Virgen de la Caridad del Cobre 
8 de sept, 2016
El día 8 de septiembre es el día de la Virgen de la Caridad del Cobre, la patrona de Cuba, título que recibió por l Papa Benedicto XV en el año 1916.
La historia de la Virgen de la Caridad del Cobre data de entre 1612 y 1613 cuando según los habitantes de Cuba su imagen apareció en la Bahía de Nipe. La virgen fue vista por tres esclavos que trabajaban en las minas de cobre y a estos esclavos se les quedo el nombre de los tres Juanes.
La Virgen fue Canonizada en 1936 después que en el 1915 un grupo de soldados enviaron una carta al Papa Benedicto XV pidiendo que proclamara Patrona de Cuba a la Virgen de la Caridad del Cobre. Desde entonces los cubanos han venerado a la Virgen de la Caridad del Cobre y pedido protección en la vida.
En la mitología Afro Cubana la Virgen de la Caridad del Cobre es conocida como Oshun.
En Miami los cubanos seguimos fieles a nuestras tradiciones y el 8 de septiembre se celebrara una misa donde todos los cubanos están invitados.
La misa será a las 6:30 PM en el BankUnited Center de la Universidad de Miami y se celebrará la llegada de la Virgen a Miami.

EL DIA DE LA VIRGEN MARIA SE CELEBRA CON FE EN TODO EL MUNDO 

Por qué se celebra el 8 el Día de la Virgen?

Desde 1854, cada 8 de diciembre se conmemora el Día de la Inmaculada Concepción de María. La importancia de esta fecha para los católicos, según el sacerdote Julio Pua, en declaraciones a Radio 10
Formalmente, el Día de la Inmaculada Concepción fue declarado el 8 de diciembre de 1854, por el Papa en ejercicio en este entonces, Pío Nono. Su Santidad, después de recibir peticiones de diversas universidades católicas de todo el mundo, se congregó en la iglesia más grande e imponente del mundo, la Basílica de San Pedro, en Roma (Italia) y realizó el anuncio:
“Declaramos que la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe", dijo ante más de 200 obispos y embajadores y miles de fieles presentes.

En ese momento, sonaron al unísono las 300 campanas de las torres de Roma y se echaron a volar miles de palomas mensajeras. Simultáneamente, en todos los templos católicos del mundo se celebraron grandes fiestas en honor de la Inmaculada Concepción.

“Hoy, la Iglesia contempla con gratitud y con asombro, las maravillas hechas por la Virgen María. La mujer a la que el pueblo cristiano aclama con las palabras de la antigua Antífona: “toda hermosa eres María, no hay en ti mancha de pecado original”, manifestó el sacerdote Julia Pua, en declaraciones a Radio 10.
“El Padre, desde su primera instancia la preserva del pecado original, preparándola para convertirla en la madre de su hijo. El Señor puso a María por encima de todas las demás criaturas, haciéndola la más humilde y la más servidora”, agregó Pua.

“La inmaculada es como el signo de la fidelidad de Dios, que no se rinde por el pecado del hombre. Por eso, hoy le pido a la Virgen que nos conceda la alegría de vivir bajo su mirada materna, con pureza y con santidad”, concluyó el sacerdote.