Monday, August 29, 2016

LOS PADRES CUBANOS ANTE EL ETERNO PROBLEMA DE LOS UNIFORMES ESCOLARES

ICLEP-CIMARRÓN DE MAYABEQUE: Sin tallas de uniformes para niños pequeños.

datauri-file
Cola para comprar uniformesescolares
Texto y foto: Osniel Carmona Breijo.
Mayabeque, 29 de agosto, 2016
En toda la provincia se inició la venta de uniformes escolares para el curso 2016-17. El panorama no es diferente al de años anteriores, densas colas, padres visiblemente molestos, reflejan la insatisfacción de los padres ante la escasa variedad en los surtidos.
Marina Fons Tornés, dependienta de un Mercado de Artículos Industriales y de Servicios (MAIS) en el municipio San Josa las Lajas, sitio donde se expenden uniformes, comunica que las principales quejas giran en torno a las dificultades de los clientes para adquirir las tallas exactas, específicamente las pequeñas. “El abastecimiento se está realizando de manera escalonada, y con tallas generalmente grandes.
Cuando la gente viene buscando para niños de primaria nada de lo que hay les sirven. Esto genera un efecto similar al desabasto porque tienen que recorrer la provincia para comprar la talla que necesitan”, expresó Fons. Leticia Álvarez Pedroso, vecina del reparto Jamaica no ha conseguido comprar la ropa que usará su hijo en la etapa preescolar del año entrante, en los siete MAIS que visitó durante los últimos días en los municipios de San José de las Lajas, Batabanó y Quivicán, los uniformes en venta tenían una talla superior a la diez, cuando su hijo requiere como máximo una talla seis. Además, refiere que a pesar de los problemas con el abastecimiento de este producto de fabricación cubana, para poder comprar en otro municipio los administrativos de los MAIS exigen una autorización en los cupones de asignación por parte de las direcciones municipales hacia donde se desplaza el cliente.
“Cuando llegas allí prácticamente hay que rogar para que te den la dichosa firma, como si uno tuviera la culpa de que en tú municipio no existan tallas para niños chiquitos”, explica Álvarez. Aliuska Hinojosa, es una madre en las mismas circunstancias, indica que si no “aparecen” las tallas en falta como opción final tendrán que desplazarse a la capital, donde las tiendas venden uniformes de todos los tamaños. “En La Habana sacas el billete y resuelves enseguida, por fuera todo aparece”.

No comments:

Post a Comment