Wednesday, November 30, 2016

FIDEL CASTRO Y HUGO CHÁVEZ, UNIDOS HASTA EN LA BRUJERÍA

 

Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York 
30 de nov,  2016
 La cúpula gobernante de Cuba, al adjudicarse como propia la exclusividad de los restos de Fidel Castro, ha levantado rumores que recorren la Isla y que aumentan con el correr de las horas. 
El pueblo especula que detrás de las ceremonias privadas del régimen de La Habana, se esconden ritos de santería, con extraños seguimientos a números cabalísticos, como lo son los 9 días de 
 duelo, decretados por la muerte de, Máximo Líder.
 
.Fidel Castro y Celia Sánchez
La santería no le fue ajena al Comandante. Celia Sánchez, su compañera en la Sierra Maestra y devota de Obatalá, le consiguió talismanes y fue la que lo inició en el sincretismo. 
 Cuando Castro llegó al poder en 1959, Sánchez siguió siendo su colaboradora más valiosa, aconsejándolo y trabajando junto a él hasta su muerte.  
Más tarde el propio Castro "se hizo hacer santo" en Guinea.
Un exmilitar que peleó en Angola comentó que allí respetaban a Castro y le rendian tributo "porque era la figura del hombre blanco y poderoso que tenía la fuerza de siete guerreros, y sería quien cambiaria al mundo con su poderio".
Los militares de su guardia personal sabían que hubo una época en que el Comandante tuvo un zoológico privado, con animales exóticos que traía de Africa y que eran sacrificados en rituales religiosos.
  HUGO CHÁVEZ
Fidel Castro aconsejó a su discípulo Hugo Chávez  que se hiciera santo, ceremonia se que llevó a cabo en La Habana,  según confidenció el ex ministro y ex amigo personal del mandatario venezolano, Raúl Baduel, actualmente en la cárcel militar de Ramo Verde.   
El santero cubano Carlos Valdés ratificó que el líder bolivariano se inició en la santería bajo el signo de Changó, en un ritual celebrado en La Habana en el 2010.
Varias investigaciones han revelado la obsesión del desaparecido presidente de Venezuela por consultar videntes, hacer sesiones de 'ouija' y practicar rituales de santería cubana. 
Miraflores fue el punto donde se realizaban las sesiones  y Marcos, una fuente en el palacio señaló que los 'babalawos' caminaban por los pasillos como por su casa, en sus batas blancas, mientras Chávez presidía sesiones de gabinete. 
Por su parte, el sacerdote católico José Palmar, denunció la existencia de un templo santero en los sótanos del palacio de Miraflores, donde se ofrendaban animales y se podían ver restos de aves y  caimanes, utilizados en las ceremonias, así como velones y ofrendas.
Los santeros cubanos fueron introducidos por Chávez en puestos clave en organismos y empresas para crear una red de espías, que obtenían información a través de sus labores como guías espirituales.
 El Presidente venezolano se entregó a la magia y el espiritismo al poco tiempo de asumir el poder en 1999 y los practicó  durante los casi 15 años en que estuvo en el poder. 


Chávez también practicó  rituales paleros, en la que se usan huesos de muertos. Su mayor obsesión fue poseer un hueso del prócer Simón Bolivar, en la creencia de obtener su fuerza y ser eterno en el mandato. 
Esto lo llevó a ordenar y participar en la exhumación de El Libertador, ceremonia que horrorizó a los. venezolanos y al mundo . Su posterior enfermedad y muerte fue vista por muchos como una maldición, " por haber roto la paz del espíritu de Bolívar y profanado una tumba sagrada".


NICOLAS MADURO
Maduro ha seguido fielmente los consejos de La Habana y practica la santería, junto a su mujer, Cilia Flores.
Fue fiel discípulo del gurú indio Sathya Sai Baba,  a quien visitaron en el 2005. 
Cuando el gurú murió en el 2011 de un ataque cardíaco a los 84 años, el parlamento venezolano, que era presidido por Maduro, declaró luto nacional.
Luego de la muerte de Hugo Chávez,  Maduro aseguró que éste se le aparecía  en la forma de «pajarito chiquitico»  que lo bendecía y lo aconsejaba, especialmente durante la campaña electoral.  Aseguró que Chávez puede hablar noches enteras, mientras él se sienta en su sepulcro, en El Cuartel de la Montaña".
Nicolás Maduro confía plenament en los santeros cubanos, que llegan en vuelos especiales desde Cuba y desembarcan, anónimamente, en aeropuertos militares de Caracas.
En su despacho hay algunos objetos que tienen, disimulados en su fondo, una pequeña cinta roja para alejar las malas vibraciones y espíritus.
Aseguran fuentes de Miraflores que Maduro  sigue el pie de la letra las directrices del régimen castrista y las de los santeros cubanos, para seguir así, manteniéndose en el poder.

No comments:

Post a Comment