Monday, January 23, 2017

GRANMA CAMPEÓN


Granma barre a Ciego de Ávila y se corona campeón por primera vez



El equipo de Granma levanta su trofeo. (CUBADEBATE)
Granma consumó una proeza sin precedentes y se convirtió en el decimoctavo campeón del torneo cubano de béisbol, tras derrotar este domingo 3-2 a Ciego de Ávila y completar así la barrida 4-0 en la gran final.
Para los Alazanes de Granma este representó su primer título en la historia de la pelota cubana, algo que muy pocos expertos presagiaron al inicio de la temporada, allá por principios de agosto del año pasado.
Además, los Alazanes hicieron realidad la coronación de manera espectacular, con barrida. Anteriormente, solo Pinar del Río (1997), Industriales (2003, 2004) y Santiago de Cuba (2000, 2008) habían logrado subir al trono de esa forma expedita.
El triunfo tiene mayor relevancia si se recuerda que los granmenses eliminaron en semifinales a Matanzas, principal favorito al título tras imponer récord de victorias en la temporada (70-20). Ahora han derrotado a Ciego de Ávila, campeón en 2012, 2015 y 2016.
En la serie contra los avileños, Granma logró imponerse de visitante en los dos primeros partidos, por 4-3 y 3-2, para posteriormente conquistar el cetro en sus predios del Mártires de Barbados, con triunfos consecutivos 10-1 y 3-2, en los desafíos tres y cuatro.
Este domingo, frente a cerca de 12.000 fans congregados en el estadio de Bayamo —además de otros miles situados en las afueras de la instalación que siguieron el partido por pantallas gigantes—, Granma y Ciego de Ávila se liaron en un duelo de lanzadores entre el zurdo Leandro Martínez y el derecho Erlys Casanova.
La primera gran amenaza del choque llegó en la parte baja del tercer capítulo, cuando Granma puso hombres en primera y segunda bases, sin out, pero Casanova logró imponerse y dominó a los tres siguientes bateadores, en especial a Yoelkis Céspedes, quien falló su intento de sacrificio en toque de bola.
El intenso sol reinante en Bayamo hacía mella en los serpentineros, y los bateadores poco a poco comenzaron a tomar el protagonismo.
Así, en el principio del cuarto inning, Ciego de Ávila tomó el control de las acciones, al fabricar una carrera impulsada por Osvaldo Vázquez, con la cual explotó Martínez, quien dejó hombres en primera y segunda sin out. En su lugar entró el derecho César García.
El primer bateador enfrentado, Abdel Civil, se sacrificó en toque y envió los corredores a segunda y tercer, acto seguido Yorelvis Charles recibió boleto intencional, para llenar las bases.
Y llegó el turno de Valdés, que bateó elevado de sacrificio al jardín derecho y trajo la segunda carrera del inning, antes que García dominara a Raúl González para congelar las aspiraciones avileñas de anotar más veces.
El 2-0 parecía que daría una transfusión de coraje a los Tigres, sobre todo a su lanzador, pero los Alazanes tenían las ideas claras: la coronación llegaría hoy sí o sí.
En el cierre del cuarto capítulo, Casanova perdió su habilidad para tirar strikes y regaló tres bases por bolas consecutivas para llenar las bases, sin la sombra de un out. El pitcheo de los campeones defensores hacía aguas.
El mentor avileño, Roger Machado, decidió extraer a su abridor del montículo y envió al ruedo al diestro José Ángel García, líder de juegos salvados en la historia del béisbol cubano, pero inactivo desde el pasado día 9 de enero.
García entró mal y transfirió por boleto a Carlos Benítez, quien remolcó así la primera carrera granmense, pero a continuación obligó a Guillermo Avilés a batear para doble-play (L-C-1B) y dominó a Frank Camilo Morejón sin contratiempos para cerrar el inning con daños mínimos.
El 2-1 mantenía a Ciego de Ávila con opciones de victoria. El partido avanzó aceleradamente hasta el final del séptimo capítulo, cuando Granma logró empatar las acciones por sencillo impulsor de Céspedes, el único hombre del país que ha jugado todos los partidos de la temporada y los playoffs.
Acto seguido, en la parte alta del octavo inning, el manager granmense, Carlos Martí, cambió sus piezas: puso a su mejor relevista, el derecho Miguel Lahera, en sustitución de César García, de excelente actuación en la jornada. Era puro ajedrez el partido.
Y entonces llegó la sentencia.
José Ángel García perdió el control en el principio del octavo episodio y regaló tres bases por bolas al hilo, para llenar las bases y dejar la escena lista para Avilés, quien llevaba un doble, un triple y tres cuadrangulares y 12 impulsadas en los playoffs.
Machado quitó a José Ángel y puso a Dachel Duquesne, el defenestrado abridor del juego del sábado (había explotado en el primer inning, sin sacar outs, además de haber admitido un hit, propinado un pelotazo y regalado dos boletos).
Y ganó Avilés. El inicialista de Granma disparó elevado de sacrificio a lo profundo del jardín izquierdo e impulsó desde tercera base a Alfredo Despaigne con la ventaja 3-2.
Del resto se encargó Lahera, quien cerró a todo tren el noveno inning, a pesar de tener problemas en una de sus piernas.
Finalmente, Lahera se llevó el triunfo, su segundo en la gran final. El derecho de 31 años tiró dos entradas sin admitir carreras ante la poderosa artillería de los campeones.
Además de Martí, con su exquisita dirección, los héroes de mayor envergadura en esta coronación inédita fueron Alfredo Despaigne, Carlos Benítez, Avilés, y los lanzadores Lázaro Blanco, Noelvis Entenza y Lahera.
Tras este triunfo inédito, los Alazanes representarán a Cuba en la Serie del Caribe, que se realizará en Culiacán, México, del 1 al 7 de febrero.

No comments:

Post a Comment