Beyoncé reivindicó este domingo su corona de reina absoluta del pop en los MTV Video Music Awards (VMA), donde se llevó cinco galardones, incluido el de mejor video, y protagonizó la actuación más espectacular de la noche.
La cantante estadounidense, en medio de la gira más exitosa de su carrera, confirmó su gran año y brilló por encima del resto de estrellas reunidas en el Madison Square Garden de Nueva York.
Lo hizo ya desde la alfombra roja, por la que desfiló junto a su hija Blue Ivy enfundada en un espectacular vestido, pero sobre todo cuando se subió al escenario para interpretar de un tirón varios temas de su último álbum, "Lemonade".

Beyonce llega a la ceremonia (Reuters)
Beyonce llega a la ceremonia (Reuters)
Con una producción cuidada al máximo, espectaculares efectos visuales, cambios de vestuario y por momentos un aire de teatro de vanguardia, Beyoncé fue enlazando canciones como "Hold Up", "Sorry" o su gran éxito "Formation" durante un show que duró más de quince minutos.