Friday, September 9, 2016

LOS JAMONES PATA NEGRA DEL “EMPERADOR”

y
JAMONESDEPATANEGRAENLADESPENSADEPUNTOCERO
Jamones de pata negra y otras “golosinas” en la despensa del “Emperador” en Punto Cero.
9 de sept, 2016
Desde mucho antes de proclamarse “emperador del archipiélago cubano” Fidel Castro  mostró sus sibaríticos hábitos alimenticios, según relatan sus amigos de  la época. Claro que siempre a costa del bolsillo de sus amigos y de los dueños de fondas y restaurantes a los que les pedía fiado y nunca pagaba. Cuando guardaba prisión en el Presidido Modelo de Isla de Pinos, después del asalto al Moncada,  son bien conocidas las comelatas que organizaba en su celda, con los alimentos que les llevaban sus amigos. 
Ahí están las cartas que le enviaba a su amigo de aquellos tiempos Luis Conte Agüero, relatándole los manjares que él mismo se preparaba, matando sus ocios de prisionero político privilegiado, como cocinero. 
Y una vez que logra el triunfo de la revolución destructora y su ascenso al poder omnímodo, su voráz apetito por los manjares mas exóticos y caros, se acentuó. Le hizo creer al pueblo cubano que ya todos eran iguales, pero claro, no les dijo, ni dejó que se enteraran, que él , su familia y su claque de esbirros, eran más iguales
Por eso, mientras el pueblo pasaba escasez y calamidades y se establecía la libreta de racionamiento, él establecía una línea directa de suministros desde España para le trajeran regularmente sus piernas del famoso, sabroso, y caro Jamón de Pata Negra, hecho con piernas de cerdo ibérico, críado exclusivamente con bellotas. Un alimento que las generaciones de cubanos nacidos después del triunfo de “la revolución” socialista, no saben ni que existe.
ALEJANDROCASTROCONSUESPOSAYDALIASOTODELVALLE 
Hace dos días no hemos enterado que aún en su lecho de muerte, sigue  reclamando su embarque de jamones de pata negra, y que en la embajada cubana de Madrid, se formó tremendo corre-corre la semana pasada, por que  el Coma Andante, les hizo llegar un raspapolvo mostrando su encabronamiento, porque le habían parado sus envios mensuales y exigía a gritos su embarque del mes de agosto. 
Aunque en la embajada se comentó que el instigador de todo fue su hijo Alejandro (que parece ser heredó el fino gusto del padre) quien llamó a la Embajada diciendo  que Fidel estaba echando candela y que todavía no se había muerto su padre y ya estaban (los de la embajada en España) queriendo racionar las “necesidades de la familia”. 
El embarque, como es natural,  no se hizo esperar  y ya a estas horas estarán Dalia, sus hijos y nietos disfrutando del jamón pata negra y de los chorizos Jabugo de Andalucía, que sabemos  acompañaron a los jamones, llegados a principios de  semana por Iberia.

No comments:

Post a Comment