Saturday, February 11, 2017

DELIRIUM TREMENS DE UN NARCISISTA. TRUMP FRENTE AL NEOCOMUNISMO


Por Alfredo M. Cepero
En un caso extremo, podría decirse que Barack Obama padece de una especie de patología de la personalidad creada por una incurable obsesión de poder. Algo similar al delirium tremens que sufren los alcohólicos cuando se les priva de su precioso elixir.
El viernes 27 de enero Donald Trump emitió una orden ejecutiva congelando de manera temporal el ingreso a los Estados Unidos de refugiados procedentes de siete países de mayoría musulmana que, al mismo tiempo, albergan a terroristas islámicos afiliados con Al Qaida e ISIS. Ese fin de semana, la premura con que la orden fue aplicada creó confusión en los funcionarios de aduanas e interrupción del flujo de viajeros extranjeros, muchos de los cuales eran residentes legales de los Estados Unidos o habían recibido visas válidas para entrar al país.
El presidente cometió un error que la prensa complaciente de la izquierda habría perdonado a Barack Obama, pero no a Donald Trump. Esa prensa se ha impuesto como misión destruirlo con todas las armas a su disposición. Lo acusaron de fascista, de "nacionalista blanco", de violador de la constitución y de hostigador de grupos religiosos. El Torquemada de la Inquisición Española resucitado con melena rubia en la Isla de Manhattan. La histeria llegó al piso del Senado cuando el demócrata Chuck Schumer derramó lágrimas de cocodrilo mientras invocaba a la Estatua de la Libertad.
Pero el Mesías no podía quedarse atrás. Es un loro que no puede quedarse callado. Es un narcisista enloquecido por la pérdida del púlpito presidencial desde el cual sermoneaba a sus conciudadanos. Ahora es uno más entre 300 millones de norteamericanos y eso ha sido un insulto imperdonable a su vanidad reventona. Por eso, violando toda ética y tradición política, Obama aplaudió las manifestaciones contra la orden ejecutiva de Trump diciendo: "Ciudadanos ejerciendo su derecho constitucional de reunión, organización y haciendo que sus voces sean escuchadas por los oficiales electos es exactamente lo que esperamos ver cuando los valores estadounidenses están en peligro". Y agregó: "Es lo que esperamos ver cuando los valores estadounidenses están en juego". Pero, siempre el taimado camaleón de mil colores, no estampó su firma en la declaración. La declaración fue firmada por su asesor Kevin Lewis. De todas maneras, el daño estaba hecho.
Con esta conducta Barack Obama ha demostrado ser el menos "presidenciable" de los presidentes norteamericanos que le antecedieron. De hecho, los presidentes salientes han respetado las decisiones de sus sucesores y mantenido un respetuoso silencio. Una especie de regla no escrita de "no estorbar". ¡Qué inmenso contraste con la conducta elegante y caballerosa de su predecesor, George W. Bush, quién mantuvo silencio ante sus innumerables críticas y sus ataques arteros! Obama llegó incluso a calificar a Busch de "antipatriótico" por el nivel de deuda que éste había acumulado. La ironía fue que Obama paso después a acumular él solo una deuda superior a la de todos sus predecesores en la Casa Blanca.
En un caso extremo, podría decirse que Barack Obama padece de una especie de patología de la personalidad creada por una incurable obsesión de poder. Algo similar al delirium tremens que sufren los alcohólicos cuando se les priva de su precioso elixir. Los estudiosos del tema señalan que los principales síntomas de esta enfermedad son confusión, desorientación, alucinaciones visuales y auditivas, fiebre y otros signos de hiperactividad autónoma.
Un experto en la forma en que esta enfermedad se manifiesta en los políticos es el doctor Nayef Al-Rodhan, profesor de la prestigiosa Universidad de Oxford, en Inglaterra. En su libro "La neuroquímica del poder y sus implicaciones en el cambio político", Al-Rodhan dice: "El poder, específicamente el poder absoluto y descontrolado, produce intoxicación. Sus efectos se producen en los niveles celulares y neuroquímicos. Se manifiestan en la conducta de distintas maneras, desde el incremento de las funciones cognitivas hasta ausencia de inhibición, juicio equivocado, narcisismo extremo, perversión de la conducta y marcada crueldad".
