Friday, July 31, 2015

LA AMENAZA DE LAS LLUVIAS EN LA CAPITAL CUBANA

ICLEP-AMANECER HABANERO.EDITORIAL: En varios barrios de esta capital, la amenaza de lluvias implica también, para muchos de sus habitantes, amenaza de derrumbe en sus viviendas.

index
Foto Amanecer Habanero
La Habana, 31 de julio, 2015
La tormenta del pasado 29 de abril, y sus consecuencias, son un aviso de lo que pudiera suceder si la, recién iniciada, temporada ciclónica envía un huracán hacia La Habana. En distintas partes del mundo, fueron divulgadas imágenes que se captaron después del suceso. Los medios oficiales, por su parte, ocultaron los verdaderos estragos provocados por la tormenta.
En los barrios de Pueblo Nuevo, San Isidro, Jesús María y, también al oeste, en las zonas de El Fanguito y Rio
Quibύ, la población va tomando conciencia de estar abandonada a su suerte por las autoridades. Cada cual intenta crear su propio mecanismo de supervivencia a lo que parece inevitable. Porque, es un hecho probado, la infraestructura de la ciudad no está preparada para responder a una situación de extrema emergencia.
En los medios oficiales, no se habla de las tupiciones históricas en la red de alcantarillado. No se mencionan las pifias que, en ese aspecto, han padecido áreas como las de los alrededores del antiguo Mercado Único, la denominada Tribuna Anti imperialista del Malecón y la que engloba al Hospital de Centro Habana y aledaños.
Estas zonas poseen, desde la época anterior a 1959, tuberías soterradas con capacidad para evacuar las aguas y evitar inundaciones. Pero estas han sido abandonadas durante décadas. La falta de mantenimiento, y el fuerte aumento de la población, han colapsado los conductos. El resultado, son las constantes inundaciones que sufren estos, y otros sitios, ya sea por penetraciones del mar o lluvias.
La llamada Tormenta del Siglo, que azotó a la capital en marzo de 1993, es un ejemplo aleccionador, y no es el
único.
Todavía están frescas en la memoria, las imágenes de devastación que ofreció la segunda ciudad en importancia de Cuba, Santiago, luego del paso de un huracán. También las de Holguín, Banes y Baracoa. Los días y las semanas continúan pasando. Entramos en los meses de verano, que han sido el preámbulo de una fuerte actividad ciclónica en el área del caribe.
http://iclep.org/amanecer-habanero-25

No comments:

Post a Comment