Saturday, December 17, 2016

CUBAZUELA, MÁS ALLÁ DEL NOMBRE

¿Se retoma el proyecto Cubazuela?

Los gobiernos de Cuba y Venezuela podrían concebir la unión política de ambos países
Cubanet
Orlando Freire Santana
La Habana, 17 de dic, 2016
En el contexto del 22 aniversario del primer encuentro entre Fidel Castro y Hugo Chávez, y el 12 cumpleaños de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha pronunciado un discurso en La Habana.
El mandatario comentó acerca de lo primero que hizo Chávez una vez que accedió a la presidencia de Venezuela en 1999. “Abrió sus brazos y dijo: Bueno, ahora llegó el momento Fidel, Cuba y Venezuela vamos juntos en la construcción de un solo proyecto, de una sola patria”.
Semejante aspiración geopolítica del entonces hombre fuerte de Caracas, más la dependencia cubana del petróleo de ese país, unidas a la incertidumbre que se creó en los momentos que siguieron a la salida de Fidel Castro del poder en 2006, llevaron a algunos analistas a vaticinar que se aproximaba una unión política entre Cuba y Venezuela. La República de Cubazuela podría emerger de un momento a otro.
Después de un tiempo en que no se habló mucho más del asunto, estas celebraciones que tuvieron lugar el pasado 14 de diciembre han reavivado el tema. Porque aunque el señor Maduro, en líneas generales, se refirió a la importancia de la integración en el seno del ALBA, hubo momentos en su discurso que parecían sugerir la unión de los dos países: “A 22 años de ese encuentro, de ese abrazo, nosotros tenemos que decir que hoy más que nunca tiene vigencia la fuerza que emanó de ese abrazo de amor y de encuentro histórico, hoy más que nunca tiene vigencia la necesidad de cerrar nuestros caminos solidarios, de unirnos”.
¿Y cuáles son las condiciones de hoy que, según Maduro, hacen necesaria la vigencia de aquel abrazo de amor entre Chávez y Fidel?  Pues no son otras que la inseguridad e incertidumbre que embargan a ambos gobiernos, y que los llevan a pensar que juntos podrían afrontar mejor las dificultades.
Además de la severa crisis económica que enfrenta, el rechazo que ha encontrado para su plena  inserción en el Mercosur debe de haber convencido al señor Maduro de que su régimen semitotalitario no tiene cabida en esquemas de integración donde primen la democracia y el Estado de Derecho, y que su mejor opción está en juntarse con el castrismo.
Los gobernantes cubanos, por su parte, contemplan con escepticismo la llegada del 2018, momento en que el gobernante Raúl Castro, según su propia declaración, dejará el poder. Algunos serían del criterio que una unión con Caracas podría ser la respuesta idónea ante semejante vacío.
Por supuesto que los cubanos de a pie tienen argumentos para oponerse a esa tentativa. Podrían remitirse al legado del Padre Félix Varela, ese precursor de las ideas independentistas.
En momentos en que Simón Bolívar concibió la idea de enviar expediciones a Cuba para expulsar a los españoles, o que otros separatistas nacionales sugerían unir la isla  a cualquier república americana con idéntico propósito anticolonialista, Varela apuntaba que “desearía ver a Cuba tan Isla en lo político como lo es en naturaleza”.

No comments:

Post a Comment