La descripción es aplicable a gobernantes y políticos en muchos lugares de la geografía y períodos de la historia. Ahora bien es importante tener en cuenta que cada uno de estos gobernantes ha tenido que operar dentro de su medio específico. Fidel Castro no habría podido monopolizar el poder por medio siglo en los Estados Unidos, pero Barack Obama si pudo haber emulado a sus camaradas cubanos de haber gobernado en Cuba. De ahí su debilidad frente a Vladimir Putin así como su admiración y solidaridad con los clérigos iraníes y los patanes cubanos.
En el caso de Obama, es importante señalar el hecho de que el Partido Demócrata ha perdido grandes porciones de poder tanto a nivel estatal como federal. Las cifras son dramáticas cuando consideramos que, durante los ochos años de Obama, ha perdido 9 escaños en el Senado, 262 en la Cámara de Representantes, 12 gobernaciones estatales y 1,000 escaños en las legislaturas estatales. El tiro de gracia ha sido la pérdida de una campaña por la Casa Blanca que creyeron tener en el bolsillo.
De hecho, su megalomanía ha destruido un Partido Demócrata que ya sólo gana cuando Obama está en la boleta. Lamentablemente para ellos la Enmienda Vigésimo Segunda de la Constitución Norteamericana prohíbe la reelección del Presidente. Su último recurso parece ser el de convertirse en la cabeza de la oposición a Donald Trump. En su delirium tremens Obama se cree capaz de revivir al partido que destruyó. Su problema es que, aunque él se lo crea, no es ni Mahoma ni Jesucristo y que su obstinación podría traer peligros tanto para él como para el partido.
Primero los peligros para el partido. La sombra de Obama es tan larga que no permitirá la formación y proliferación de futuros líderes y nuevas agendas adaptadas a los retos futuros. Ese es el modo en que deben de operar los partidos políticos en cualquier democracia y mucho más en las avanzadas como la de los Estados Unidos. Los candidatos que Obama promueva en futuras campañas podrían correr la suerte de Hillary Clinton que perdió a pesar de que el ex presidente pidió el voto para ella como una "cuestión de honor" y de que hasta Michelle Obama salió a hacer campaña por una candidata destinada a perder porque prometía más de lo mismo.
El peligro para Obama es el de hacer el ridículo y eso es el beso de la muerte para cualquier político. Si se empeña en encabezar la oposición a Donald Trump, los errores de su gobierno--tales como la deuda nacional, el Obamacare, la inmigración y la desastrosa política internacional--seguirán siendo visitados con frecuencia. La gente no los olvidará. Los pueblos olvidan los errores de los gobernantes que saben retirarse a tiempo y con elegancia. Los que insisten en obstruir a su sucesor pierden ese beneficio. Sobre todo cuando esa proporción considerable del pueblo norteamericano que puso a Trump en la Casa Blanca ha decidido ser tan agresiva en la defensa de sus principios como el actual presidente. Un hombre que está implementando su agenda a una velocidad sideral que tiene mareado y mortificado al Mesías condenado a un largo y frío exilio del poder.
De ahí, que Obama haría bien en tener presente que Donald Trump no es George W. Bush. Mientras Bush ponía la otra mejilla, Donald Trump ha demostrado ser un maestro del contragolpe que, si es provocado, le propina tremenda bofetada al más pintado. Este presidente no se deja intimidar por nadie y estoy seguro que mucho menos por un "organizador comunitario" con ínfulas de estadista. Trump ha hecho cosas y logrado éxitos que muchos no esperábamos. Ahora podría sorprendernos una vez más curando a Barack Obama de su delirium tremens. 

