Saturday, August 20, 2016

LAS VOCES DE LOS MUERTOS



Las voces de los muertos, un libro sobre la desaparición del exilio histórico cubano


El poeta Orlando González Esteva.
El poeta Orlando González Esteva.

Las voces de los muertos, una elegía dedicada por el poeta Orlando González Esteva a los cubanos que salieron al exilio siendo jóvenes y han envejecido, enfermado, muerto y aún mueren soñando con un destino mejor para su patria.
En el poemario de 56 páginas, publicado por la  editorial española La Isla de Siltolá, González Esteva rastrea en la decrepitud, la soledad, la extrañeza creciente, la pérdida de la memoria, los asilos, los hospitales y la desesperanza final que aflora entre los miles de compatriotas suyos que han terminado sus días en el exilio sin retornar a Cuba.
Una crónica personal de la desaparición del exilio histórico cubano, según palabras de su propio autor.
El cementerio que un día
“El cementerio que un día/ fue parte de la ciudad/ hoy la abarca, es la ciudad,/ y abarca también el día/ que esperaste y todavía/ esperas”, manifiesta el poema que abre el libro en referencia al Cementerio Woodlawn Park, ubicado en la Calle Ocho de la Pequeña Habana y donde yacen los restos de prominentes personalidades cubanas.
González Esteva afirma que su libro es fruto de “una experiencia colectiva del exilio”.
“El hombre rehúsa morir y lejos de salvarse muere más. La vida que se agencia luego de sobreponerse a reiterados percances de salud y ser testigo de la acelerada desaparición de los suyos acaba revelándosele un deceso por entregas, y la entrega final, el clímax de un vértigo”, escribió el poeta.
González Esteva reside en Miami desde 1965.
“He sido testigo de la aparición de varias ediciones de Miami, ninguna exacta a la anterior”,  declaró hace unos meses el poeta en una entrevista.  “Y en lo que a la comunidad cubana se refiere, he visto a la ciudad degradarse, incapaz de permanecer a salvo de la degradación que ha sufrido y sufre la propia Cuba”.
El ocaso de las sombras
La poesía de González Esteva fue elogiada por el célebre ensayista y poeta mexicano Octavio Paz, quien fuera cercano amigo del cubano. “Usted ha convertido la crueldad de nuestro destino en una pirueta heroica y así ha hecho vida de la muerte”, escribió Paz del poemario Fosa común (1996).
“La poesía bien pensada y bien escrita sigue siendo el género en que el duelo se expresa sin los riesgos de la demagogia. Sobre todo, si se trata del duelo de un exilio, es decir, de una pérdida que se superpone a otra”, escribió en su blog el historiador y crítico Rafael Rojas. “La muerte de los exiliados es la desaparición de los ausentes, la borradura de los borrados, el ocaso de las sombras. El exiliado muerto, más que un fantasma o un espectro, es un vivo que habita un cementerio sin fin”.
González Esteva (Palma Soriano, Oriente, 1952) ha publicado, entre otros libros, Mañas de la poesía, Elogio del garabato, Escrito para borrar, Fosa común, Cuerpos en bandeja, La noche y los suyos, Los ojos de Adán y Animal que escribe: el arca de José Martí.
En 2008, el Fondo de Cultura Económica de México publicó ¿Qué edad cumple la luz esta mañana?, una amplia selección de su obra en verso y en prosa.
Café Fuerte

No comments:

Post a Comment