro Histórico de la Habana Vieja.
En estos locales -según pudo constatar in situ este reportero- hay cuentapropistas "expertos" en realizar labores de albañilería, pintura, electricidad y herrería entre otras. Todas pagadas del bolsillo de los propios trabajadores por cuenta propia, frente al desinterés mostrado por el gobierno local para cumplir sus compromisos.
El local que los albegaría no tiene baños, que están por ser construidos, para que el lugar reciba el visto bueno de habitable y puedan regresar al ejercicio de las actividades por las que aún se mantienen pagando.
En esencia, los TCP a pesar de no ser una actividad subsidiada por el estado, está subordinada en cuerpo y alma e indefensos frente al Decreto 141 del 8 de septiembre de 1993.
Este decreto, ha sido objeto de diversas innovaciones siendo la última la Resolución 33 del 2011 que amplió a 181 Anexo 1, las categorías laborales permitidas oficialmente.
" Expolica un afectado, que habló a condicion de anonimato: "La Habana Vieja es zona de edificios en casi un 100 % y la ley estipulaba en su inicio que en estos casos, con el permiso de todos los vecinos se nos entregaba la licencia, Así ha sido y por eso estamos aquí. Ahora eso les molesta por el crecimiento que el turismo ha tenido desde que somos amiguitos y Obama pasó por acá”
“El mayor obstáculo que presentamos es la imposibilidad de sindicalizarnos de manera privada y esa es la mayor arma que tienen contra nosotros porque para nadie es un secreto que a la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) sólo le interesa lo que al gobierno beneficia” Comentó otro de los afectados.
“Cómo vamos a poder hacer todo esto si no nos dejan trabajar, a mí misma en dos ocasiones me han amenazado: o cierras o te multamos y decomisamos la mercancía” atestiguó una madre soltera, con dos hijos menores de edad.

No comments:

Post a Comment