Friday, December 2, 2016

LA MASONERIA CUBANA, ANTE LA MUERTE DEL TIRANO

LA MASONERIA CUBANA; DECLIVE DE VALORES

Resultado de imagen para fotos de la gran logia de cuba
Gustavo Pardo Valdés
2 de dic, 2016
Producto de la recientemente conocida noticia del fallecimiento del tirano cubano Fidel Castro, me pregunto: ¿Cómo reaccionarán ante este acontecimiento la alta jerarquía masónica cubana? La respuesta no ha de sorprender a los masones que hemos vivido el largo y tortuosos camino seguido por la Institución Masónica cubana a lo largo de las casi seis décadas quela opresión fidelo-comunista ha perdurado en Cuba.
Este acontecimiento ha conmovido hasta sus raíces a toda la nación cubana, mientras que en el exilio miles de cubanos, venezolanos y otros latinoamericanos expresan su satisfacción, alivio y la esperanza para que en Cuba se produzcan cambios políticos, económicos y sociales reales; dentro de la Isla, los cubanos simulan públicamente escenas de dolor.
Como masón me pregunto, ¿Cómo reaccionará la cúpula gobernante de la Masonería radicadas en la Isla?
Creo que esta pregunta se puede responder observando el profundo contraste existente entre la Institución radicada en Cuba y su homóloga residente en el exilio. Es significativo señalar que la legitimidad del movimiento masónico del exilio, se origina en la propia Gran Logia de Cuba de AL y AM, radicada en La Habana. Veamos.
En la noche de ayer me encontraba en una sesión ordinaria del Supremo Consejo del Grado 33 de la Lengua Española para el Sur de los EE UU[i]. En la apertura de los trabajos de este Alto Cuerpo, el IPH Gabriel Vieria Barceló[ii] recordó a los presentes el deber de “Combatir por Dios, por mi Patria, por el Honor y por los Principios Sagrados de la Orden”(…) más adelante, finaliza su alocución expresando “podemos comenzar nuestros trabajos e implorar a Dios para que nos ayude en la lucha y defensa por la justicia, de nuestros derechos”.[iii]
Efectivamente, la Masonería asienta sus principios en el tríptico Libertad, Igualdad y Fraternidad; cuyo fin ha de alcanzar por medio del estudio de de la Ciencia, la defensa y ejercicio de la Justicia y el Trabajo para la emancipar al género humano de toda tiranía.
Difiriendo de lo antes expuesto, he releído el articulo “Masonería en Cuba: “Escuela de ciudadanos”“, en el cual el periodista afirma “conversamos con Evaristo Gutiérrez, Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba (…) indicando a continuación “Él cuenta a la sección A Fondo de OnCuba, quiénes son los masones cubanos, como actúan y qué objetivos persiguen”.
Resultado de imagen para foto del gran maestro evarist gutierrez
Según Ravsberg, Evaristo Gutiérrez sostuvo  “La masonería busca hombres armados de una conducta cívica y una gran moral, personas que aun pensando diferente en los terrenos filosófico, religioso o político tienen un compromiso común que es trabajar por el bien de la humanidad. (…).
Como vemos, para caracterizar a los masones en general, el Gran Maestro se refiere a la “conducta cívica y una gran moral” que han de poseer los masones, lo cual es absolutamente cierto. No obstante, la pregunta es: ¿Qué se entiende en Cuba por civismo y moral?
A los delatores se les conoce por “ciudadanos cívicos”, la doble moral es el patrón de conducta para los cubanos y el robo, la corrupción y la prostitución, se les llama “luchar” o “resolver”.
Más adelante, Gutiérrez de refiere  a las razones por las cuales la Institución Masónica pudo continuar sus labores en Cuba a partir del establecimiento de la tiranía Castrista; señalando “En 1959 se mantiene el equilibrio porque la masonería había tenido un aval muy importante al servicio de la nación”; especificando. “Lógicamente hubo profundos cambios pero basados en el respeto mutuo y eso es lo que caracteriza a las relaciones actuales con el Estado cubano”.
