Wednesday, September 7, 2016

CONVERSACIÓN CON EL DOBLE DE MADURO. EL VERDADERO RETIRA LA COMIDA A LOS QUE LE DIERON EL CACEROLAZO

El presidente y Diosdado Cabello llevan años advirtiendo de un plan magnicida




El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el jueves pasado. REUTERS
Caracas, 7 de sept, 2016c  
Varado en el aeropuerto de Panamá, he topado con quien alguna vez fue doble de Nicolás Maduro.
Su trabajo era desviar —o atraer; de estas cosas poco sé— el fuego franco de algún magnicida. El lector, ¡ni nadie, vamos!, está obligado a recordar cómo durante la VII Cumbre de las Américas, realizada aquí en Panamá, en 2015, los hombres del servicio de seguridad de Nicolás Maduro dispusieron una troupe de dobles del primer mandatario venezolano y su esposa, Cilia Flores, con el doble propósito de despistar a la prensa y hacerle la vida difícil a los magnicidas de los que venimos oyendo hablar desde los tiempos del Gran Charlatán de los Pueblos de América, el difuntísimo Hugo Chávez.
Yo aguardaba un vuelo retrasado y el doble de Maduro atendía un outlet de tabacos y licores en la zona de libre comercio del aeropuerto. ¿Cómo supe que alguna había sido doble de Maduro? Pues, muy sencillo, porque a su modo rechoncho y algo mayor y solo media pulgada menos alto que el original, es el vivo retrato del desdichado presidente venezolano a quien, hace poco, han correteado al son de cacerolas los habitantes de una pequeña villa miseria, en la Isla de Margarita, en la costa oriental de Venezuela. Le comenté, jovial y sin demasiado énfasis, si no le habían dicho nunca que es idéntico a Maduro.
"Seguro", respondió, y pillé un sonsonete cubano en su habla. Entonces, con el orgullo de quien dice, "yo fui ordenanza del Kaiser Guillermo II", me dijo que había sido uno de los 15 escogidos por el G2 para confundir a los enemigos del sucesor de Chávez en aquella ocasión.
"¿Ha dicho usted 15? ¿15 dobles de Nicolás Maduro?", exclamé, incrédulo.
"Como lo oye. Los 15, con nuestras respectivas Pimeras Combatientes, estábamos alojados en el mismo hotel, ese que está al frente del centro de convenciones Atlapa. La idea era salir, como por goteo, por la puerta del hotel, camino al centro comercial. Maduro, el verdadero, salía conduciendo él mismo una camioneta por la trasera del hotel".
Le pregunté si no le dio miedo que le arrearan un tiro de M-107, calibre .50, en la cabeza, desde alguna azotea situada lo menos a dos mil yardas de distancias.
Bajando la voz respondió, con un guiño: "Ni por un segundo". ¿Cómo podía estar tan seguro? Chávez y Maduro y Diosdado Ca bello llevan años advirtiendo de un plan magnicida: los EE UU han temido siempre que el ejemplo de la Revolución Bolivariana cunda en América Latina.
"¡No, chico! ¿Quién va a estar interesado en asesinar de un mameyazo calibre .50 a semejante cantamañanas?". Añadió que "esa bobera de los dobles era solo para darse pisto", pero en realidad el tipo nunca corrió peligro alguno. Me dijo que Maduro, tomándolo por un colombiano, compatriota suyo, le agenció papeles venezolanos con los que logró desertar del G2 y permanecer en Panamá.
En efecto, recordando aquella cumbre, Barack Obama se reunió a puerta cerrada con Maduro y eso dio un respiro de cinco minutos a los hombres de la CIA encargados de proteger en todo momento a Obama. ¿Qué podía ocurrirle a solas con un tipo como Maduro que tiene 10 dedos pulgares?
Pagué la botella, y me despedí pensando que al tipo que por poco linchan hace poco los habitantes de un poblado en Margarita no era un doble sino el mismísimo acorralado por los tiempos que dejará el poder más temprano que tarde.
Al desdichado Nicolás Maduro ya no le quedan ni siquiera dobles que echar a las fieras.



