La Habana, 3 feb EFE
 Cuba aplicará un nuevo impuesto sobre los ingresos personales a los empleados de empresas extranjeras a partir de abril próximo, informó hoy el Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) de la isla.
Este gravamen va dirigido a quienes perciban más 1.500 pesos cubanos (625 dólares), explicó el director de política de ingresos del MFP, Vladimir Regueiro, citado por la estatal Agencia Cubana de Noticias.
La nueva medida exceptúa a los trabajadores contratados por entidades establecidas en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), que ya pagan ese impuesto, y las agencias empleadoras se encargarán de retener o descontar los impuestos, precisó.
El montante a cobrar será similar al gravamen que desde octubre pasado se aplica a los trabajadores de las empresas estatales cubanas que realizan pagos adicionales al salario básico de los trabajadores, por los resultados obtenidos y por la distribución de sus beneficios, refirió el especialista.
La aplicación del impuesto sobre ingresos personales en el sistema empresarial estatal de la isla y la contribución especial a la Seguridad Social, ha implicado a más de 1,2 millones de trabajadores en la primera etapa de su aplicación entre octubre y diciembre de 2016.
La aplicación de ambos impuestos responde al aumento sostenido del salario medio mensual en el sector empresarial estatal y las entidades con mayores aportes son las que pertenecen a los grupos empresariales BioCubaFarma, la agricultura y la industria alimentaria, según el Ministerio de Finanzas y Precios.
Regueiro indicó que los impuestos en concepto de ingresos personales se destinan a los presupuestos de los municipios donde están ubicados los centros laborales, para ser empleados en acciones que repercutan en una mejora de los servicios públicos.
En total, unos 200.000 cubanos tendrán que pagar impuestos sobre los ingresos personales percibidos el año anterior como parte de la campaña de declaración jurada y pago de tributos de 2017, iniciada en enero y que terminará el 29 de abril próximo, según la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).
De los contribuyentes convocados por el fisco, más de 170.000 son trabajadores del sector privado y el resto son artistas, creadores y personal de apoyo del sector de la cultura, comunicadores sociales y diseñadores y trabajadores de empresas extranjeras radicadas en la isla.
La campaña de 2017 incluirá además el pago de impuestos sobre el transporte terrestre, propiedad o posesión de embarcaciones, utilidades y los ingresos no tributarios.
La nueva Ley Tributaria entró en vigor en Cuba en enero de 2013 como parte del plan de reformas impulsadas por el presidente Raúl Castro para "actualizar" el socialismo y la economía que ha abierto espacios, aun limitados, a la iniciativa privada en la isla comunista.