Hillary Clinton y Donald Trump, en el primer debate presidencial (AFP)
El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no impulsará más investigaciones contra Hillary Clinton por el caso de sus correos electrónicos, como prometió durante la campaña electoral, según confirmó este martes su principal asesora de campaña.
"Pienso que cuando el presidente electo (…) dice inclusive antes de tomar del poder que no desea buscar la presentación de esos cargos, está mandando un mensaje fuerte, en tono y contenido" a sus colegas republicanos, señaló Kellyanne Conway durante una entrevista con la cadena MSNBC.
Según explicó la asesora, enjuiciar a Clinton no está entre las prioridades de Trump, quien el lunes anunció en un video que se encargará en primer lugar de la retirada del país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), así como a crear trabajos en el sector energético y a revisar los visados de los extranjeros que trabajan en el país.
También, Conway afirmó que Clinton "aún tiene que enfrentar el hecho de que la mayoría de los estadounidenses no la considera honesta o confiable". Sin embargo, opinó que "si Donald Trump puede ayudarla a cerrar esa herida, tal vez sea un buen paso" no insistir en una investigación.
Durante la campaña, Trump había generado consternación al anunciar que, de ser electo, instruiría la instalación de un fiscal especial para investigar el uso que Clinton hizo de un servidor privado de correos como secretaria de Estado y de su fundación Clinton.
"Si gano, instruiré a mi secretario de Justicia la designación de un fiscal especial para que analice tu situación. Nunca ha habido tantas mentiras", había dicho Trump, que incluso amenazó a Clinton con encarcelarla.
La retórica de Trump hizo que se torne común que sus simpatizantes coreen el lema "¡Enciérrenla!" cada que vez que se mencionaba el nombre de Hillary Clinton.
infobae