Monday, April 17, 2017

EL DRAMA DE LA TERCERA EDAD EN CUBA

ICLEP-CIMARRON DE MAYABEQUE: Obsoletos y abandonados.
foto traslatingcuba.com
Por Adrián Díaz,Periodista Ciudadano
Mayabeque, 17 de abril, 2017
De manera acelerada aumenta el número de habitantes que en esta provincia arriban a la edad de jubilación sin el respaldo de ninguno de los programas de asistencia social que brinda el estado. La mayoría de los trabajadores que no reciben beneficios post edad laboral, provienen del ramo de la agricultura.
Según denuncian campesinos, a pesar que el gobierno hace constantes llamados a que más personas se incorporen a la producción de alimentos agrícolas, salvo aquellos vinculados a las empresas estatales, al resto de los trabajadores les llega la hora del retiro sin el respaldo económico de la jubilación que paga el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Ramiro Luberta Triana, campesino de 68 años, destaca que debido a la falta de opciones de trabajo en la provincia, a la mayoría de los hombres terminan labrando la tierra, bajo régimen estatal (la minoría) o como asalariados de los contratistas particulares.
“No es culpa de nadie que el gobierno no pueda cubrir la demanda de puestos de trabajo. Pero además, el fruto de ese trabajo que se realiza a través de los particulares, termina beneficiando al gobierno que finalmente no produce todo lo que se necesita para abastecer a la población”, comentó.
Otra de las dificultades que sufren los obreros de la provincia, es que el gobierno acepta que pocos jubilados apliquen para acogerse a la Ley 105 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la cual posibilita de manera discriminada que trabajadores acogidos al retiro vuelvan a ejercer mientras mantengas las facultades físicas y mentales requeridas.
En 2016 las autoridades del municipio San José de las Lajas apenas aprobaron la reinserción de 82 trabajadores. “Largas los pulmones trabajando y si no puedes guardar unos quilos para asegurar la vejez, el gobierno no hace nada por ti. Acabas siendo otro viejo apestoso y abandonado”, expuso Miguel Coto, de 59 años, quien alega que para estas personas aunque tienen una avanzada edad, “únicamente les queda trabajar de custodios por las noches, si resuelven

No comments:

Post a Comment