En el centro de la revisión de la política de EEUU hacia Cuba estarán los DDHH
El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, afirmó el viernes que la Casa Blanca priorizará los derechos humanos en la "revisión completa" que está haciendo de la política estadounidense hacia Cuba.
Spicer aseguró que el presidente Donald Trump "está comprometido con una agenda que garantice los derechos humanos para todos los ciudadanos del mundo", por lo que ese tema ocupará un lugar "principal" en la revisión de la política con Cuba.
En ese sentido, y según pudo saberse el viernes, Estados Unidos acaba de habilitar a decenas de médicos cubanos que estaban varados en Colombia para que ingresen al país, tras recibir el visado a través del recientemente derogado programa Cuban Medical Professional Parole.

Los galenos serán los primeros en llegar a suelo estadounidense tras el fin del programa que acogía cada año a cientos de médicos que escapaban de las misiones cubanas en el exterior.
“Estamos en medio de una revisión completa sobre todas las políticas estadounidenses hacia Cuba”
Spicer respondió así en su rueda de prensa diaria a una periodista que le preguntó si había habido contactos con el gobierno cubano desde la investidura de Trump y si Estados Unidos se planteaba revisar su política hacia la isla.
A lo primero evitó responder y sobre lo segundo se limitó a decir: "Estamos en medio de una revisión completa sobre todas las políticas estadounidenses hacia Cuba".
Este es el primer pronunciamiento del nuevo gobierno sobre Cuba desde que Trump asumió el poder el pasado 20 de enero.
El 11 de enero, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, aseguró en su audiencia de confirmación en el Senado que Trump haría una "revisión de abajo a arriba" de la relación bilateral con Cuba, incluida la decisión de Barack Obama de retirar al país de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo.
Ya como presidente electo, el 28 de noviembre, Trump dijo que daría marcha atrás en las medidas de Obama hacia Cuba si el gobierno de la isla no se presta a negociar con él "un acuerdo mejor".
Pocos días antes, en su reacción a la muerte de Fidel Castro, Trump calificó de "brutal dictador" al líder cubano y prometió que su gobierno hará "todo lo posible para asegurar que el pueblo de Cuba pueda iniciar finalmente su camino hacia la prosperidad y libertad".
Con información de EFE 
infobae