TRUMP FRENTE EL NEOCOMUNISMO

EN LO QUE EN REALIDAD ESTAMOS ES EN UNA LUCHA A MUERTE ENTRE LOS VALORES OCCIDENTALES Y CRISTIANOS Y EL NEO COMUNISMO INSTITUIDO  PARA DESTRUIR OCCIDENTE.

Por Roniel Aledo 

Militar de EEUU, ex analista (ctr) de la CIA y oficial de operaciones del Pentágono que reside en España desde diciembre del 2015. Ha tenido la amabilidad de colaborar con Navarra Confidencial concediéndonos esta entrevista.

¿Es Donald Trump un loco?
No, es una persona con enorme autoconfianza y extrovertido.
¿Podría explicar a los lectores de Navarra Confidencial por qué ha ganado Donald Trump?
Porque supo ganarse a la mayoría silenciosa. Se gano a la gente común y de a pie con gran sentido común. Estas son las personas que no viven en las grandes ciudades y conservan estilos de vida tradicionales. Estas personas de sentido común que componen la mayoría silenciosa son rechazados, asfixiados, relegados y burlados por las élites de las grandes ciudades. Las élites de las ciudades están completamente bajo la influencia y el adoctrinamiento constante de los medios de comunicación, la prensa, el cine, la educación, completamente izquierdista, favorecedora de Marxismo Cultural-Escuela de Frankfurt (Adorno, Marcuse, Fromm, etc). Las élites de las ciudades son el resultado de 40 años de la Escuela de Frankfurt y la violentísima y radicalísima ingeniería social y cultural que Obama impuso en EEUU. La gente con sentido común se vio rodeada, oprimida, machacada por la Dictadura de lo Políticamente Correcto, por el mazo implacable del Marxismo Cultural. Esta gente machacada y oprimida por la Escuela de Frankfurt vio cómo en poco tiempo lo que sus padres y abuelos pensaban se convertía bajo Obama en ¨crimen de odio¨, en ¨racismo¨, y en ¨fobias¨. Estas personas de sentido común vieron como pensar y hablar lo que la América Cristiana siempre había pensado y dicho de momento era semi o pseudo ilegal. Estas personas vieron en Trump su válvula de escape. Una persona que hablaba con el sentido común de siempre y se atrevía a decir lo que todos opinan, lo que todos piensan pero nadie se atreve a decir para evitar el mazo de la dictadura de lo políticamente correcto.
De esta forma Trump se ganó las masas de la mayoría silenciosa con sentido común que todavía vive bajo la Ley Natural y sin la infección viral del Marxismo Cultural de San Francisco, Nueva York, Chicago, etc. Así también Trump se ganó a los famosos Demócratas de Reagan. Estos son votantes naturales del partido de Centro Izquierda, o sea el Demócrata, que abandonaron su casa natural para votar por Reagan en los 80s. Ahora después de 30 años han vuelto a abandonar al elitista y Marxista Cultural Partido Demócrata para votar por Trump. Esos Demócratas de Reagan han vuelto después de 30 años y ahora son de Trump.
¿Es comparable de algún modo Donald Trump a Podemos?
Es comparable sólo en el sentido de que han nacido de la ira popular. La ira popular contra la crisis despertó a sectores obreros y pobres en España para llevarlos al Marxismo revolucionario  y populista de Podemos. La ira de la mayoría silenciosa de EEUU, aplastada y humillada, por las élites de Hollywood, los marxistoides profesores universitarios, los ¨Gay Pride Parades¨, las Femen, la televisión y las grandes cadenas de noticias que les forzaban por la garganta a golpes toda la ingeniería social y cultural de Marcuse, Adorno, Fromm, Benjamin y otros, llevó a Trump a crear un verdadero movimiento que yo considero una auténtica Contra Revolución cultural.
¿Por qué Obama obtuvo muchos más votos que Hillary Clinton?
Porque los negros de EEUU y los jóvenes se abalanzaron sobre Obama con pasión suprema. Con Hillary muchos negros vieron una elitista que no los motivaba (al contrario, muchos negros con alto sentido común también se fueron con Trump, y los jóvenes idealistas e ingenuos formados en la generación políticamente correcta del Marxismo Cultural, estaban decepcionados con Hillary pues preferían por mucho al socialista Bernie Sanders.
