Así juró como nuevo presidente de los Estados Unidos Donald Trump (AFP)
Así juró como nuevo presidente de los Estados Unidos Donald Trump (AFP)

El presidente Donald Trump, investido como el presidente número 45 de Estados Unidos, prometió "devolver el poder de Washington al pueblo", en un discurso en el que recalcó que su Gobierno seguirá reglas que tendrán en cuenta a "América primero".
Trump agradeció a los Obama por la gran ayuda en la transición, que calificó de "magnífica".
"Hoy devolvemos el poder de Washington a ustedes, el pueblo. Durante demasiado tiempo un pequeño grupo de políticos en el Capitolio ha amasado el poder mientras ustedes acarreaban con el coste. Washington florecía pero los ciudadanos no participaban de los mismos beneficios", un ataque al "establishment que se protege a sí mismo".
Insistió en que "durante mucho tiempo un pequeño grupo se repartió el poder mientras el pueblo "asumía el coste".
En la escalinata del Capitolio, Trump quiso poner distancia con ese establishment en un discurso que recordó a los de su campaña.
Consideró que "lo que realmente importa no es quién está en el poder sino si los ciudadanos controlan a los poderosos. Hoy los ciudadanos han vuelto a convertirse en los líderes de este país. Los hombres y mujeres olvidados de América no volverán a ser olvidados", insistió.
El magnate se refirió a una América llena de "crimen y bandas", a "carnicerías " que "se acaban hoy".
"Hoy solo miramos al futuro. Desde este momento, una nueva visión gobernará nuestra tierra. Desde este día, solo será "América primero". Cada decisión en comercio, impuestos, inmigración o asuntos exteriores, tendrá el objetivo de defender a los ciudadanos y trabajadores estadounidenses", argumentó.
Prometió seguir dos reglas básicas: comprar productos americanos y contratar a trabajadores americanos.
Dijo que si se "abre el corazón al patriotismo, no hay lugar para los prejuicios" y que no hay que temer porque están "protegidos por los grandes hombres y mujeres de las agencias de seguridad y, más importante aún, por Dios".
Aseguró también que unirá "al mundo civilizado contra el terrorismo islámico radical" y lo "erradicará completamente de la faz de la tierra".
"Nuestro país va a florecer de nuevo. Estamos en el nacimiento de un nuevo milenio que liberará la tierra de las desgracias de la enfermedad y dominaremos las industrias y la tecnología del mañana", añadió.
"Seamos negros, marrones o blancos, todos llevamos la misma sangre de patriotas. Todos disfrutamos de las mismas libertades y todos honramos la misma bandera", señaló quien durante su campaña atacó de forma directa a las minorías.
"Nunca volverán a ser ignorados. Sus voces y sus sueños van a definir el destino de Estados Unidos. Juntos vamos a hacer que América sea fuerte, rica, orgullosa, segura y, si, también, América será grande de nuevo", concluyó
Donald Trump, junto con su esposa y familia, el vicepresidente, Mike Pence, y miembros de su equipo habían iniciado al día de la investidura con la asistencia a un servicio religioso en una iglesia frente a la Casa Blanca, informó EFE.
El republicano Donald Trump juró este mediodía en Washington DC como nuevo presidente de los Estados Unidos y ejercerá sus funciones hasta enero de 2021. El ahora mandantario norteamericano asumió rodeado de su familia: la primera dama Melania Trump y sus hijos Donald Jr., Ivanka, Eric Trump, Tiffany y Barron William.
En el escenario montado en el Capitolio también se hicieron presentes senadores y representantes de ambas cámaras y de los dos partidos más representativos del país; ex presidentes como George W. Bush, Bill Clinton -junto a la ex candidata demócrata Hillary– y Jimmy Carter. A su lado se encontraba el ya saliente Barack Obama y la ex primera dama, Michelle, con quienes Trump compartió más temprano un tradicional té en la Casa Blanca.