(AFP)
(AFP)
La segunda noche de protestas en Charlotte, Carolina del Norte, tras el tiroteo del martes en el que murió un afroamericano, aumentaron de intensidad y ya dejaron un herido de gravedad.

(AFP)
(AFP)
El hecho ocurrió alrededor de las 21,15 locales (las 22,15 argentinas). La persona fue transportada al hospital; en un primer momento, el jefe de la policía de Charlotte-Mecklenburg, Kerr Putney, había confirmado a la emisora Fox News la muerte del hombre. Esa información había sido difundida también a través de la cuenta oficial de la ciudad de Charlotte en Twitter.
Cerca de dos horas más tarde, sin embargo, esa información fue corregida por las mismas autoridades. El hombre estaría en terapia intensiva "en condiciones criticas", pero no muerto.
Aún se desconoce la exacta dinámica de los hechos y la identidad del herido.

(AP)
(AP)
La policía afirmó también que que se trató de un tiroteo entre civiles y que no hubo ningún oficial involucrado.

(Reuters)
(Reuters)
Más tarde el servicio medico de Charlotte, confirmó que dos personas más quedaron heridas.

(AP)
(AP)
Después de la muerte del hombre, la tensión entre manifestantes y policía siguió alta. Las fuerzas de seguridad usaron gas lacrimogeno y balas de goma para dispersar a la multitud.
La policía le pidió a los manifestantes -entre 100 y 150 personas, según un conteo de CNN– que se dispersaran, pero la gente se rehusó.

(AP)
(AP)

(AP)
(AP)
La policía confirmó que también siete agentes de la policía quedaron heridos y fueron trasladados para recibir atención medica.
El diario británico The Guardian definió la situación como oscilante entre un estado de "calma inquieta y actividad frenética", mientras la policía continuó a disparar gas lacrimógeno contra grupos aislados de manifestantes.

(Reuters)
(Reuters)
También, la alcaldesa dijo: "Sabemos que somos mejor de los que vimos está noche".
Más tarde, alrededor de las 23,30 locales, el gobernador de Carolina del Norte, Pat McCory, declaró el estado de emergencia y llamó a la Guardia Nacional para intentar calmar la situación en Charlotte.
"No podemos tolerar la violencia, no podemos tolerar la destrucción de la propiedad privada", djo McCroy en declaraciones con CNN. "Entiendo la preocupación. Entiendo la frustración. Pero nunca voy a respetar la violencia", añadió, en referencia a las protestas.
Solo alrededor de la una de la mañana, hora local, la situación pareció normalizarse definitivamente, como mostró un tuit del periodista de la emisora local NBC Charlotte, Mike Hanson.
INFOBAE