Saturday, March 11, 2017

LA JARDINERA (IN) CONSTANTE: UNA VIRTUD, LLAMADA PACIENCIA


(Nieva afuera y adentro y no hay jardín ni alma que lo resista. Por eso repito una crónica, esperando tiempos mejores)

Conozco a una cubana, que en Hamburgo, plantó la semilla del mango que su madre logró pasar por la aduana alemana --¡tremenda hazaña señores...!-- y le brotó precioso.

EUCALIPTUS Y OTRAS HIERBAS, 26 DE MAYO, 2014 002
Angélica Mora
Publicada el 26 de mayo, 2014

Pese al título, "La Jardinera Constante", no he sido muy constante en  mis artículos sobre el jardín... y todo lo verde que hay a mi alrededor.
Les diré que he estado muy ocupada plantando, luego de una primavera lenta que no quería llegar, por más que se la deseara.
Incluso hoy, todavía tengo miedo de sacar los tomates y otros vegetales a la huerta,  por temor de que llegue alguna helada... de esas que que se dejan caer en la región donde vivo, en forma sorpresiva.
He estado, como siempre, maravillada de lo sabia que es la Naturaleza, que tiene ese reloj formidable en cada semilla y planta y los hace germinar y brotar, en el momento oportuno.
Es una lección a la Paciencia, que yo nunca he tenido. Todo lo quiero "ya". Y no puedo esperar de ver todo listo, como yo quiero.
La lección es que hay que saber esperar, para lograr lo anhelado. Es así como he visto brotar semillas dormidas que traje de Chile el año pasado.


EUCALIPTUS Y OTRAS HIERBAS, 26 DE MAYO, 2014 048EUCALIPTUS Y OTRAS HIERBAS, 26 DE MAYO, 2014 057
LAS TOSCAS 23 DE  ENERO ,2012 030EN EL POTRERO 13 DE MARZO,2012 008

Las más preciadas son  unos "coquitos" de eucalyptus, de la casa en el Maule, llamada "Las Toscas".
Dentro de estos "coquitos" hay unas semillas muy pequeñas, que sembré no bien aterricé de mi viaje a Chile.
Otro día contaré esa locura, de pasar semillas por la aduana, en las que  me he visto varias veces en aprietos.
Por eso entiendo super bien  la nostalgia de muchos, de desear tener algo del terruño.
Conozco a una cubana,  que en Hamburgo, plantó la semilla del mango que su madre logró pasar por la aduana alemana --tremenda hazaña señores...!-- y le brotó precioso.
Yo estoy en lo mismo... y mi paciencia ha sido recompensada con un pequeño eucalyptus, un copihue, una chirimoya, cosmos,  y "4 de la tarde".
Debo aclarar que tenía tres arbolitos de eucalyptus, ya grandes... y mientras yo estaba en Alemania, en NY cayó una tremenda helada. Se cortó la energía eléctrica y mi invernadero quedó sin calor por mas de 24 horas. Ese frío "mató" muchas de mis plantas, que perdí irremediablemente. 
Pero ahora tengo mis nuevas semillas, ya germinadas...
Estoy esperando por el boldo y el matico, que se están haciendo rogar. Sin embargo... no me desanimo porque, lo último que pierde una jardinera, es la esperanza...

No comments:

Post a Comment