7
Desde la base aérea McDill, Florida, que funciona como Comando Central de las Fuerzas Armadas norteamericanos, el presidente Donald Trump adelantó que Washington realizará una fuerte inversión para que el Ejército tenga "el mejor equipamiento" para combatir al "extremismo islámico".
"Nos aseguraremos que tengan las herramientas, la capacitación… Haremos una fuerte inversión en las Fuerzas Armadas para tener el mejor equipamiento", señaló el jefe de Estado, quien adelantó que su administración está en negociaciones para adquirir aviones F-35.
Trump aseguró que el objetivo es terminar con la amenaza terrorista al indicar que "el extremismo islámico está decidido" a atacar a Estados Unidos, "como lo hizo el 11 de septiembre, en Boston, en Orlando, y en San Bernardino".
El mandatario agregó que el terrorismo también está golpeando en Europa, donde ya se registraron atentados en París, Bruselas y Berlín, entre otras ciudades, y acusó a "la prensa deshonesta" de no querer informarlo.
Indicó, además, que "Estados  Unidos está junto a quienes defienden la libertad" y advirtió que Washington y sus aliados "vencerán" al "islamismo extremo".
En ese sentido, volvió a defender su reciente orden ejecutiva al enfatizar que Estados Unidos necesita "programas fuertes para evitar el ingreso de quienes quieren destruir" el país.
"Protegeremos a quienes nos protegen, y nunca los desilusionaremos. No tengo un mayor deber que proteger al pueblo estadounidense", apuntó.
En la base asistió a una reunión informativa con altos mandos del Cencot (Mando Central) y Socom (Mando de Operaciones Especiales), almorzó con el personal, y dio un discurso ante los mandos militares.
El Centocom controla las operaciones antiterroristas y además supervisa unos 20 países de Medio Oriente y Asia, entre ellos Irán, Irak, Yemen y Siria, que están afectados junto a otros tres países por la orden ejecutiva de Trump que prohíbe temporalmente a sus ciudadanos la entrada a Estados Unidos. La medida que ha sido frenada por la Justicia en primera y segunda instancia.
El presidente norteamericano, que visitó por primera vez como presidente la base MacDill, estuvo la semana pasada en una base militar en Delaware para recibir los restos del soldado caído en Yemen, el cual formaba parte de la primera misión que el mandatario autorizó contra Al Qaeda.
Trump llegó el pasado viernes a Florida para una visita en la que combinó el descanso con varias entrevistas telefónicas con líderes internacionales, incluido el secretario general de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), Jens Stoltenberg.
En su primera conversación con Stoltenberg, discutieron "cómo alentar a todos los aliados de la OTAN a cumplir con sus compromisos de gastos de defensa", señaló la Casa Blanca.
Trump ha calificado a la OTAN de "obsoleta" y el año pasado criticó a los socios europeos de la Alianza por no aportar suficientes fondos, además de sugerir que podría reducir el apoyo estadounidense a ese bloque transatlántico. 
INFOBAE