¿Estamos entonces ante un éxito de Trump, un fracaso de Obama o un fracaso de Hillary Clinton?
Ante una Contra Revolución. Una reacción a 45 años de adoctrinamiento universal y total en la Escuela de Frankfurt acentuada por 8 años de brutal imposición de ingeniería social de Obama. La Revolución Cultural inspirada por la Escuela de Frankfurt en los 60 ( y previamente en los ¨locos¨ años 20) finalmente se ha encontrado con su natural Contra Revolución 45 años después. Es un coletazo de lo que esta pasando en Europa con el Bréxit y el renacer la Nacion -Estado.
¿Cómo interpreta la unanimidad mediática y política mundial contra Donald Trump?
El 90% de la prensa escrita y de las noticias en televisión en EEUU (ABC, CNN, CBS, NBC, MSNBC, etc) son o de centro izquierda o de izquierda. Son peones al fiel servicio del Marxismo Cultural. Son fieles vocales de la Escuela de Frankfurt o lo que es lo mismo enemigos a muerte de Trump. Todos estos medios recibieron orden directo de destruir a Trump a toda costa y de defender a Hillary siempre y en todo momento. En Europa la percepción de Trump es todavía mucho peor, puesto que una vez que los medios de EEUU manipulan y distorsionan la figura de Trump, envían sus engendros a la prensa local Europea y estos (en su mayoría también hijos fieles del Marxismo Cultural) vuelven a manipular aun más las noticias y la información. Cuando el europeo de apie lee, escucha o ve las noticias de Trump, está recibiendo una información doblemente manipulada y sacada de contexto. Es como si todo lo que yo se de Manuel Fraga lo supiera por lo que Pablo Iglesias y Colau – a través de sus ópticas y opiniones–me han contado.
¿Cómo afectará la presidencia de Trump a la lucha contra el islamismo?
Para bien. Trump no anda con rodeos. Lo más importante es que se unirá a Rusia para acabar con los terroristas en Siria. A nivel local también será bueno pues reconoce que el terrorismo islámico se alimenta de las poblaciones islámicas.
¿Ha tenido la corrupción un papel tan importante en la campaña y los resultados como en España?
No. La corrupción fue algo muy menor. Una Contra Revolución Cultural fue la clave para la victoria de Trump.
¿Es Trump el mejor candidato que podían presentar los republicanos?
Si, porque si bien había candidatos con vidas privadas más de acuerdo a la moral cristiana, sólo Trump representaba la Némesis del Marxismo Cultural. Como dijo el gran historiador católico H.W Crooker, sólo Trump es lo que el llama el ¨exorcista¨ de lo Políticamente Correcto. O como decía el escritor australiano católico Blaise Joseph, sólo Trump podía ser un nuevo Emperador Constantino en el sentido de que sin ser un cristiano devoto, sólo él podía destruir el Marxismo Cultural en guerra abierta y así ayudar al cristianismo. Todos los demás candidatos del partido republicano, aunque algunos buenos cristianos, no eran Contra Revolucionarios como Trump, y nunca hubieran podido despertar a la mayoría silenciosa como Trump lo hizo.
¿Puede suponer el ascenso de Trump una radicalización de la política estadounidense y una división del país?
Otra vez lo atribuyo a una Contra Revolucion cultural. La respuesta al Marxismo Cultural que Occidente sufre desde desde los 60s cortesía de Adorno, Marcuso, Fromm y Benjamin. El ascenso de Trump es sólo la reacción de la gente de a pie, con sentido común, que reconoce o sigue la Ley Natural, contra la Dictadura machacante e implacable del Marximo Cultural impuesta a martillazos sobre la población. Y sí, la sociedad ahora esta más polarizada que nunca. Por un lado los que se han dejado adoctrinar y lavar el cerebro por la Escuela de Frankfurt y sus instrumentos (Hollywood, Lagy Gaga, Modern Family, Cher, la Universidad Progre, la CNN, Oprah, Dysney, la escuela atea, el Día de la Tierra, Kawanza, etc, etc, etc) y las personas de sentido común. Ahora más que nunca hay una división en EE.UU entre los alumnos de la Escuela de Frankfurt adoctrinados por los que Juan Manuel de Prada llamaría ¨Moderaditos¨ y las personas no infectadas que siguen teniendo sentido común y siguen llamando blanco a lo blanco, negro a lo negro y no quieren que un hombre  con maquillaje vestido de mujer use el mismo baño y enseñe sus masculinos genitales a sus niñas de 12 años.