Al referirse a la situación provocada en el país a partir de 1959, el ex Gran Maestro afirma ““Lógicamente hubo profundos cambios” (…) sin especificar en consistían dichos cambios. Naturalmente, Gutiérrez no se podía reseñar a la brutal interrupción de las libertades políticas, civiles y religiosas dictadas por el tirano Fidel Castro. Tampoco se refirió a la heroica resistencia perpetrada a la tiranía por amplios sectores de la población, y específicamente por los masones.
Sin embargo, Gutiérrez, a quien se le reconoce por sus limitaciones intelectuales, entre en un terreno sumamente movedizo cuando establece “Entre las normas de la masonería está que se debe respetar las leyes del país donde están sus logias. Conspiramos cuando vivíamos en un estado de vasallaje colonial pero hoy somos una República instituida, igual que la mayoría de los Estados”[iv].
imagenCiertamente, es absolutamente cierto y comprobada la participación de la Masonería durante las luchas contra el colonialismo español. Menos conocido es que el propio Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, IH Carlos M. Piñero del Cueto, tuvo una participación relevante en la lucha en contra de la dictadura batistiana; y que el propio edificio del Gran Templo sirvió de refugio a no pocos perseguidos políticos.
Al respecto, no debemos dejar de referirnos a la oposición patriótica que efectuaron muchos masones ante la tiranía de Castro; al respecto, corresponde mencionar la existencia de varias logias masónicas que efectuaban sus labores en el interior de las prisiones. Tal es el caso de la logia “Mártires de la Cabaña”. Así mismo, debemos mencionar el fusilamiento de masones como el VH Ambrosio Peñalver Laguna; la prisión de dos Grandes Maestros y de varios cientos de masones, entre los cuales figura el recientemente fallecido VH Aparicio Aparicio Paneque (E.P.D).
Por último, Gutiérrez afirma  “Creemos que es en la diversidad del pensamiento donde están las grandes soluciones. En un mundo de diálogo y respeto, los masones podemos aportar mucho porque siempre hemos vivido así”. Es decir, según Gutiérrez, en Cuba se respeta “la diversidad del pensamiento donde están las grandes soluciones”. ¿Puede imaginarse algo más alejado de la realidad?
Es conveniente recordar el artículo “La Gran Logia Masónica de Cuba: ¿un aliado de Castro?[v], en el cual el periodista independiente dice, “Según las declaraciones de Hernández Rico los grandes funcionarios de la masonería cubana poseen avales políticos en el gobierno y en el PCC. “Un claro ejemplo -precisa la fuente- es el actual Gran Maestro, Sr. Armando Basilio Barreto y Martínez, quien se desempeñó como jefe de auditorías del Banco Nacional de Cuba y realizó estudios de Derecho Diplomático”. Puede decirse lo mismo de otros Grandes Maestros.
Resultado de imagen para fotos de la gran logia de cubaSi analizamos cuidadosamente todo lo antes expuesto, ¿queda alguna duda de cuál será el proceder del actual Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, radicada en La Habana?
Contrastando con lo anterior, la Masonería exiliada posee un rico aval de persistente lucha por restaurar las libertades civiles, políticas e individuales en Cuba, y en cualquier otro lugar en el cual esos principios sean violados.
[i] Ultimo grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAYA).
[ii] Soberano Gran Comendador o Presidente del mismo. El titulo de Ilustre y Poderoso Hermano IPH se aplica a los miembros efectivos o de Numero del Cuerpo.
[iii] Para quienes no conozcan las interioridades de la Institución, es conveniente advertir que en todos los grados masónicos, la apertura de los trabajos se efectúa mediante una ceremonia ritual, en la cual se expone la esencia del grado.
[iv] Publicado por Fernando Ravsberg el 16 febrero, 2015 en http://oncubamagazine.com/a-fondo/masoneria-en-cuba-escuela-de-ciudadanos/

No comments:

Post a Comment