Sunday, April 2, 2017

CUANDO VI A DIOS

Lo vi en un amanecer grandioso

 PARA CUBA Y VENEZUELA:

16360984116_30059eb7d4_n
Foto: Angélica Mora
Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
PUBLICADO 
19 de junio, 2016
La primera vez que vi a Dios fue cuando tenía 12 años y había subido a una iglesia en construcción, en el colegio de monjas mercedarias donde yo estudiaba en un internado.
Tenía exámenes y para aislarme y repasar mejor mis materias, me interné en la construcción de la iglesia, que las religiosas habían mandado levantar en los predios del convento.
Allí, con la ayuda de una pequeña lámpara estudié toda la noche mis materias y cuando comenzó a amanecer vi a Dios.
Lo vi en un amanecer grandioso, en el que la naturaleza estaba empleando una paleta increible de colores malva, naranja  y rojo, que se tornaban más acentuados y cambiaban, en la medida en que el sol iba apareciendo y avanzando en la cordillera.
Recuerdo que con gran certeza me dije: “Alguien tiene que estar detrás de esto, como el Gran Artista, aquí y en toda la Creación”.
Años después, en Alaska, sentí la misma certeza de Dios. De un Creador,  frente al espectáculo de un Valle, al pie de otra cordillera, que no había sido pisado por el ser humano.
La belleza del lugar me tocó de nuevo el alma y renové mi creencia en un Hacedor Supremo, autor de toda esa grandeza.
He tenido otros encuentros con Dios,  ante el nacimiento de cada uno de mis tres hijos, verdaderos milagros del Señor para conmigo.
Por todo esto, dando las gracias por lo que se me ha concedido, hoy le pido a ese Dios de Todos  esos Encuentros, que mire su obra en la Tierra y se apiade de todos los que de una u otra manera sufren hambre, prisión y persecuciones.

No comments:

Post a Comment