James Clapper anunció este jueves ante el Congreso su renuncia (AFP)
James Clapper, director de la Oficina de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, anunció este jueves ante el Congreso su renuncia y señaló que se siente "muy bien" con su decisión de abandonar el gobierno.
Clapper, cuya función es coordinar el trabajo de 17 agencias de inteligencia -como la Agencia Central de Inteligencia (CIA) o la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)-, dimitió después de seis años en el cargo.
Su renuncia es la primera de un alto cargo de seguridad de la administración del presidente, Barack Obama, tras la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones del pasado 8 de noviembre.
Al comienzo de la audiencia, Clapper aclaró que todavía le quedan "64 días" de trabajo, hasta que concluya el mandato de Obama en enero.
Clapper, de 75 años, ya había anticipado su intención de renunciar cuando concluyera la presidencia de Obama, tras unos 50 años de servicio y una carrera de más de cuatro décadas en los servicios de espionaje de Estados Unidos.
General retirado de la Fuerza Aérea, Clapper fue elegido por Obama en 2010 para dirigir la Oficina de Inteligencia Nacional.
Clapper fue director civil de la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial (NGA, por sus siglas en inglés), tras retirarse como general de dos estrellas de la Fuerza Aérea en 1995 despuésde 32 años de carrera.
Fue también ejecutivo de industrias durante seis años en tres compañías diferentes que el Pentágono describe como "enfocadas en la comunidad de inteligencia".