Wednesday, December 21, 2016

MILITARES Y VECINOS PATRULLAN VENEZUELA PARA EVITAR SAQUEOS. REABREN FRONTERAS



Soldados frente a manifestantes en La Fría, Venezuela. 17 de diciembre de 2016. (REUTERS)
Soldados patrullaban el lunes las ciudades de Venezuela que vivieron disturbios y saqueos durante el fin de semana, y los vecinos resguardaban sus viviendas y comercios con barricadas voluntarias ante la ola de violencia desatada por una crisis de efectivo, informa Reuters.
Desde el viernes, centenares de habitantes salieron a las calles a manifestarse contra la medida gubernamental de sacar de circulación los billetes de 100 bolívares, los de mayor denominación, para sustituirlos por nuevos billetes y monedas.
Sin embargo, los nuevos medios de pago en efectivo aún no están disponibles. El presidente, Nicolás Maduro, dijo que un "sabotaje internacional" impidió el traslado desde el país donde fueron acuñados.
El mandatario responsabilizó a Estados Unidos y el sábado decidió extender la vigencia de los billetes actuales hasta enero de 2017.
El lunes las calles del país petrolero estaban en calma, y los disturbios habían cesado, según testigos y autoridades.
Pero las zonas residenciales de Ciudad Bolívar, capital del suroriental estado Bolívar, rico en recursos minerales, muchos aún temían la irrupción de sujetos armados.
"Prácticamente no dormimos, nos organizamos en brigadas, hicimos guardias y subimos a la azotea del edificio a vigilar", relató Rafael Hurtado, un habitante de la ciudad.
Según gremios de comerciantes, que aún evaluaban los costos de los daños, más de 350 tiendas fueron saqueadas desde el viernes.
La Organización de los Estados Americanos (OEA), a través de su secretaría general, expresó su solidaridad y apoyo con el pueblo de Venezuela, luego de los disturbios, e hizo un llamado a la calma.
"La Secretaría (...) insta en forma urgente al Gobierno de Venezuela y a los integrantes y facilitadores de las mesas de diálogo a alcanzar, con la premura que la situación amerita, los acuerdos efectivos que brinden soluciones en Venezuela", agregó la instancia en un comunicado tarde el lunes.
En Caracas, largas filas de personas rodeaban las sucursales bancarias para obtener nuevamente billetes de 100 bolívares, tras revertirse la medida de sacarlos de circulación.
Maduro anunció el 11 de diciembre la retirada de esos billetes y dio solo cinco días para que las personas los depositaran en sus bancos o canjearan por los nuevos medios de pago. Eso provocó largas filas en las entidades para poder recibir los nuevos, que nunca llegaron, lo cual desató las protestas.
El ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, dijo a periodistas el lunes que 405 personas fueron detenidas en todo el país, acusadas de encender la violencia.
"Para la protección del pueblo, se activa el estado Mayor de Orden Interno en Ciudad Bolívar", dijo Reverol tras reunirse con las autoridades de la entidad, refiriéndose al operativo de seguridad y patrulla.
La Fiscalía informó que investiga la muerte por disparos de tres personas, incluyendo un adolescente de 14 años en el estado Bolívar, uno de los más golpeados por el caos. La oposición llegó a reportar hasta cinco fallecidos en el área durante los disturbios, citando el recuento de un medio local, pero la agencia Reuters dijo que no pudo confirmarlo.
En la ciudad andina de La Fría, en el estado fronterizo colombo-venezolano de Táchira, las calles amanecieron llenas de escombros y restos de los productos saqueados.
Según datos de la gobernación, resultaron afectados unos 16 comercios en la pequeña ciudad agrícola, entre ellos ocho supermercados de propietarios chinos. Unas 30 personas fueron detenidas.
El Gobierno de Pekín dijo el lunes que evaluaba los daños causados a negocios gestionados en Venezuela por ciudadanos chinos, que fueron particularmente asediados.

Reabren paso peatonal fronterizo con Brasil

ACOMPAÑA CRÓNICA: BRASIL VENEZUELA - BRA08. PACARAIMA (BRASIL), 24/10/2016.- Fotografía del 21 de octubre de 2016, de un grupo de venezolanos llegando en la frontera en la ciudad de Pacaraima, una empobrecida y pequeña ciudad del norte de Brasil, que se ha convertido en uno de las últimos horizontes en que los venezolanos consiguen la comida y los productos básicos que escasean en su país. Según distintas fuentes consultadas por Efe en esta ciudad de la frontera entre Brasil y Venezuela, entre 1.000 y 1.500 venezolanos cruzan cada fin de semana la línea divisoria, compran alimentos y regresan a su país. EFE / Marcelo Sayão
Foto: Archivo EFE / Marcelo Sayão
 21 de dic, 2016
Venezuela reabrió este martes el paso fronterizo con Brasil, cerrado hace una semana debido a un colapso monetario en el vecino país, informó el gobierno brasileño.
AFP
“En función de negociaciones realizadas por medio de la Embajada de Brasil en Caracas, junto a la cancillería de Venezuela (…) las autoridades venezolanas liberaron hoy la frontera para el tránsito de peatones”, dijo la cancillería brasileña en un comunicado enviado a la AFP este martes.
La carretera que une la ciudad venezolana de Santa Elena de Uairén con la localidad de Pacaraima, del lado brasileño, había sido cerrada la semana pasada para prevenir el contrabando de billetes de 100 bolívares, que el gobierno de Nicolás Maduro había sacado de circulación.
De acuerdo con la prensa local, unos 200 brasileños, en su mayoría turistas, habían sido impedidos de volver a Brasil durante el cierre fronterizo.
Ahora, los brasileños que quieran volver del país caribeño también pueden hacerlo en automóvil, todos los días a las 14 horas, informó la cancillería brasileña en su nota.
Los interesados en atravesar con su vehículo “deben buscar el viceconsulado en Santa Elena de Uairén para incluir, hasta las 13H00 (hora local), sus nombres en la lista para entregar a las autoridades venezolanas de la frontera”, añadió.
Brasil, a través de los estados de Amazonas y Roraima (norte), tiene una frontera común de 2.200 kilómetros con Venezuela.
Maduro ordenó cerrar las fronteras con Colombia y Brasil el 12 de diciembre, alegando que “mafias” acaparaban papel moneda venezolano en el exterior para atacar a la economía del país, golpeada por una inflación de 475% según el FMI -la más alta del mundo- y una aguda escasez de alimentos básicos y medicinas.
El presidente venezolano había anulado la vigencia del billete de 100, pero dio marcha atrás tras violentas protestas y saqueos el fin de semana, a raíz de falta de efectivo, que dejaron al menos tres muertos. El sábado, prorrogó su vigencia hasta el próximo 2 de enero.
El paso peatonal en la frontera entre Venezuela y Colombia fue reabierto también este martes, después de una conversación telefónica entre Maduro y su par Juan Manuel Santos.
Tras la reapertura, miles de venezolanos cruzaron a Colombia en busca de alimentos, medicinas o para visitar a sus familiares por las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

No comments:

Post a Comment