¿Cuánto va a mandar Trump y cuánto el Congreso y el Senado? ¿Qué política va a surgir de este fuerte control republicano de todos los resortes del poder?
Trump usará poderes ejecutivos cuando pueda, y pactara con el Congreso cuando lo necesite. Todos los Demócratas y algunos Republicanos de los ¨Moderaditos¨ (como los llamaría Juan Manuel de Prada) se opondrán a Trump, pero creo que logrará mucho para deshacer las ingeniería social, económica y cultural Obamita.
¿Por qué estamos tan sorprendidos?, ¿significa eso que los medios de comunicación nos han informado muy mal de lo que estaba pasando?
Porque los medios de comunicación odian a Trump y no podían darle ninguna oportunidad, ni siquiera la esperanza de victoria.
¿A quién se parece más Trump? ¿A Ronald Reagan o a Silvio Berlusconi?
En lo personal  Berlusconi, en políticas a Reagan (o a Orban de Hungría o a Farage de Reino Unido)
Racista, machista y xenófobo. ¿Están justificados estos calificativos dirigidos a Trump?
Desde una perspectiva Marxista Cultural en un cerebro lavado y dominado por lo Políticamente Correcto, claro que sí. Desde una perspectiva objetiva basada en la Ley Natural, claro que no. Racista, Machista y todos los ¨fobos¨son el lenguaje preferidos de los minions-alumnos de la Escuela de Frankfurt.
¿Cómo va a cambiar la guerra contra el terrorismo islámico? ¿Qué puede hacer Trump para ganarla?
Trabajar con Rusia en verdadera cooperación.
¿Qué más cambia con Rusia?
La probabilidad de una Guerra Nuclear con Rusia se reduce drásticamente con Trump, por lo menos en un 40%. Hillary quería imponer una zona de no vuelos en Siria lo cual dijo el Jefe del estado Mayor, el general Dumford, que significaba ir a Guerra con Rusia. Ese plan de Hillary era un verdadero disparate suicida al nivel de los Tres Chiflados. Con Trump ese riesgo, y los 500 millones de muertos que provocaría, se reducen enormemente. Ademas Trump tiene un sentido de visión global parecido al de Putin. Ambos creen en la Nación Estado. Ademas Rusia se divorció del Nuevo Orden Mundial (NOM) y esta teniendo su propia revolución pro Cristiana, nacionalista y a favor de la Ley Natural. Los lideres que piensan de manera similar tienen menos probabilidades de aniquilarse mutuamente con bombas nucleares.
¿Qué es lo mas significativo de Trump como Presidente a nivel interno?
Se salva la Corte Suprema de EEUU. La Corte Suprema de EEUU es poderosísima, es como la unión del Supremo y el Constitucional de Espana pero en uno. En muchas ocasiones los 9 jueces tiene mas poder que el mismo Presidente y el Congreso. Sólo el Tribunal Supremo de EEUU puede limitar el aborto, defender la familia cristiana, defender la verdadera libertad religiosa. Hace unos meses el muy católico y practicante Scalia murió, y el muy católico y tomista Thomas se retirará pronto. Una Presidencia de Hillary hubiera sido apocalíptica y devastadora pues ambos jueces se hubiesen reemplazo con rabiosos de la Escuela de Frankfurt con sus nefastas consecuencias para los Cristianos y los que siguen la Ley Natural. Trump va a salvar la Corte Suprema de EEUU. Trump prometió llenar las vacantes con jueces pro vida y pro familia y de hecho ya dio una lista con 11 nombres de potenciales candidatos, todos cristianos, conservadores y practicantes. Salvar la Corte Suprema de Hillary y la Escuela de Frankfurt.

No comments:

Post a Comment