Thursday, January 5, 2017

EL FRACASO DE OBAMA CON CUBA




 


Por Carlos Vilchez Navamuel
5 de enero, 2017
Como se recordará, el 17 de noviembre del 2014 Obama anunció con bombos y platillos la normalización de las relaciones diplomáticas en ambos países y la reapertura de embajadas en las respectivas capitales, aunque el embargo continuaba y sigue vigente.
El tiempo pasa y los intentos del presidente saliente de los EEUU, Barack Obama, por tratar de cambiar la política de Washington hacia la Habana han fracasado, Clinton no ganó las elecciones y Trump no seguirá dándole al gobierno cubano más concesiones sin obtener nada a cambio.
El periódico norteamericano The Washington Post calificó en febrero pasado de “fracaso” la política de Obama hacia Cuba y se preguntaba en su editorial en ese momento: “¿Puede un régimen autoritario convertirse en una democracia por sí mismo? “La apertura del presidente Obama hacia Cuba parece estar fallando en alcanzar sus metas declaradas”, dice TWP. Una de ellas, “la esperada explosión de la empresa individual, tampoco se ha materializado”. “Lo que es más evidente en este último año”, añade el importante diario, “es que los hermanos Castro están previniendo efectivamente un cambio real” en la Isla, mientras “la única respuesta del presidente (Obama) ha sido más concesiones unilaterales, además de hablar sobre visitar la Isla antes de que abandone la oficina (presidencial
En ese momento el TWP destacó el fracaso apuntando las principales fallas del gobierno norteamericano y las señaló así: 1) Obama no condicionó el mejoramiento de los derechos humanos en la apertura con Cuba. 2) La isla sufre aún de una de las tasas de conectividad a Internet más bajas del planeta. 3) El régimen cubano mantiene un control de la economía, incluido el turismo y que los beneficios del aumento del 50% de visitantes estadounidenses están siendo aprovechados por el yerno del presidente Raúl Castro. 4) La política de Obama tampoco produjo el esperado aumento de la actividad empresarial, sino por el contrario se han registrado una caída en el número de personas auto empleadas.
Un reciente artículo del escritor y analista político, Carlos Alberto Montaner nos dice que “Barack Obama trató de cambiar la política de Washington hacia La Habana y fracasó. En primer término, porque, como se demostró en las elecciones pasadas, los electores cubano-americanos prefirieron claramente a los políticos de “línea dura” que rechazaban esos cambios si el gobierno de Raúl Castro no daba señales de iniciar una suerte creíble de transición. Pero fracasó, además, porque Fidel y Raúl Castro no aprovecharon la mano tendida por Obama para abrir la sociedad cubana y reiteraron la consabida lealtad a las ideas comunistas, algo que lamentan muchos de sus partidarios, aunque no tengan cómo expresarlo.
Montaner añade “Los Castro, interpretaron el cambio de actitud de la Casa Blanca como la rendición de un viejo enemigo contra el que continuarían combatiendo en todos los frentes, junto a Corea del Norte, Irán, Venezuela, Rusia o China, porque, para ellos, Estados Unidos seguía siendo la encarnación del mal capitalista”.
Así las cosas los habitantes de la isla caribeña seguirán viviendo en las mismas condiciones o quizás su situación se deteriore aún más, el milagro estadounidense por ahora no llegará y con la crisis venezolana actual los gobernantes cubanos no podrán seguir “ordeñando la vaca” del sur que tanto les ha dado, los recortes del crudo hacia la isla se vienen realizando desde marzo del 2015.

No comments:

Post a Comment