Wednesday, March 8, 2017

CUBA PIERDE ANTE JAPÓN PERO SE RECUPERA CON CHINA EN EL CLÁSICO MUNDIAL DE BÉISBOL


El pelotero japonés Nobuhiro Matsuda, anota jonrón en el juego entre las selecciones de Cuba y Japón del Grupo B del IV Clásico Mundial de Béisbol, en el estadio Tokio Dome, de la capital de Japón, el 7 de marzo de 2017. ACN FOTO/Ricardo LÓPEZ HEVIA/Periódico Granma/sdl
El pelotero japonés Nobuhiro Matsuda, coencta jonrón en el juego entre las selecciones de Cuba y Japón del Grupo B del IV Clásico Mundial de Béisbol, en el estadio Tokio Dome, de la capital de Japón. Foto: Ricardo López Hevia/ Granma.
La Habana, 8 de marzo, 2017
En predios del Tokio Dome, la selección nacional cubana cayó derrotada en su debut por los anfitriones japoneses con marcador de 11×6.
El pitcheo antillano quedó por debajo de las expectativas, la ofensiva oportuna brilló por su ausencia cuando el partido estaba cerrado, y la defensiva del antesalista Yurisbel Gracial, con dos errores, otorgó demasiadas libertades a los nipones. Sin duda, la derrota estaba en los planes. De hecho, el director Carlos Martí no utilizó a ninguno de sus mejores lanzadores, aunque el duelo llegó hasta el quinto inning con desventaja mínima para los antillanos de 1-2.
La historia tuvo muchos puntos de giro y ambos equipos tuvieron posibilidades de ‘llevarse el gato al agua’ hasta que los nipones tomaron amplia ventaja a mediados del desafío.
Los cubanos amenazaron en el primer inning con hombres en primera y segunda bases sin out, pero el abridor japonés Ayumu Ishikawa obligó a Frederich Cepeda a batear para doble-play, acto seguido regaló base por bolas al cuarto bate Alfredo Despaigne y luego dominó a William Saavedra en inofensivo rodado a la antesala.
En la parte baja de ese mismo capítulo inicial los asiáticos tomaron el control de las acciones, al anotar una carrera remolcada por Yoshitomo Tsutsugo, con sencillo a la pradera derecha.
Una entrada más tarde, los anfitriones japoneses explotaron al abridor cubano, el derecho Noelvis Entenza, sin embargo el relevista Yoanni Yera, con corredores en primera y tercera y un out, salvó la situación y cerró el inning en cero.
Cuba despertó en el tercer episodio y logró empatar el partido 1-1, por elevado de sacrifico de Alexander Ayala, una conexión enorme contra las bardas del jardín central, sobre la cual Norishika Aoki realizó un fildeo antológico para evitar males mayores.
Pero la igualdad era un espejismo. Japón tomó las riendas del choque en el cuarto episodio al fabricar una carrera impulsada por Tetsuto Tamada, con doblete a la pradera izquierda, y amplió la ventaja en el quinto con un racimo de cinco anotaciones, coronado por cuadrangular con dos compañeros en base de Nobuhiro Matsuda.
La remontada era una quimera para los antillanos, que veían como sus posibilidades de victoria caían estrepitosamente al abismo.
Pero los dirigidos por Martí sacaron su casta y se acercaron en el pizarrón con un rally de tres rayas en el séptimo capítulo, en el cual influyeron un jonrón en solitario de Despaigne y un sencillo remolcador de dos carreras del emergente Guillermo Avilés.
Con el 7-4 el panorama mejoró para los cubanos y las esperanzas resurgieron.
Pero una vez más los dueños de casa volvieron a despegarse gracias a un enorme bambinazo de Tsutsugo con Ryosuke Kikuchi en bases, en el final del séptimo, contra los pitcheos del derecho Jonder Martínez.
El tira y encoge continuó en el octavo inning cuando Cuba anotó par de carreras, impulsadas por Gracial con doblete, mientras Japón ripostaba con dos anotaciones en la parte baja de ese mismo episodio para recuperar la ventaja de cinco, 11-6.
Y así acabó todo. En el noveno Cuba amenazó pero no pudo anotar más.
El crédito de la victoria correspondió a Ishikawa, mientras Yera cargó con el revés.
Por los ganadores el mejor bateador fue el antesalista Matsuda, quien compiló tres sencillos y un jonrón en cinco veces al bate, con cuatro impulsadas y tres anotadas.
Vale destacar que la dirección cubana utilizó seis lanzadores durante el encuentro e increíblemente todos permitieron al menos una carrera a sus rivales.
Cuba enfrentará mañana (diez de la noche de hoy) a China, el rival más débil del grupo B, en tanto Japón se medirá a Australia.


La selección cubana se recupera y blanquea 6-0 a China

Agencias | Tokio | 8 de Marzo de 2017

Vladimir Baños trabajó cinco innings y solo admitió un corredor embasado. (ESCAMBRAY)
Roel Santos pegó un triple de dos carreras y Cuba anotó cuatro carreras en el cuarto inning para imponerse 6-0 el miércoles a China en el Clásico Mundial de Béisbol, reporta la AP.
El exjugador panameño de las Grandes Ligas Bruce Chen mantuvo a Cuba en blanco en los primeros dos innings y dos tercios en el Tokyo Dome, pero un cambio en la lomita dio a los bateadores cubanos la chispa que necesitaban.
Yoelkis Céspedes impulsó la primera carrera en el cuarto ante Luo Xia y un triple de Santos al jardín central puso el 3-0. Santos anotó después con un doble de Alexander Ayala hacia la izquierda.
El abridor cubano Vladimir Baños trabajó cinco innings y solo admitió un corredor embasado tras un sencillo de Yang Shunyi con un out en el quinto.
Cuba mejoró a 1-1 para mantener sus opciones de pasar a segunda ronda en el torneo, tras caer ante Japón el martes 11-6.

No comments:

Post a Comment