Thursday, February 16, 2017

JOVEN CUBANO EXPULSADO DE LA UNIVERSIDAD POR NEGARSE A LAMENTAR LA MUERTE DE FIDEL CASTRO

El joven David Mauri escribió en un examen que “semejante dictador” no merecía tributo


David Mauri Cardoso Texto y foto  Alejandro Tur. Cubanet
Cienfuegos, 16 de febrero, 2017
 El joven de 24 años de edad David Mauri Cardoso fue expulsado el pasado diez de febrero de la Universidad de Cienfuegos, donde cursaba primer año de Derecho en la modalidad Curso por Encuentros, por negarse a expresar consternación por la muerte del exgobernante cubano Fidel Castro durante un examen de la asignatura Español.
Según Cardoso, realizaba el examen cuando halló que le pedían interpretase la canción Cabalgando con Fidel y le solicitaban redactase un párrafo donde expresara lo que había sentido tras rendirle tributo a las cenizas de Fidel Castro. “La pregunta está basada en una suposición errónea, que yo le había rendido tributo, cosa que no sucedió”, dijo el estudiante.
Según la Resolución Rectoral que le fue entregada para que firmara más adelante, Cardoso había escrito en el examen que la canción era una vergüenza. En referencia a la muerte de Fidel, comentó: “Ya le tocaba, así que se fue”.  En la última pregunta relativa a redacción sobre rendir homenaje a las cenizas del exgobernante, puso: “Jamás he rendido homenaje a nadie… que son las cenizas de semejante dictador… pues supongo que sería una hipocresía, que ha sido una gran injusticia histórica el que se haya muerto tan pronto, para que sufriera en decrepitud y enfermedad un poco del veneno que él le hizo tragar a esta isla durante más de cincuenta años, ha significado la miseria, el hambre, la injusticia, el autoritarismo y la destrucción de los fundamentos de la sociedad y la familia”.
Cardoso reconoce la autoría del texto. “El pasado 31 de enero la secretaria de la sede de Ciencias Sociales me llamó por teléfono y comunicó que se había abierto una comisión disciplinaria en mi contra. Al otro día fui hasta la universidad, donde me atendió una profesora de Derecho, leyó la denuncia y dijo que las faltas que se me atribuían eran de carácter muy grave, pues se vinculaban a una actitud contraria a los principios de la revolución”, cuenta el ahora sancionado.
Tras explicarle el procedimiento que seguirían, le tomaron una declaración que contemplaba sus valoraciones sobre lo sucedido, que luego firmó. Posteriormente le citaron con la idea de hacerle saber que habían decidido los integrantes del consejillo.
“Me recibió Loanelys Mirabal Pérez, sustituta de la Decana, quien me leyó la Resolución Rectoral 37/2017 en la que se exponen los hechos que he contado y se dictamina que me sancionan con la expulsión por “mantener una actitud contraria a nuestro proceso revolucionario, prevista en el artículo 35, inciso a”.
Cardoso asegura haber descubierto un grupo de irregularidades en el proceso que se le realizó. Pasando por alto la expulsión por motivaciones políticas, el ahora exestudiante se extraña que la denuncia provenga de una metodóloga provincial de español, no siendo la persona que calificó su examen y, por tanto, que no debería conocer la letra o el espíritu del examen.
“Si alguna de las cosas que yo plasmé en el examen eran incorrectas o violaban el reglamento del método que ellos tienen para examinar, simplemente podían haber anulado el examen o desaprobarme. Lo que no entiendo es por qué tuvo que consultarse a una instancia superior, como es una metodóloga provincial de español, y esa metodóloga presente una demanda en mi contra por cosas que no tienen nada que ver con la prueba, o con la materia que se estaba calificando”, concluyó Cardoso.
De acuerdo a la resolución 240, emitida el 18 de octubre de 2007, dictada por el Ministerio de Educación Superior, donde se conformó el Reglamento Disciplinario para estudiantes de la Enseñanza Superior, en el Capítulo VII, artículo 30 inciso a establece que es competencia del Rector aplicar medidas disciplinarias en primera instancia cuando se trate de faltas calificadas como “muy graves”.

No comments:

Post a Comment