Monday, November 7, 2016

INFORME SOBRE CUBA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL

Cuba 2015/2016

A pesar de la creciente apertura de las relaciones diplomáticas, continuaban las fuertes restricciones de la libertad de expresión, asociación y circulación. Se tuvo noticia de miles de casos de hostigamiento y detenciones arbitrarias de personas críticas con el gobierno.
7 de nov, 2016

Información general

A lo largo del año se produjeron cambios significativos en las relaciones diplomáticas de Cuba. En abril, el presidente Castro se reunió con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama —la primera reunión entre los líderes de ambos países en casi 60 años— en la primera Cumbre de las Américas a la que asistía Cuba. En mayo, Estados Unidos sacó a Cuba de su lista de países patrocinadores del terrorismo internacional. Ambos países reabrieron sus respectivas embajadas y anunciaron su intención de restablecer relaciones diplomáticas.
A pesar de ello, el presidente Obama renovó en septiembre la Ley sobre Comercio con el Enemigo, que imponía sanciones económicas y financieras a Cuba. En octubre, por vigésimo cuarto año consecutivo, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en la que se pedía a Estados Unidos que levantara el embargo unilateral.
Al finalizar el año, Cuba no había ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos ni el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales —ambos firmados en febrero de 2008—, y tampoco el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Libertad de expresión y de asociación

Las personas críticas con el gobierno seguían siendo objeto de hostigamiento, “actos de repudio” (manifestaciones encabezadas por simpatizantes del gobierno en las que participaban agentes de los servicios de seguridad del Estado) y procesamientos penales por motivos políticos. El sistema judicial seguía estando bajo control político.
El gobierno seguía controlando el acceso a Internet y bloqueaba y filtraba sitios web, limitando el acceso a la información y las críticas al Estado. Según información facilitada por activistas, los teléfonos móviles no funcionaron durante la visita del papa en septiembre.

Detención y reclusión arbitrarias

Seguían conociéndose casos de personas críticas con el gobierno, incluidos periodistas y activistas de derechos humanos, que eran sometidas de forma habitual a arrestos arbitrarios y breves periodos de detención por ejercer su derecho a la libertad de expresión, asociación, reunión y circulación.
La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) documentó durante el año más de 8.600 detenciones, por motivos políticos, de opositores y opositoras del gobierno y activistas.
Según Granma, el periódico oficial del Partido Comunista, antes de la visita del Papa Francisco en septiembre, las autoridades anunciaron que liberarían a 3.522 presos, entre ellos a las personas de más de 60 años, los presos menores de 20 sin antecedentes penales, los enfermos crónicos y los extranjeros cuyos países hubieran accedido a repatriarlos.
Sin embargo, antes de la visita y en su transcurso, hubo activistas de derechos humanos y periodistas que denunciaron un aumento significativo de los arrestos y de los periodos breves de detención. Sólo en septiembre, la CCDHRN registró 882 detenciones arbitrarias, entre ellas las de tres activistas que al parecer se acercaron al Papa para hablar de temas relativos a los derechos humanos. Los tres se declararon en huelga de hambre mientras estuvieron bajo custodia.
Las simpatizantes y las integrantes de las Damas de Blanco, un grupo de mujeres que pedía la liberación de presos políticos y un aumento de las libertades, eran arrestadas y detenidas con asiduidad durante periodos de hasta 30 horas, según la CCDHRN; lo mismo sucedía con los miembros de la Unión Patriótica de Cuba, un grupo disidente. La finalidad de estas detenciones era impedir a los activistas acudir a las marchas que llevaban a cabo los domingos y evitar que protestaran.
El 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, la policía política detuvo a activistas, muchos de ellos en sus casas, para evitar que protestaran pacíficamente. También impidió a periodistas abandonar sus lugares de trabajo para informar sobre la noticia.

Presos y presas de conciencia

Las leyes que tipificaban los “desórdenes públicos”, el “desacato”, la “falta de respeto”, la “peligrosidad” y la “agresión” se utilizaban para procesar, o amenazar con procesar, por motivos políticos a opositores al gobierno.
En enero, las autoridades pusieron en libertad a cinco presos de conciencia, así como a un grupo de más de 50 personas que se creía que habían sido encarceladas por razones políticas. Estados Unidos había pedido su liberación como parte del acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos para “normalizar” sus relaciones.
Los días 7 y 8 de enero, los hermanos Vianco, Django y Alexeis Vargas Martín fueron excarcelados. Los tres habían sido detenidos en diciembre de 2012, y en junio de 2014 habían sido condenados a entre dos años y medio y cuatro años de prisión por “desórdenes públicos”. Al parecer, los presos de conciencia Iván Fernández Depestre y Emilio Planas Robert fueron puestos en libertad incondicional el 8 de enero. Ambos habían sido condenados a tres años y tres años y medio de prisión, respectivamente, por “peligrosidad”.1
El preso de conciencia Ciro Alexis Casanova Pérez quedó en libertad tras cumplir su condena en junio de 2015.2 Había sido declarado culpable de “desórdenes públicos” en diciembre de 2014 por manifestarse individualmente contra el gobierno en las calles de su ciudad natal, Placetas.
El grafitero Danilo Maldonado Machado, conocido como El Sexto, fue arrestado por agentes de la policía política en La Habana cuando viajaba en un taxi el 25 de diciembre de 2014. Transportaba dos cerdos con los nombres “Raúl” y “Fidel” pintados en el lomo, que tenía intención de soltar en un espectáculo artístico el día de Navidad. Fue acusado de “faltar el respeto a los líderes de la Revolución” pero no llegó a comparecer ante un tribunal. Quedó en libertad el 20 de octubre.

Escrutinio internacional

Cuba no permitía el acceso de Amnistía Internacional al país desde 1990.

No comments:

Post a Comment