Las marineras eran espiadas por sus compañeros de barco
Las marineras eran espiadas por sus compañeros de barco
Ocho tripulantes de la fragata Almirante Lynch de la Armada de Chile fueron procesados por la Justicia Naval, acusados de instalar un sistema de cámaras ocultas para espiar a sus compañeras en la intimidad de sus dormitorios.
Según señalaron las fuentes, los uniformados, con grados desde marineros hasta sargentos, instalaron las cámaras en puntos estratégicamente seleccionados de los dormitorios del personal femenino de la fragata y luego compartieron las imágenes a través de un grupo de WhatsApp y otras redes sociales.
Las víctimas fueron seis mujeres con grados que iban desde marinero primero hasta sargento segundo, que fueron grabadas mientras estaban en ropa interior o desnudas en sus habitaciones.
Un noveno involucrado fue excluido del proceso tras demostrar que no sabía nada del asunto, mientras tres fueron procesados por incumplimiento de deberes militares, pues aunque no participaron en el espionaje, tenían conocimiento de éste y no lo denunciaron, como era su obligación.
Los otros cinco, de los que uno está detenido y los demás en libertad provisional, fueron procesados por vulnerar el artículo 161 letra A del Código Penal, que sanciona delitos que vulneran la intimidad de las personas.
La fragata Almirante Lynch
La fragata Almirante Lynch
El caso se destapó cuando otro tripulante del buque se enteró y dio cuenta de este a sus superiores, tras lo cual las víctimas decidieron continuar integradas a la tripulación de la fragata, según dijo a radio Cooperativa el comandante Leonardo Chávez, de la Dirección de Comunicaciones de la Armada.
"Lamentamos en nombre de la Armada de Chile esta situación. Es algo que nosotros rechazamos completamente. Les hemos dado todo el apoyo a las personas involucradas o afectadas y respetamos nuestro compromiso con el respeto a la privacidad, no sólo de las mujeres, sino de todos los miembros de la institución", indicó.
"En estos momentos está todo bajo una investigación administrativa. Este hecho fue denunciado por compañeros de las funcionarias afectadas, se siguió el proceso dentro de la línea de mando, fue informado el comandante y él puso esta información a disposición de la Fiscalía", explicó.
"Lo primero que hicimos fue desembarcar a los involucrados, que fueron detenidos inicialmente, y a las involucradas se les dio apoyo psicológico y se les ofreció la alternativa de desembarcar, pero ellas decidieron quedarse a bordo, porque obviamente entienden que es una cosa aislada y tuvieron todo el apoyo, como correspondía, del resto de sus compañeros", cerró.