Thursday, October 20, 2016

ACTUALIZAO ¿QUIÉN GANÓ EL TERCER Y ÚLTIMO DEBATE?

.Los primeros sondeos y editoriales consideran a Clinton la ganadora (AP)


El tercer y último debate presidencial entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump terminó el miércoles en Las Vegas y dejó una pregunta: ¿quién ganó?

20 de octubre, 2016


Tal fue la virulencia de las campaña y los debates que los candidatos ni se saludaron cuando terminó (Reuters)
Tal fue la virulencia de las campaña y los debates que los candidatos ni se saludaron cuando terminó (Reuters)
  Ambos candidatos declararon la victoria en el debate, citando sus propias fuentes cercanas.
Con el fin de la última chance entre ambos candidatos para argumentar, pelear y convencer, las miradas están puestas ahora en el 8 de noviembre cuando los estadounidenses acudan a las urnas tras una larga e inusualmente virulenta campaña para elegir a su nuevo presidente.
La tactica de vestir de blanco para impresionar, empleada por Hillary Clinton en el último debate ha sido usada en momentos clave por Josefina Vidal, negociadora en el proceso del deshielo entre Cuba y Estados Unidos.

Hillary y su falsa sonrisa
Por Herman Beals
La forzada sonrisa de Hillary Clinton en reacción a los constantes ataques de Donal Trump durante el tercer y final debate de la campaña presidencial estadounidense parece no haberle ayudado a la candidata demócrata.
Tal es asÍ, que el diario londinense Daily Mail se preguntó al dia siguiente si la falsa sonrisa podría costar la presidencia a la candidata, acosada por cada vez más frecuentes preguntas sobre su honradez y capacidad.
Las revelaciones sobre las acciones de la campaña de la señora Clinton por la publicación de miles de mensajes electróonicos intercambiados por sus asistentes y colaboradores, han dejado en claro que la esposa del ex presidente Bill Clinton no se detiene ante nada en su ambición por llegar a la Casa Blanca, donde su pasado como Primera Dama no es muy edificante.
Trump dedicó gran parte de sus intervenciones en el debate a refutar las afirmaciones de su oponente de que sus más de 30 años en la vida pública validan sus antecedentes para ser presidenta.
Trump reconoció la extensa trayectoria de su rival, pero en años, no en logros útiles para el país y los estadounidenses.
Todo ello, en medio de la falsa sonrisa de la candidata, vestida esta vez de blanco y con una muralla de maquillaje en la cara.
Indudablemente el tenso debate fue ganado por Trump, pero al final el billonario candidato republicano abrió, innecesariamente, un nuevo flanco de ataque para sus adversarios en la prensa al responder al moderador, Chris Wallace, que mantendría el suspenso sobre si aceptaría el resutado de las elecciones del 8 de noviembre que ha insistido, están manipuladas en su contra por sus adversarios y en especial la prensa.
Ese fue un regalo para sus detractores. Hoy los diarios, la televisón, las radioemisoras y los sitios de Internet destacaron constantemente esa respuesta; y por supuesto, dejaron de lado el hecho de que durante los 90 minutos del debate la señora Clinton sonrió constantemente, algunos dirían que idiota e infantilmente, a las verdades lanzadas en su cara para las cuales no tenía respuesta.

No comments:

Post a Comment