Enrique Peña Nieto (AFP)
 
Legisladores y políticos de oposición en México pidieron al presidente Enrique Peña Nieto no reunirse con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en tanto no exista un frente común que defina la estrategia que seguir ante las acciones que el republicano ha emprendido en contra del país y de los migrantes.
Trump firmó este miércoles el decreto para iniciar la construcción de un muro en la frontera que divide a los dos países y reiteró su pretensión de que México la pague, ya sea vía impuestos o "en miles de formas".
El líder moral de la izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas, y la aspirante derechista a la presidencia Margarita Zavala pidieron a Peña Nieto que cancele su visita a Trump programada para el 31 de enero. A su demanda se sumaron legisladores de distintos partidos.
"Es momento de cerrar filas ante la política de Trump contra México y los mexicanos y eso va más allá de los partidos… vamos tarde, pero es importante hacerlo pronto y sobre todo que el presidente escuche y se deje ayudar", dijo a Infobae el diputado Víctor Sánchez, del opositor Movimiento Ciudadano (MC).
"Hoy, nada menos, se nos está anunciando que el muro se construirá con una altura de 16 metros en toda la longitud de nuestra frontera, con un enorme gasto que el presidente de Estados Unidos buscará cargar a nuestro país. Me parece que éste es el recibimiento que hoy se está haciendo a los enviados del gobierno mexicano y que, si está anunciada una visita del titular del Ejecutivo, se le estará recibiendo con un portazo en la nariz. Me parece que lo menos que podría hacerse en estas condiciones sería no acudir, cancelar la visita a los Estados Unidos y buscar una posición digna para México", dijo por la mañana Cárdenas Solórzano en un panel.
Trump firmó la construcción del muro justo el día que empezaron en Washington pláticas bilaterales para revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que México firmó con Estados Unidos y Canadá y que hoy representa su negociación comercial más importante.
La delegación mexicana está encabezada por el canciller Luis Videgaray y por el Ministro de Economía Ildefonso Guajardo.
Otro de los líderes morales de los mexicanos, el padre Alejandro Solalinde Guerra, señaló que "Peña Nieto ya no tiene el aval del pueblo de México para ir a negociar la entrega del país a Donald Trump".
El senador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) Armando Ríos Piter llamó a "evaluar juntos la decisión" sobre la visita del presidente a Washington.
"Sinaloa decimos: Al que le guste puede dar las nalgas, nomas espérese a que se las pidan! No ande de aprontado! Es el problema d Videgaray (el canciller) [sic]", publicó en su cuenta de Twitter el diputado independiente Manuel Clouthier.
El frente común
El derechista Partido Acción Nacional (PAN), a través del diputado Marko Cortes, presentó ocho propuestas para defender al país, los migrantes y la economía nacional de las acciones de Trump y crear un frente común con todas las fuerzas políticas.
Entre las propuestas, se destaca que el gobierno de México solicite al Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU que se pronuncie sobre la construcción del muro fronterizo; que el presidente Peña convoque al gabinete de seguridad para que se tomen medidas ante la llegada de connacionales al país; que el Ejecutivo propicie un encuentro con los poderes Legislativo y Judicial y las fuerzas políticas para hacer un frente común para fortalecer al presidente Donald Trump; activar el mercado interno lanzando una campaña que pida a los mexicanos que consuman lo hecho en México; diversificar la relación comercial con otras regiones del mundo; y que el Ejecutivo incluya en su agenda bilateral pedir que la mitad de los bienes incautados a "El Chapo".
"El presidente cuenta con el apoyo del PAN, pero se ve solo", dijo el legislador a Infobae.
Víctor Sánchez afirmó que es posible llegar a un acuerdo entre las fuerzas políticas, pero es el presidente quien debe demostrar voluntad y apertura a los planteamientos que le propongan los partidos que se sumen a este frente común.
El izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien va a la cabeza en las encuestas de intención de voto para las elecciones de 2018, también llamó a través de su cuenta de Twitter a la "fraternidad".