Friday, September 2, 2016

EL PEOR "CHISTE" DE LA HISTORIA

La cruel viñeta de Charlie Hebdo que despertó la furia de Italia

En Amatrice murieron 290 personas. La revista satírica graficó con un menú italiano los diferentes tipos de víctimas

“Sismo a la italiana”, la cruel viñeta de Charlie Hebdo dedicada al terremoto en Amatrice
“Sismo a la italiana”, la cruel viñeta de Charlie Hebdo dedicada al terremoto en Amatrice
Miles de italianos están arrepentidos. En enero de 2015 se solidarizaron y fueron de los primeros en escribir "Je Suis Charlie Hebdo" luego de que un comando terrorista islámico irrumpiera en su redacción y provocara una masacre. Hoy quieren borrar esos mensajes de aliento. Fue luego de que esa publicación francesa realizara una cruel viñeta sobre el terremoto en el centro del país que se cobró la vida de 292 personas.
El epicentro se produjo en Amatrice, localidad que quedó bajo los escombros luego de que el pasado 24 de agosto un terremoto de 6.0 grados sacudiera sus estructuras. Todo fue dolor en Italia y el resto de los países se solidarizaron ofreciendo todo tipo de ayuda humanitaria.
Sin embargo, una semana después y cuando aún el dolor se vive en cada esquina de Ametrice, la revista satírica francesa Charlie Hebdo dedicó una viñeta humorística que despertó la furia de los italianos.
Bajo el título "Sismo a la italiana", el dibujo muestra a tres víctimas del terremoto como si fueran parte de un menú, según las heridas que padecieron durante el temblor. "Penne con salsa de tomate", grafica a un hombre con manchas de sangre por todo su cuerpo. "Penne gratinado", una mujer con la cara quemada. Y el más brutal de todos: "Lasagnas", donde puede distinguirse a cuatro italianos aplastados entre los escombros.
Irónicamente, el usuario Roberto Tolomeo indicó en su cuenta de Twitter: "No entiendo el francés. El significado de esta viñeta es 'je suis Amatrice', ¿verdad?".
---
París, 7 de enero de 2015. Dos terroristas, al grito de "Alá es grande", irrumpen en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo y a tiros de fusil asesinan a doce profesionales: redactores, dibujantes, diseñadores. Francia y el mundo entero estallan de indignación. Un grito se torna universal: "Todos somos Charlie Hebdo". La ola solidaria se extiende en marchas multitudinarias. Los editoriales se multiplican no sólo repudiando el atentado, sino esgrimiendo dos argumentos: la sagrada libertad de prensa consagrada universalmente por el Acta de Chapultepec, y la premisa de que el humor, la sátira, la crítica basada en aquello de "Castigat ridendo mores" (la eficacia de golpear desde la comicidad). En adelante y a partir de aquella matanza, Charlie Hebdo adquiere categoría de medio periodístico mártir: una bandera indiscutible.
Pero en su último número, y refiriéndose a la tragedia de los pequeños y antiguos pueblos italianos de Amatrice y sus vecinos contiguos, los heroicos humoristas de ayer se han convertido en despreciables personajes de hoy. Un dibujo titulado "Sismo a la italiana" muestra dos víctimas del terremoto, de grotesca figura para colmo. Uno está cubierto de tuco, el otro de queso derretido, y el dibujante los imagina como platos de un menú. Y peor aún, otras víctimas, acostadas y seguramente muertas a juzgar por sus posturas, aparecen  como parte de una enorme lasagna…
No hay excusa posible para semejante tropelía. Ni la libertad de prensa ni el humor. El dibujo es estúpido, canalla, gratuito. Sólo inspira repugnancia. Ira. E inmediatamente apela a la ola de dolor e indignación que produjo el atentado de aquel todavía cercano 7 de enero.
El mundo bienpensante, noble, moral, sigue siendo Charlie Hebdo, desde luego. El repudio permanece. Pero, al parecer  perdida súbitamente la memoria, Charlie Hebdo no es Amatrice, sus muertos, su desastre piedra sobre piedra, los siglos de historia borrados en segundos por un terremoto. Es, apenas y tristemente, un mal chiste. Acaso el peor de su historia. Y no menos olvidable que aquel día de sangre y fuego.
Y en caso de que suceda, de nada vale pedir perdón en la próxima edición.

No comments:

Post a Comment