Maduro castiga sin bolsas de comida a los vecinos de Margarita por su cacerolada




El confundador de Podemos Alfredo Serrano es el ideólogo del sistema de reparto de alimentos del régimen chavista
Un simpatizante del gobierno chavista muestra su apoyo a los Clap el pasado junio 
Un simpatizante del gobierno chavista muestra su apoyo a los Clap el pasado junio - EfeLudmila Vinogradoff Corresponsal En Caracas 
Caracas, 7 de sept, 2016
La cacerolada con que los vecinos de Isla Margarita recibieron a Nicolás Maduro el pasado viernes les estña costando muy caro. No solo ha sido arrestado el abogado y editor Braulio Jatar por difundir la noticia en su portal Reporte Confidencial, sino también se han tomado represalias contra los vecinos de Villa Rosa -el sector del estado isleño de Nueva Esparta donde tuvo lugar la protesta-.
Entre ellas la suspensión de la entrega de la bolsa de comida que reparte el gobierno a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).
Este sistema de distribución a la población de alimentos de primera necesidad se implantó supuestamente para combatir a los llamados «bachaqueros», que compraban productos a precios regulados y los vendían a un precio mucho mayor.
El español Alfredo Serrano Mancilla, uno de los profesores universitarios que contribuyó a la gestación de Podemos, ha tenido un papel decisivo en este operativo, que está bajo la responsabilidad de Rodolfo Marco Torres, ministro de Alimentación. Mancilla fue designado miembro del Comando de Abastecimiento Soberano, según la Gaceta Oficial.
El diputado José Manuel Olivares ha denunciado que el gobernador del estado de Nueva Esparta, el general Carlos Mata Figueroa, ordenó interrumpir la entrega de bolsas con productos básicos por los Clap en el sector.
«Maduristas dicen que lo que ocurrió en VillaRosa es falso, pero el gobernador Mata Figueroa mandó a suspender los Clap como represalia. Revocatorio ya», escribió en Twitter.
La denuncia de este diputado ocurre dos días después de que los habitantes de Villa Rosa, un antiguo feudo chavista, protestaran con sus utensilios de cocina ante el propio presidente Nicolás Maduro, cuando caminaba por las calles.
El episodio tuvo lugar al día siguiente de la «Toma de Caracas», la marcha en que un millón de personas exigieron una fecha para el referéndum revocatorio del presidente venezolano.Mata Figueroa fue quien divulgó por Twitter la visita de Maduro a Villa Rosa para entregar unas viviendas remodeladas el pasado viernes para que acudiera más gente.
Pero no tomó en cuenta el alto rechazo que genera Maduro en la actualidad entre la ciudadanía, de modo que en lugar de recibir una calurosa bienvenida se encontró con decenas de vecinos que le abucheaban y hacían sonar sus cacerolas para expresar su indignación.
«Ahora no les darán más las bolsas de los Clap hasta que investiguemos lo que ocurrió», habría ordenado el militar que gobierna Nueva Esparta.
Una isla bajo una grave escasez
Isla Margarita ha sufrido de forma especial los embates de la escasez de alimentos y medicamentos que sufre el país. El ferry que comunica la isla con el continente fue expropiado por Hugo Chávez y su funcionamiento se ha resentido, de modo que hay graves problemas para el suministro de los productos básicos.
Villa Rosa es un ejemplo del papel que los militares asumen en el reparto de productos básicos como el pollo, aceite, huevos, caraotas (frijoles), harina de maíz, margarina, dentífrico, pañales, papel higiénico y otros.
La semana pasada, el ministro de Defensa y jefe de la Gran Misión Abastecimiento Soberano y Seguro, Vladimir Padrino López, informó que asignaría a un general en jefe o almirante para cada grupo de alimentos.
El propio Alfredo Serrano Mancilla ha elaborado la lista de 18 jefes militares que ha sugerido el ministro Padrino López para fiscalizar la producción, distribución y comercialización de productos en el plan de Maduro para combatir la severa escasez en el país.
Se ha asignado militares de alto rango para alimentos como el aceite, el azúcar, el café, los frijoles, el maíz amarillo y la harina de maíz con la que se hacen las tradicionales arepas venezolanas. También para lácteos, margarina, trigo y torta y frijol de soja, así como el bovino, el porcino y la pesca.
Pero las designaciones no se limitaron a los alimentos. El general Manuel Vera Boada fue asignado jefe para el papel higiénico, toallas sanitarias y pañales desechables. Otro general, Fernando Prieto, por su parte, estará al frente del detergente, el jabón de baño, el champú, la crema dentrífica y el desodorante, mientras que el sector farmacéutico estará bajo las órdenes del general de División Juan Rivas Rojas.

No comments:

Post a Comment