Thursday, November 10, 2016

UNA GRAN ALEGRÍA


Buenos Aires


http://www.labotellaalmar.com/paginadeldia.php
09 de Noviembre del año 2016 -


http://www.labotellaalmar.com/paginadeldia.php
http://www.labotellaalmar.com/paginadeldia.php
UNA GRAN ALEGRÍA

Estoy muy contento, no sólo ni principalmente por el triunfo de Trump, que es una incógnita, sino por la rabia que les ha dado a todos los izquierdistas del mundo, incluyendo al Papa que había recomendado expresamente no votar por él en una insólita declaración realizada en plena campaña política de los EEUU.

Es una delicia leer las páginas y páginas en que "La Nación" y el "Clarín" por ejemplo, se lamentan por la inesperada victoria del nuevo Presidente norteamericano. No lo pueden creer y por poco auncian que el Apocalipsis está a las puertas, porque el mundo entero -según ellos- está horrorizado con lo ocurrido ayer en el gran país del Norte. Las Bolsas de todas partes cayeron a plomo, los profetas del mundo globalizado, abortista, ensoberbecido con sus continuas victorias, anunciando la desaparición del Bien de la faz de la tierra, derramando lágrimas de cocodrilo por los "refugiados" de los páises musulmanes (siempre que no sean cristianos perseguidos por esos mismos fanáticos del koran) pero gozando hipócritamente de su riqueza personal proveniente de las mil prebendas de sus poderosos cargos gubernamentales en casi todo el mundo occidental, de la prensa, de la edición de sus libros intragables, de  cátedras en las mejores Universidades del mundo y satisfacen su gusto perversos de aterrorizar a quienes se atrevan a "discriminarlos" por su homosexualismo práctico o aficionado y su satánico placer en matar niños por nacer, esos canallas hoy están de luto y por eso mismo, yo estoy de fiesta. El infierno no los consuela porque le han fallado. No consiguieron impedir que los infelices que sufrimos su tiranía hemos sentido un poco de brisa fresca sobre nuestras descalabradas esperanzas.  

El triunfo de un "challenger" (desafiante) del "establishment", navegando de bolina contra el huracán de la una prensa escrita, radial y televisiva soplando en contra es algo que no se esperaban y al ocurrir lo inesperado, que un "yanqui" común, colorado y robusto, lengua larga y francote, que "metió la pata" varias veces dando a la jauría de la prensa ocasiones fáciles para deningrarlo y publicar "encuestas" falsas que lo daban como perdedor, que mediante su reiteración parecían verosimiles, ocurrió, digo, que ese yanqui casi de caricatura, GANÓ la presidencia.

Como dije en el nro. 1433 de este periódico, del 3/11/2016, "no sé si Trump es sincero, no sé si tiene formación intelectual y coraje suficiente para cumplir el papel que propone, o sea, abatir el "establishment" que está destruyendo los EEUU y sirviendo de punta de lanza en la campaña mundial contra los restos de la civilización cristiana. Pero el discurso que les mando, que podrán oir pulsando el link que copio más abajo, es impecable y dice lo que hay que decir." (N: Todavía pueden verlo y oirlo si usan el "link" del nro. 1433 que menciono más arriba).

Ese discurso, que era su "leit motiv" de campaña "es el de un verdadero estadista y quisiera que los lectores de "La botella al mar" lo conozcan para ayudar con sus oraciones y en toda la medida de sus posibilidades a que el gran país del Norte salga de su actual postración y de las manos de los merxistoides inmorales como Obama y los Clinton."

Dios quiera que haya dicho la verdad, que el sea tan independiente de las fuerzas secretas y tan valiente como parece. Le espera una tarea hercúlea: desmontar la máquina totalitaria montada por los políticos profesionales de ambos partidos que se sientan en Washington, dar libertad a los buenos y aplicar la ley a los malos, y hacer que EEUU sea realmente la muralla de lo que resta de la civilización cristiana.

Para eso será necesario que se rodee de buenos asesores legales y políticos, gente buena, inteligente y de buena fe, que no le engañen. Que ellos suplan lo que falta a su corajudo desafío a la estructura masónica que domina a nuestro gran vecino del Norte. Él es un hombre de trabajo, no un intelectual y no puede reconocer todas las trampas que le tenderán los leguleyos y los traidores. Para eso necesita esa ayuda. Pero los intelectuales, sin la poderosa voluntad de Trump de hacer las cosas que dice querer hacer, no pueden nada.

Dios quiera que el nuevo Presidente sea como fue visto por las buenas gentes de los EEUU que habitan en el corazón del país. El mapa de los Estados que lo votaron así lo demuestra: son los Estdos Unidos profundos y las familias de exilados cubanos de Miami los que le dieron el triunfo, por las buenas razones.

Ahora sólo nos queda disfrutar este momento y rezar para que la Santísima Virgen, bajo la advocación de la Inmaculada Concepción, Patrona de los Estados Unidos, los proteja en esta grandiosa encrucijada. Son pocos los que saben que Ella tiene ese reconocimiento como Madre protectora. En 1792, el obispo de Baltimore, John Carroll, consagró a la recién nacida nación de los Estados Unidos a la protección de la Inmaculada Concepción y en 1847, el papa Pío IX formalizó dicho patronazo. Que Ella la auxilie ahora, pues lo necesita enormemente y recordando que está consagrada a su Inmaculada Concepción sesenta y dos años antes de que fuera declarada como dogma, o sea que esa nación es la piadosa precursora de tan excelsa definición. ¡Que eso le valga ante el trono de la Santísima Madre de Dios!

Cosme Beccar Varela    

No comments:

Post a Comment