Después de tanta expectativa comenzó la definición de la histórica elección en Estados Unidos. Donald Trump y Hillary Clinton buscan suceder en el cargo al presidente Barack Obama a partir de enero de 2017.
Mientras avanza el recuento de votos, el candidato republicano se impone en Pensilvania (20), Iowa (6), Utah (6), Carolina del Norte (15), Ohio (18), Texas (38), Montana (3), Carolina del Sur (9), Mississippi (6), Misuri (10), Kansas (6), Louisiana (8), Idaho (4), Indiana (11), Nebraska (5), Tennessee (11), Arkansas (6), Alabama (9), Kentucky (8), Dakota del Sur (3), Oklahoma (7), Dakota del Norte (3), Virginia Occidental (5), Wyoming (3) Florida (29), Georgia (16) alcanzando hasta el momento 266 votos del Colegio Electoral.
Clinton, en tanto, se impone en Maine (4), Nevada (6), Distrito de Columbia (3), Massachusetts (11), Vermont (3), Maryland (10), Hawaii (4), California (55), Nueva York (29), Illinois (20), Connecticut (7), Rhode Island (4), Nueva Jersey (14), Delaware (3), Oregon (7), Nuevo México (5), Colorado (9), Virginia (13), Washington (12) obteniendo así 218 votos del Colegio Electoral.
Los aspirantes necesitan sumar al menos 270 votos del Colegio Electoral para ganar la elección.
Clinton promete continuar y mejorar las políticas de Barack Obama. Trump promete hacer todo distinto de cómo lo viene haciendo el establishment político, aunque no haya quedado demasiado claro qué hará ni cómo.