Wednesday, January 4, 2017

CUBA, UNA NACION MARÍTIMA, NO PUEDE COMER PESCADO

 ICLEP-EL MAJADERO DE ARTEMISA-EDITORIAL:¿Por qué Pollo por Pescado?

Artemisa, 4 de enero, 2017
Esta es una de las interrogantes que más perturba la mente de los cubanos, mucha polémica razonable va y viene a lo largo del archipiélago, de boca en boca por todos los ciudadanos ¿Por qué Pollo por Pescado en las bodegas? ¿Por qué no hay pescado en las carnicerías?
Realmente, tanto la pregunta, como la respuesta a esta nece-sidad ausente durante años, provoca fuertes dolores de cabeza a la ciudadanía, debido que las autoridades tienen ante sí, un reto que nunca podrán cumplir: llevar variedades de pes-cado al alcance del bolsillo de las familias cubanas, a las carnicerías.
Sin embargo, respuestas para el problema, tienen sobradas, e incluso para confeccionarlas tienen a especialistas y asesores del invento, la manipulación y la mentira. “Que si no hay cobertura suficiente en la flota pesquera de alta mar o de arrastre; que si escasean la producción en la plataforma; que el turismo hay que priorizarlo” son infinitas la lista de respuestas. Y como siempre, el pueblo, el cubano, siempre queda relegado al rincón del olvido, debido que las prioridades e intereses gubernamentales siempre han sido otros.
Ahora, existe un detalle que pudiera servir de mucho para suplir esta deficiencia en el suministro de la imprescindible proteína, rica en fosforo. Todas las provincias tienen municipios donde existen asentamientos poblacionales de pescado-res, que han estado ahí por los años de los años, sin embargo “El Gobierno Revolucionario” los ha clasificado como pescadores deportivos, esto resulta hasta gracioso.
Mientras la familia presidencial, sale en sus lujosos yates a pescar donde se les antoje y lo que se les antoje sin restricción alguna, los hombres honestos, con manos callosas por el bregar del tiempo y lo difícil de la actividad, pescan migajas en deprimentes embarcaciones, sin suficiente libertad, aun cuando tienen que pagar impuestos, debido las grandes restricciones que las autoridades le aplican.
Actualmente, algo se ha logrado, precisamente con estos pescadores, los que se le han hecho contratos para que suministren los centros de comercio de productos del mar, pero es insuficiente, y por otro lado los precios en que estos tienen que vender al estado son míseros, comparados con los precios de venta al pueblo. Entonces surge una pregunta ¿Quién es el verdadero ladrón? ¿Quién le roba a quién?
Lo cierto es que nos tienen acorralados con la ya famosa “Clarea” que ha invadido los charcos y lagunas, de nuestro archipiélago, pero no a todos le gusta, aunque también surge la necesidad y derecho de variar la especie ¿Por qué no poder comer tranquilos, sin riesgo, un pescado fino o de nombre?
El problema es grave porque en su magnitud, afecta a millones de cubanos, y muy complejo para las autoridades, por-que tienen que abrirse y con lógica sienten miedo, debido que las riquezas permiten que los hombres adquieran mayor libertad. En cambio, los mandantes han fabricado su propio lema “El que nace para la peseta nunca podrá alcanzar llegar al peso”, es algo así como decir “Cuba sí, yanquis no”, “Almendrones sí, autos modernos no”, “Botas cañeras sí, Adidas no” “Camarón de ríos sí, langostas no” “Comunismo sí, libertad y democracia no”, “Pobreza y hambre sí, felicidad, prosperidad, riquezas no”.
Es por ello que nos planifican todo, y administran nuestra alimentación, nuestras vidas, para que el hambre nos tenga ocupados en busca de un plato de comida y no en buscar la libertad. Son estas, privaciones con demasiadas leyes sin justicia, con demasiadas injusticias por un desgobierno. Mientras, el pueblo continuara esperando su oportunidad de poder comer un buen pescado sin que este nos cause males esto-macales, o serias afectaciones al bolsillo.
Es una falta de respeto a todos los cubanos, vivimos rodeados por mar, que se nos venda pollo por pescado, mayor aún es el maltrato para con los pescadores que viven en los asen-tamientos pesqueros, que se les clasifique legalmente con carnet, como miembros de la asociación de pesca deportiva, y no se les permita plena libertad para poder pescar y vender sin intermediarios sus productos.
Este continúa siendo otro de los retos para el gobierno, aunque está clara su intención, ¡Poco o nada les interesa!, ahí está el ejemplo viviente de la playa y asentamiento pesquero de Majana, en Artemisa, hasta la historia han borrado de allí, todo se vuelve muela y promesas incumplidas. ¡Todos, los que no tenemos nombres ni padrinos, nacemos para el kilo, sin derechos y privados de llegar a la peseta!

No comments:

Post a Comment